Grises de Orión: Los protagonistas en las abducciones

Una de las personas públicas que más información ha brindado sobre la vida extraterrestre es Alex Collier, he aquí posibles datos sobre quienes son y que intenciones tienen.

Los Grises de Orión Alex Collier, un supuesto contactado por seres de la constelación de Andrómeda (Zanaetanos), se ha caracterizado por difundir información detallada sobre distintas razas alienígenas. Los Grises son la raza más conocida dentro del campo de investigación Ovni, Collier dice que pertenecen a la cuarta densidad de la materia, se dice que riginalmente los Grises eran una especie similar a la humana que fue atacada y esclavizada por los Reptilianos del Grupo de Orión y de Alpha Draconis, otros dicen que fueron creados artificialmente como clones-esclavos de los Draconianos y que debido a la manipulación genética su raza actualmente consta de 2.000 seres de linaje original aproximadamente, todos los demás son clones de clones, ya que no pueden reproducirse sexualmente.

Los humanos jamás han podido negociar con ellos exitosamente, carecen de alma propia, en algunos casos son como una proyección mental de sus amos, y no experimentan la niñez sino que “nacen” siendo adultos, adoran el mundo físico y rechazan todo lo referente a espiritualidad, no han llegado a comprender el alma. Se les atribuye la extinción de tres razas y han participado en todas las guerras de coerción declaradas por los reptilianos. Las características físicas de los Grises varían casi sin diferenciarse unos de otros, es una forma de vida con base en el hidrógeno, al igual que sus amos.

Las características generales entre ellos son una pigmentación Grisácea, aunque en algunos casos se han reportado seres con tonalidad rojiza o café y en otros una tonalidad verdoza o amarillenta, sus cabezas son alargadas en forma de “pera invertida” con “ojos” grandes de color negro, en muchos casos se ha reportado la ausencia de nariz y boca, en otros hay presencia de nariz y boca demasiado pequeñas, la procedencia de estos seres reside principalmente en cuatro sistemas estelares: Orión, Bellatrix, Rigel y Zeta Reticuli, su estatura promedio varía entre 1.40mts y 1.60mts, se habla también de Grises provenientes del Grupo de Orión de una estatura al rededor de los dos mts,estos mismos, con brazos y piernas proporcionalmente mas largos a los de su cuerpo, tienen una actitud hacia los humanos malevolente, son Hostiles y Agresivos, estos seres no tienen buenas intenciones con los humanos, Alex Collier afirma que nos han manipulado genéticamente alterando nuestro ADN desde el principio de nuestra historia y que creen que algún día las razas “indignas” serán exterminadas, serían los responsables de las abducciones, parece que
intentan cruzar sus genes con la raza humana para crear una raza híbrida.

Autor: Gabriel López

Las Pleyades

El cúmulo estelar de las Pléyades (Palomas, en griego) se encuentra a 440 años luz de nosotros y cuenta con unas 500 estrellas blanco azuladas, grandes , otras gigantes rojas, otras enanas blancas y marrones en un frente de 12 años luz.

Como se ha podido estudiar, es un conjunto de estrellas que se ha formado conjuntamente por la intersección de polvo estelar y gases viajeros con este sector de nuestra Vía Láctea. (En estos momentos, otra nube de polvo y gases está interactuando con nuestra constelación de la que se formara seguramente otro cúmulo estelar).

El nacimiento de estas estrellas es muy reciente, Recién en la Tierra nacían dinosaurios, se
calcula en poco más de 100 millones de años. Las estrellas enanas blancas, no son de la serie principal, sino que han sido estrellas dobles, una de ellas transfiere masa a la otra y provocó una temprana explosión (nova) – estas enanas blancas son el resultado de esas masivas estrellas tempranamente explotadas-. Como vemos, ninguna de estas estrellas ha podido generar vida inteligente en tan poco tiempo. En realidad, posiblemente no han tenido tiempo para generar ningún tipo de vida, de existir planetas rocosos “terráqueos”.

Ni siquiera sus estrellas pueden colocarse dentro de las más aptas para sostener la vida. Las
azul blanquecinas son demasiadas poderosas fuentes de radiación, tal que se ven a simple vista y son las conocidas desde la antigüedad: Taygeta, Pleione, Merope, Maia, Electra, Celaeno, Atlas y Alcyone, las palomas, las hermanas, los cabritos, la serpiente, etc., según las nombraran cada pueblo. Las rojas, marrones y enanas blancas, por otros motivos, no serían lo mejor para generar vida y menos inteligente.

Por lo tanto, desde el saber akáshico, no nos sorprende, que en estos lugares solo existan bases de una raza muy antigua de homínidos, muy modificados, los llamados “grises”, provenientes de lugares más centrales de la galaxia. Desde allí desde hace un millón de años han radiado influencias hacia muchos sitios, entre ellos nuestra Tierra. Son seres de mucha inteligencia y habilidades, no se detienen ante nada para acrecentar sus necesidades de conocimiento y juego, no son éticos y se “trasvisten”, modificando su apariencia, para hacer “apariciones” milagrosas santurronas y/o maléficas, modificar la realidad cambiando la decoherencia de la misma y martirizando a la humanidad desde casi el advenimiento del hombre moderno. (Somos para ellos un gran circo romano).

Son en gran medida responsables del contenido de las religiones y la administración de justicia. Sus intervenciones causan generalmente grandes daños, pero siempre las hacen parecer obras de seres humanos “diabólicos”. Casi todo lo escrito sobre los “pleyanos” no son más que inspiraciones erróneas de estos seres, a los que es mejor tener lejos. Parece que los otros homínidos, más parecidos a nos y de civilizaciones más jóvenes se encargan de neutralizarlos desde hace algunos siglos, con resultados aún diversos.

Los que usualmente producen abducciones traumáticas, tienen bases orbitando sobre cuerpos rocosos en estrellas cercanas como la estrella de Barnard, enana rosada, a 5,8 años luz en la constelación de Ophiuchus, vieja estrella que nunca soportó vida inteligente propia y de la estrella Wolf, enana roja minúscula, a 7,8 años luz en la constelación de Leo, muy joven que tampoco tuvo vida inteligente propia.

Hay tanto para decir de estos seres y son cosas tan duras, que me tomaré un respiro, hasta
una nueva oportunidad….si la hay.

Contacto con extraterrestres; Humanoides, Hombres Grises y Zoomorfos.

El fenómeno OVNI comenzó a popularizarce en junio de 1947, cuando el cuando el piloto norteamericano Kenneth Arnold observó nueve extrañas naves voladoras en el estado de Washington. De inmediato, estos extraños objetos fueron bautizados por la opinión pública como “platillos voladores” o fenómenos Ovni (Objeto volador no identificado). La insistencia de los informes sobre las altísimas velocidades y la asombrosa maniobrabilidad de los objetos observados llevó inevitablemente a que testigos, prensa y público en general supusieran que se trataba de una intrusión en nuestro espacio aéreo de visitantes extraterrestres. Y como el comportamiento de dichos objetos sugería una tecnología superior, se planteó la pregunta: ¿Quien los tripula?.

Desde el episodio citado, comenzaron a producirse avistamientos de objetos voladores no identificados a lo largo y ancho de todo el mundo. Entre los más importantes, se encontraban testimonios de aterrizajes e incluso, algunos de ellos, hacían referencia a los entes que tripulaban éstas misteriosas naves.

A pesar de que la iniciativa por investigar el caso OVNI, fue tomada rápidamente por las Fuerzas Armadas de distintos países desarrollados, el interés por lo desconocido y la gran cantidad de avistamientos a nivel mundial, derivó en que cientos de aficionados comenzaran a recopilar información y crearan grupos organizados de trabajo con el objetivo de dar explicaciones al fenómeno. En alguno de estos grupos figuraban los franceses Aimé Michel y Jacques Vallée (quien actualmente vive y trabaja en Estados Unidos), Coral y Jim Lorenzen y su Aerial Phenomena Research Organization (APRO) de Arizona, Len Stringfield de Ohio, el National Investigations Committee on Aerial Phenomena (NICAP) de Washington DC, a cuyo frente figuraba el mayor Donald Keyhoe.

Ante la impresionante cantidad de pruebas recogidas por estos veteranos y otros investigadores, surge otro tema relacionado con los Ovnis: el de sus ocupantes. La forma, el tamaño, la apariencia y las actitudes de los pilotos en las versiones de los supuestos observadores son, con frecuencia, extraordinarios. Entre los miles de informes registrados no surge ni una sola imagen coherente acerca de su naturaleza e intenciones. Y, en ocasiones, estos extraterrestres han sido vistos sin que, aparentemente, les acompañara un Ovni.

Tipos de encuentro con extraterrestres:

En cualquier disciplina es posible, en virtud de los datos recopilados, categorizar y jerarquizar la información obteniendo parámetros que sirvan para agilizar la investigación en instancias posteriores.

En el informe “Humanoid Study Group”, Joseph Allan Hynek, del Center for UFO Studies, divide los encuentros de los humanos con ovnis o extraterrestres en cinco fases bien diferenciadas. Las fases son las siguientes:

  • Encuentros del primer tipo: Los extraterrestres son observados en el interior de un OVNI, ya sea a través de aperturas en su nave (puertas o ventanillas), o a través del fuselaje que se torna transparente.
  • Encuentros del segundo tipo: Esta fase se produce cuando los testigos describen como uno o varios extraterrestres entran y salen del OVNI. Suele ser el testimonio más habitual.
  • Encuentros del tercer tipo: En esta fase los testigos describen a los extraterrestres fuera del OVNI, sin que se les vea entrar o salir de la nave. Los testimonios deducen su asociación al OVNI dada la extraña apariencia de los personajes. A esto se le llama “asociación deducida”.
  • Encuentros del cuarto tipo: En este caso aunque no haya objeto alguno en las proximidades del lugar del encuentro con el extraterrestre, el testimonio lo asocia al fenómeno OVNI por razones culturales: la imagen le recuerda a las películas, a algún dibujo de un libro…Por eso recibe el nombre de “asociación supuesta”.
  • Encuentros del quinto tipo: En esta fase los testimonios describen su encuentro con un extraterrestres sin la proximidad de OVNI. Como ejemplo pondríamos al bigfoot, una criatura mitificada por los testigos, cuya vinculación al fenómeno OVNI no es del todo cierta.

Algunos de los testimonios más sorprendentes de encuentros con extraterrestres.

El Valle de la Muerte.

El 19 de agosto de 1949, en el Valle de la Muerte, en California, dos buscadores de minerales observaron lo que parecía el aterrizaje de emergencia de un platillo. Al acercarse, vieron a dos pequeños seres que salían del aparato y corrieron tras ellos hasta que se perdieron entre las dunas. Cuando los hombres volvieron al lugar del aterrizaje, el platillo había desaparecido.

Los hombres con traje de celofán.

El 18 de marzo de 1950, el estanciero argentino Wilfredo Arévalo vio un platillo “de aluminio” que se posaba en el suelo, mientras otro se mantenía en el aire a poca distancia. El objeto que aterrizó estaba rodeado de un vapor azul verdoso, y en su centro había una cabina transparente en la que Arévalo distinguió “cuatro hombres altos, bien formados, vestidos con ropa que parecía de celofán”. Cuando se dieron cuenta de que eran observados, enfocaron al estanciero con un rayo de luz, y entonces el platillo tomó un color azul más brillante, brotaron llamas de su base y se levantó del suelo. Los dos objetos desaparecieron rápidamente en dirección a la frontera con Chile.

Los encuentros de George Adamski.

En 1953 sucedió algo que conmocionó a los investigadores más rigurosos. Durante ese año un cierto George Adamski hizo su aparición en el mundo de los Ovnis con un libro cuyo coautor era Desmond Leslie: Flying saucers have landed (Los platillos volantes han aterrizado). En esta controvertida obra, Adamski afirmaba que había hablado con un ser de un platillo volante, y que había tomado fotos de la nave. El libro, que se transformó rápidamente en un best-seller, fue de gran utilidad para los investigadores -aunque éstos nunca lo admitirían-, pues hizo que miles de lectores casuales se interesaran por la ufología.

Clasificación de Extraterrestres según su fisonomía.

  • Humanoides: Seres casi idénticos a los humanos, pueden pasar desapercibidos entre nosotros. La característica de ésta tipología es Piel blanca, pálida o colorada, ojos claros, cabello rubio mayormente largo, contextura atlética, su estatura varía, pero en general son más altos que la media poblacional.
  • Hombres Grises: Estos son los alienígenas más conocidos, existen al menos 3 tipos diferentes: los de aproximadamente 1,5 m de estatura, que son los más numerosos, provienen del sistema estelar binario Zeta 2 de la constelación del Retículo. Los que miden alrededor de 2,20 m provienen de Orión, y los de 1 m de altura provienen de un sistema estelar cerca de Orión, llamado Bellatrax. Características: Piel grisácea, cabeza grande con forma de “pera” invertida, sin pelos, ojos grandes y negros, boca pequeña sin labios, casi no tienen nariz, orejas sin pabellón auricular, su cuerpo es delgado, sus brazos y dedos muy largos, se reproducen por clonación ya que su sistema reproductor ha sido dañado presumiblemente por radiaciones nocivas.
  • Zoomorfos: Son extraterrestres con formas de animales. Pueden tener cualidades y características pertenecientes a diferentes especies combinadas. También se incluye aquí a los reptilianos, son seres altamente avanzados pero negativos y hostiles hacia los humanos. Habitarían en un planetoide conducido por ellos y estarían en busca de un nuevo planeta donde vivir.

Fotos de extraterrestres.

Humanoides_Extraterrestres

La fotografía de la izquierda fue tomada en Máxico en la década del 50. En ella, se exibe un supuesto ser extraterrestre de escasa estatura, acompañado por dos agentes gubernamentales. El extraño ser de la imágen habría sido capturado unos días antes de tomar ésta fotografía y habría muerto a causa de los experimentos que con el realizaron.

Fotos_ExtraterrestresImpresionante fotografía de un humanoide y su nave tomada en el masizo de la Bermina, Italia en julio de 1952.