La misteriosa estrella KIC 8462852

No es nada habitual que la NASA hable de una estrella en torno a al cual habita un misterioso fenómeno que aún no han sido capaces de explicar. Por lo general, tras años de investigación y estudio, publican sus conclusiones con las teorías habilitadas para transmitir los fenómenos.

Sin embargo, la estrella KIC 8462852 está siendo observada por la misión Kepler desde 2010. En este periodo de tiempo ha sufrido dos dramáticas fluctuaciones en la luz que emite, durante 2011 y 2013, pero los astrónomos aún no han sido capaces de entender qué ha provocado este misterioso fenómeno.

Estrellas misteriosas

Las primeras explicaciones alrededor de la misteriosa estrella KIC 8462852

En primera instancia, los científicos trataron de adaptar lo que sea que ocurriese en la estrella KIC 8462852 a los fenómenos ya conocidos. Así pues, aludieron este extraño y peculiar fenómeno a una familia de cometas con órbitas muy excéntricas, puesto que los fragmentos de planetas y asteroides han sido causa de hechos similares en nuestro universo conocido. Continuar leyendo “La misteriosa estrella KIC 8462852”

Los 3 tripulantes del Soyuz XI que aterrizaron muertos y sonriendo

El 30 de junio de 1971, la nave espacial soviética Soyuz XI puso a funcionar su sistema automático de aterrizaje, después de permanecer 24 días en el espacio. En la base se sintieron satisfechos a pesar de que en los últimos minutos habían perdido contacto con los astronautas: Dobrovoisky, Vlokov y Patsayev. En ese momento comenzaría uno de los misterios más comentados de los años 70.

Tripulantes del Soyuz XIA pesar de haber perdido el contacto al atravesar la ionosfera, no había por qué preocuparse pues la nave estaba aterrizando según lo previsto. Pero cuando los técnicos abrieron la portezuela de la astronave vieron que los tres tripulantes sonreían, pero ninguno se movió ni levanto la mano para saludar. Todos estaban muertos. Entonces comenzaron las hipótesis para intentar aclarar porque los 3 estaban muertos pero sin ninguna deformación ni rasgo de haber pasado miedo durante el aterrizaje. Primero se le echo la culpa a la descompresión, pero la autopsia no revelo hemorragias internas. Otros sugirieron una trombosis o el pánico que condujo a un paro cardiaco, al pensar los astronautas que se estrellaban sin remedio, pero la sonrisa de sus rostros era un enigma.

Vlokov-Patsayev-Dobrovoisky

Pero el último diálogo entre los cosmonautas y la Tierra da motivos para pensar en otra posible hipótesis.

“Aquí Yantar – dijo Dobrovolski – todo va perfectamente a bordo. Estamos en plena forma. Preparados para el aterrizaje. Ya veo la estación. Brilla el sol.”

“Hasta ahora Yantar – respondió el control en la Tierra – Pronto nos veremos en la Patria.
“Inicio maniobra de orientación”.

Según todas las apariencias, estas fueron las últimas palabras registradas. Si hubo algo más, las autoridades soviéticas no quisieron revelarlo. No obstante subsiste un misterio, aún cuando un fallo técnico determinara una descompresión de la cápsula. Continuar leyendo “Los 3 tripulantes del Soyuz XI que aterrizaron muertos y sonriendo”

La importancia del número OCHO

Parece que la relación de nuestro Sol con el planeta Tierra adopta muchos aspectos, se ha descubierto otra:

Existe un portal que comunica a la Tierra con el Sol llamado “Evento de Flujo de Transferencia” o FTE por sus siglas en ingles (Flux Trasferent Event). Hace algunos años se pensaba que no existía, sin embargo, las pruebas muestran todo lo contrario. Este portal conecta a la Tierra con el Sol situada a unos 150 millones de kilómetros, formando un tubo del tamaño de la Tierra del lado donde es de día.

Toneladas de partículas de alta energía podrían fluir a través de este portal antes de que se cierre nuevamente. Desde hace tiempo se sospechaba que la Tierra y el Sol deberían de estar conectados de alguna manera. La magnetósfera de la Tierra, (la esfera magnética que rodea a nuestro planeta) está llena de partículas del Sol que llegan a través del viento solar y penetran en las defensas magnéticas de la Tierra.

Antes se solía pensar que esta conexión era permanente y que el viento solar podría estar “goteando” a nuestro planeta en forma constante. Sin embargo no es así. Las conexiones no son constantes y normalmente son breves pero con una conectividad muy dinámica.

El campo magnético de la Tierra se une con el campo magnético del Sol cada 8 minutos aproximadamente, formando un portal con forma de cilindro tan grande como la Tierra, por el cual pueden fluir las partículas. Las cuatro sondas Clúster de la ESA y cinco sondas Themis de la NASA han volado alrededor de estos cilindros, detectando y midiendo las partículas.

El físico espacial David Sibeck piensa que existen dos tipos de FTE’s, activos y pasivos. Los FTE’s activos permiten un flujo dinámico y fácil de las partículas a través de él, y los FTE’s pasivos ofrecen una mayor resistencia ya que su estructura interna no permite el paso fácil de las partículas y los campos. Sin embargo queda una pregunta sin responder. ¿Por qué se forman estos portales cada 8 minutos? Esto es todavía un misterio (NASA).

Aunque al parecer no está relacionado, es curioso que la luz del Sol tarda 8,18 minutos en llegar a la Tierra. Pensando un poco por fuera del pensamiento científico e incursionando en la sincronía simbólica, tal vez los portales magnéticos reflejan un ritmo cósmico -de inhalación o pulsación: una puerta que se abre y se cierra cada 8 minutos; también, una armonía matemática: el 8 como número que rige la relación entre nuestro planeta y su fuente de energía.

La forma del número 8 remite a dos cosas: a un par de serpientes enroscadas, como en el caduceo de Hermes de la mitología, y también a las órbitas de los cuerpos celestes (astronomía).

Es posible seguir razonando y pensar que cada 8 minutos recibimos un paquete de alta energía del Sol, el cual podría re-configurar nuestro propio campo electromagnético y quizá hasta nuestras células. Como si cada 8 minutos hubiera una ola luminosa en el mar del aire y nosotros, como un surfer que aguarda el momento preciso sobre su tabla, podemos deslizarnos por esa ola hacia la playa.

El trabajo de Paul LaViolette demuestra que el centro de la galaxia emite olas de rayos cósmicos y rayos gamma a diferentes intensidades según un comportamiento cíclico. Estos rayos penetran la heliósfera y hacen que el sol a su vez emita rayos cósmicos que penetran la magnetósfera de la Tierra. Cada tanto el centro de nuestra galaxia emite una “superola” de partículas de alta energía, la cual podría ser responable de los grandes cambios climáticos en la historia de nuestro planeta. LaViolette calcula que en los próximos 100 años una de estas superolas debería de estar llegando a nuestro sistema solar. Alrededor de 8 minutos después estaría entrando en nuestra atmósfera transformando la faz del planeta (Pijama Surf).

Desde el punto de vista akáshico, sería este un efecto de pulsión magnética del tipo que se emplea en el cañón de Gauss y el tiempo de pulsión magnética tiene relación entre las producciones magnéticas entre el Sol (restadas del de otros actores del sistema que posean estos portales: planetas con portales) y la de la Tierra, en forma similar en lo magnético de lo que acontece en lo eléctrico en la descarga electrónica que efectúa un condensador.

Habrá que esperar el redondeo de este tema en futuros descubrimientos y si tienen más de una utilidad-que podamos aprovechar-.

Misión Rosetta : 2014

Una misión extensa de la ESA, es la que la Agencia Europea, ha programado para la nave autómata Rosetta.

Rosetta es una sonda espacial de la Agencia Espacial Europea (ESA) que fue lanzada el 2 de marzo de 2004. La tarea de la sonda será la de orbitar alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Debido a la elevada velocidad necesaria, la sonda Rosetta requerirá del impulso gravitacional proporcionado por la Tierra y Marte para que de esa manera pueda adquirir el impulso suficiente hasta alcanzar a 67P/Churyumov-Gerasimenko para el año 2014.

La misión comenzó el 2 de marzo de 2004 a las 7:17 UTC cuando la sonda fue lanzada con un cohete Ariane 5 desde la base de lanzamiento de Kourou en la Guayan Francesa. El cohete Ariane ubicó exitosamente en una órbita excéntrica (de 200 X 400 km) a la etapa superior y su carga. Cerca de dos horas después, a las 9:14 UTC, la etapa superior se encendió para alcanzar la velocidad de escape necesaria para escapar de la atracción terrestre y entrar en una órbita heliocéntrica. 18 minutos después, la sonda Rosetta fue liberada.

El Centro de Operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania estableció contacto con la sonda a medida que ésta se alejaba de la Tierra a una velocidad relativa de 3,4 km/s. Por los siguientes 8 meses se controlarán e inspeccionarán todos los sistemas de a bordo.

En la mañana del pasado 13 de noviembre del 2009 los controladores de la misión confirmaron que el cazador de cometas Rosetta había sobrevolado la Tierra a las 8:45 CET, tal y como estaba previsto. Al pasar rozando nuestro planeta, la sonda recibió un fuerte empujón de la gravedad terrestre, impulsándola en su épico viaje rumbo al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, con el cual se encontrará en el año 2014.

La sonda Rosetta sobrevoló el océano pasando por una zona situada un poco al sur de la isla indonesa de Java exactamente a las 08:45:40 CET (hora de Europa Central), a la velocidad de 13,34 km/s respecto a la Tierra y a una altura de 2.481 km. La asistencia gravitacional había sido planificada previamente y automatizada completamente, y la nave se encontró en todo momento en comunicación con la Tierra a través de la estación de Nueva Norcia de la Agencia Espacial Europea (Australia).

El éxito de la operación se confirmó a las 09:05 CET, cuando los controladores de la misión establecieron de nuevo el contacto con Rosetta a través de la estación de Maspalomas en España. Aunque son datos provisionales, ya que se está realizando un análisis más pormenorizado, los encargados de la nave han indicado que la asistencia gravitatoria proporcionó a la nave un impulso de 3,6 km/s. El cazador de cometas europeo ha recorrido en vuelo una distancia ligeramente superior a los 4.500 millones de km, de los 7.100 millones de km totales que recorrerá en su viaje hasta el cometa de destino, el 67P/Churyumov-Gerasimenko. Ésta ha sido la cuarta asistencia gravitacional de Rosetta y la tercera y última que le proporciona la Tierra.

Algunos de los instrumentos de Rosetta llevaban funcionando desde los primeros días de noviembre, captando imágenes, observando la atmósfera y magnetósfera, además de buscar agua en la Luna. La primera colección de imágenes y datos grabados justo antes y durante el sobrevuelo fueron descargados al final del día 13 de noviembre. Tras el sobrevuelo, Rosetta se alejó de la Tierra al encuentro del asteroide 21 Lutetia, al cual visitó en julio de 2010. Gracias a la maniobra de sobrevuelo Rosetta ha ganado energía orbital, como también hizo con Marte para alcanzar su objetivo final: un encuentro con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en 2014. Se ha programado que la nave entrará en hibernación de espacio profundo a mediados de 2011, para así encarar la etapa más fría de su viaje, recibiendo la llamada que la despierte únicamente en la primavera de 2014.

Deberemos esperar hasta ese momento para su entrada en órbita alrededor de este cometa y las investigaciones que se efectuarán.

Esta misión es una prueba de lo que con poco dinero se puede realizar, usando la inteligencia y mucho cálculo. Se han hecho unas “grandes carambolas espaciales”, como con las Voyaguer y la sonda Messenger estacionada en órbita de Mercurio, para adaptarse a los especiales requerimientos.

Es maravilloso pensar también las automatizaciones que son capaces de hacer los equipos de a bordo, en especial al estar estas sondas cada vez más lejos de la Tierra, lo que afecta el tiempo empleado en las comunicaciones y que con la misión a Plutón, se logrará el máximo en este sentido (New Horizons-NASA).

Misterios de la Luna : Un satélite artificial?

El conjunto de anomalías descubierto a lo largo de los años en el satélite natural que orbita nuestro Planeta Tierra ha hecho preguntarse a muchos científicos si en verdad la Luna es obra de la naturaleza o si en un pasado remoto fue puesta en órbita por alguna civilización hoy desconocida para la era contemporanea. Dos experimentados científicos rusos, Mijail Vasin y Alexander Sherbakov, de la Academia Soviética de Ciencias han elaborado una interesante teoría que fue publicada en la revista soviética Sputnik en los años 60.

La teoría de Vasin y Sherbakov

En su trabajo ellos afirman que la Luna no es un satélite natural de la Tierra, sino un inmenso planetoide hueco, realizado por alguna civilización muy avanzada y técnicamente preparada, y colocado en órbita alrededor de la Tierra hace muchos siglos.

El tratar de determinar exactamente cuándo se llevó a cabo esta magestuosa obra o quiénes fueron sus autores y cuál fue específicamente su finalidad está más allá de la teoría de estos científicos. Naturalmente tiene que haber sido una civilización muy avanzada, incluso más que la nuestra.

Tal vez, alguna antigua civilización tuvo que escapar del Planeta por alguna catástrofe natural sin precedentes y lo hicieron en la luna, como si esta fuese una especie de nave espacial. No sería tan alocado pensar que fu puesta en órbita cual si se tratase de una gran arca de Noé, para salvar a los habitantes de la Tierra. A una distancia no muy lejana, ni tan cerca del Sol, cono en la misma órbita terrestre, siendo éste un lugar suficientemente seguro como para evitar el cataclismo y a la vez asegurar las condiciones apropiadas para la vida.

La Luna : Natural o Invensión del Hombre?

Los científicos consideran enigmáticos el tamaño y la órbita de la Luna, pero la teoría de Vasin y Sherbakov es la más lógica para explicar este misterio. La Luna no es un capricho de la naturaleza ya que al ser un satélite artificial creado no está sometido a las reglas naturales que rigen para el resto del Universo.

Foto de Lapetus

Lapetus es el satélite natural de Saturno. Algunos creen que también es un satélite artificial como el Satélite de nuetsro Planeta Tierra.

La combadura de la luna es otra de las cuestiones que sorprende a sus estudiosos, es extraño que mantenga su combadura sin romperse. Esto podría ser solo si en su interior existiera una fuerza suficientemente grande como para mantener el equilibrio. Para los dos científicos soviéticos un satélite artificial sería normalmente hueco y la resistencia de ese casco sería super-resistente para poder soportar las variaciones del espacio exterior. Ellos la describen así: “Probablemente tenía una capa doble la base, un denso armazón blindado de un espesor de unos 30 Km, y sobre él una cubierta menos compacta, una capa más fina, de unos 4,5 Km” .

El enigma de los Cráteres Lunares

Como sabemos, la mayoría de los proyectiles que entran en la atmósfera terrestre son destruidos por ella; no ocurre así en la Luna. Sin embargo, esto no explica totalmente la abundancia de cráteres de la Luna con respecto a la Tierra. Si consideramos que la Luna ha viajado a través del cosmos atravesando muchos sistemas, cinturones de asteroides, etc, habrá estado sujeta a choques más frecuentes aún que los de nuestra Tierra. Ya se trate de cráteres causados por impactos de meteoros o por acción volcánica, lo que asombra a los científicos es su uniforme falta de profundidad.

La teoría soviética opta por los impactos como causa y explica los hechos así: “Cuando el meteorito choca contra la cubierta exterior de la Luna, ésta actúa como una capa amortiguadora de los golpes y el cuerpo extraño tropieza con una impenetrable barrera esférica. De este modo, sólo queda ligeramente “abollada” la capa de 30 kilómetros de planchas blindadas y la explosión se limita a lanzar trozos de la cubierta por el espacio, que recordemos, tendría unos 4,5 Km y que es la profundidad media de los cráteres”. Continuar leyendo “Misterios de la Luna : Un satélite artificial?”

Una ventana hacia el futuro.

La NASA lanzó el telescopio espacial Glast, un gran aparato que puede observar el universo mediante rayos gama.

El telescopio abrirá una nueva ventana sobre el universo y buscará señales que expliquen los mecanismos de aceleración de los pulsares. Además, rastreará vestigios de las supernovas y de los núcleos de galaxias activos.

Este aparato permitirá arrojar luz sobre numerosos misterios, como el de la materia oscura que forma cerca del 25% del universo. “Nos dará una visión espectacular de rayos gama de alta energía”, aseguró recientemente a la prensa el científico David Thompson, segundo a cargo del proyecto.

Durante el primer año de la misión, Glast estará encargado de la cartografía completa de la bóveda celeste con una sensibilidad sin precedentes. El aparato dará una vuelta completa a la Tierra cada 90 minutos, lo que otorgará una visión del conjunto del cielo en dos órbitas, período equivalente a tres horas.

El costo total de la misión, incluido el lanzamiento, asciende a 690 millones de dólares, de los cuales 600 millones fueron financiados por Estados Unidos. El restante 10% incluye participación de Alemania, de Francia, de Italia, de Japón y de Suecia. Glast tiene una vida útil calculada en cinco años, con posibilidad de prolongarse hasta diez años.