Rusia enviara por primera vez un hombre a la Luna

Rusia enviará un equipo de astronautas a la Luna, 60 años después de que la misión Apolo de los Estados Unidos, pusiera fin a la carrera espacial soviético-estadounidense, cuando Neil Armstrong pisara por primera vez el asteroide natural de la Tierra.


Armstrong y Buzz Aldrin, Jr. cumplió la promesa de John F. Kennedy para llegar a la Luna a finales de la década, de aterrizar allí el 20 de julio de 1969, con Apolo de la NASA

Desde hace tiempo Moscú viene anunciando su ambicioso plan de exploración espacial a largo plazo, pero recientemente, según un documento filtrado de la agencia espacial rusa, Roskosmos, en un futuro cercano, una nave espacial tripulada llevará a cabo una serie de pruebas circunlunares con un posterior desembarco de los cosmonautas en la superficie de la Luna y su regreso a la Tierra en el año 2030 . Continuar leyendo “Rusia enviara por primera vez un hombre a la Luna”

Día 20 de julio de 1969: El Hombre en la Luna.

El 20 de julio de 1969 millones de hogares en todo el mundo presenciaron un hecho sin precedentes en la historia de la humanidad: la llegada del primer hombre a la Luna.

 

Imagen de la LunaSin embargo, y aunque resulte increíble, existen actualmente miles de personas que cuestionan la veracidad de dicho evento y lo consideran, poco menos que un gran montaje escénico creado por la milicia estadounidense con el único propósito de vencer a la Unión Soviética en la carrera espacial que en ese entonces los enfrentaba… [Leer Artículo Completo]

Más información en :  Asustados; Llegó realmente el hombre a la Luna

Llegó realmente el hombre a la luna?

Detrás de la Conquista del espacio se han ocultado numerosos intereses militares, económicos y políticos, para disputarse, entre otras cosas, la supremacía mundial entre rusos y americanos.

Antes de que el hombre viajara al espacio fueron probadas varias misiones cuyo destino era poner en órbita satélites artificiales capaces de orbitar alrededor de nuestro planeta. Pero otro sentido se guardaba detrás de esta incipiente “Conquista del espacio”, probar nuevos sistemas de propulsión de cohetes bélicos, cuyos motores de retro-reacción posteriormente pudieran ser utilizados en aeronáutica y otros sistemas que requiriesen propulsión energética. Alemania, que por aquel entonces contaba con los mejores ingenieros, técnicos y especialistas de aeronáutica y mecánica; La Unión Soviética que se había consolidado como una potencia, queriendo a toda costa demostrar al mundo su iniciativa y poder; Y la omnipoderosa Norteamérica eran las pioneras en estudiar las posibilidades que ofrecía el espacio… Y dentro de sus posibilidades, cada uno de estos países, por separado iniciaron proyectos con sus vistas puestas al Universo Desconocido…todavía. Alemania, tras el fracaso de la Segunda Guerra Mundial, vio como sus mejores hombres de ciencia se vendían al mejor postor, que en este caso, fueron los Estados Unidos y la URSS. Los restos de series de estos cohetes y de los sistemas de propulsión que tan orgulloso había hecho al ejército nazi, así como los documentos de investigación cayeron en manos de los americanos y los especialistas alemanes a cargo de Wernher Von Braun se pasaron a ellos. Los especialistas que se quedaron en el bloque comunista tuvieron una participación muy limitada en los proyectos espaciales. En 1952, Rusia, devolvió casi a todos estos técnicos, que no habían construido, ni supervisado ningún proyecto para los rusos. Al parecer el sumo secreto rodeaba cada proyecto soviético. Un secreto que dejaría de serlo para convertirse en la sorpresa que conmocionaría al mundo…El 4 de Octubre de 1957 se disparo a la órbita terrestre, a unos 950 Km. de altura, el Sputnik, una cápsula espacial de 58 cm de diámetro. Era el primer satélite espacial artificial de la Tierra, daba una vuelta al globo terráqueo cada 96 minutos. La extinta Unión Soviética había ganado esta carrera a los Estados Unidos de América. Muy lejos de la actualidad, dónde el poder del dólar “encajona” momentáneamente al herido gigante ruso.

Continuar leyendo “Llegó realmente el hombre a la luna?”