Fotografían a “la Muerte” en accidente de tránsito

El pasado 12 de Diciembre un accidente automovilístico registrado en el Periférico Luis Echeverría de la ciudad de Saltillo registró la muerte de una persona. Momentos después una persona toma una fotografía de la camioneta y registra una extraña imagen.

La Parca

Cerca de las 2 horas del día 12 de diciembre de 2015, una Jeep Liberty conducida por Aldo Rodríguez impactó contra una ballena divisora, con la misma fuerza golpeo la base de un puente peatonal. Fue en este momento que un hombre salió proyectado del vehículo, perdiendo la vida al instante.

El desafortunado hombre quedó a 60 metros de distancia de dónde detuvo su marcha la camioneta.

Lo que ha dado la vuelta en las redes sociales es una extraña fotografía que fue captada apenas minutos después por un transeúnte, él mismo lo apreció apenas recién tomó la imagen. Claramente se aprecia algo o alguien observando hacia ellos.

Inmediatamente comenzó a circular por redes sociales afirmando que la muerte se apareció en aquel lugar. No habíamos publicado al respecto hasta tener algunos puntos de vista diferentes.

Aunque es difícil de comprobar su veracidad o si fue una pareidolia, más que nada porqué solo contamos con una fotografía y cientos de dueños de ella, tratamos de aplicar filtros a la imagen para poder encontrar una posible respuesta.

Leyendas : La barca de los muertos

Existe la creencia en algunas culturas y religiones del mundo de una barca en la que la parca o “muerte” se lleva las almas de los muertos al otro mundo. A éste navío sombrío se lo conoce como “la barca de los muertos”. Esta leyenda tiene su origen en el relato de Rene Barjavel; “La noche de los tiempos“, y se basa en la creencia de que el alma de los muertos solo pueden atravezar las puertas del inframundo en una barca.

Segun el argumento de la leyenda, la barca de debe ir de playa en playa y de isla en isla, hasta el final de los tiempos, en busca de los cuerpos de los marineros para devolverlos a la tierra que los vio nacer. La leyenda dice que una especie de diablillos fuerzan a los viajeros a entrar en una barca negra, donde se convierten en fantasmas. Cuando la barca está llena, ésta parte con rapidez a una isla desconocida.

La barca se mostrará siempre por los alrededores del sitio en el cual se va a producir un siniestro. Aparece durante el atardecer y es fácil saber que se trata de ella porque viene acompañada de los gritos y gemidos de su tripulación. El relato asegura que es posible divisarla a lo lejos, pero que si intentas acercarte para observarla con mayor detalle, ésta se desvanece como si en realidad no existiera.

Algunos, aseguran que esta barca lleva solamente las almas de los muertos ahogados en el mar, y que los lleva a islas desconocidas para el hombre, que nunca nadie ha visto. Durante las tardes de verano, cuando el viento se calla y el mar está en calma, se pueden oír los gemidos de los muertos y el golpe de los remos contra el agua, así cómo ver brumas y sombras desplazarse sobre las aguas sin que haya nada que las proyecte. Si alguien intentara seguirla para descubrir su camino, caerá sobre él la condena de seguirla eternamente, hasta el final de los tiempos.