La momia de un niño Inca revela un linaje genético desconocido

Niño momia

Investigadores consiguieron descifrar parte del genoma de la momia de un niño inca de 7 años que hace unos 500 años fue sacrificado en un ritual.

Niño momia

En la época del incanato era común realizar sacrificios humanos en honor al dios Sol. Fue precisamente alrededor del año 1500 que un grupo de personas llevó a un menor de 7 años a lo alto del Aconcagua, en la actual Argentina, para entregarlo en ofrenda. Hoy se sabe gracias a una investigación que aquel niño perteneció a un linaje humano hasta ahora desconocido, según informó la revista Scientific Reports.

Un equipo internacional de investigadores, liderado por el español Antonio Salas, de la Universidad de Santiago de Compostela, logró descifrar parte del genoma de la momia del niño inca que fue encontrada en 1985 por unos montañistas.

Los resultados del estudio muestran que el menor perteneció a un linaje humano que se formó hace unos 14.300 años –llamado ahora C1bi- y que ya no existe sobre la faz de la Tierra. La investigación respalda los últimos estudios genéticos con americanos actuales y esqueletos ancestrales, que sostienen que los primeros humanos que pisaron América lo hicieron hace 15.000 años desde Siberia.

Entre los posibles motivos de esa extinción, apuntan a la merma que sufrieron las poblaciones americanas por la llegada de los europeos y las epidemias que sufrieron. Asimismo, los autores han localizado en Perú y Bolivia posibles descendientes vivos de este linaje.

Se trata de la primera vez que se estudia genéticamente una momia andina. La aplicación de las modernas técnicas de ADN a restos humanos antiguos, dicen los autores, abre una ventana al conocimiento de las enfermedades y la forma de vida de civilizaciones ancestrales.

La momia completa “sigue custodiada por la Universidad Nacional de Cuyo, congelada a -20 grados, pero su lugar concreto es un secreto”, señala Antonio Salas.

Niña momificada hace 94 años abre y cierra los ojos

El cuerpo de Rosalía Lombardo, una niña momificada en 1920, tras morir a causa de una neumonía cuando tenía dos años, permanece en las Catacumbas de los Capuchinos de Palermo, al sur de Italia. Lo curioso de su estado es que abre y cierra los ojos todos los días.

Momia que abre y cierra los ojos

¿Una momia que abre los ojos? Es posible que esto suceda solo en cuentos de terror, pero en Italia es una realidad. Lo sorprendente del caso no es el estado de la momia, sino que esta abre y cierra los ojos todos los días. El cuerpo de la pequeña está prácticamente intacto gracias al magnífico proceso de embalsamamiento al que fue sometido durante la época por el profesor Alfredo Salafia.

Las catacumbas contienen aproximadamente 8.000 momias, y están divididas en secciones: sacerdotes, niños, vírgenes, monjes, profesionales, hombres, mujeres y ancianos.

Hallan un mausoleo preinca con 63 momias en Perú

Un equipo de arqueólogos polacos y peruanos tuvo que levantar más de 30 toneladas de piedra triturada para hallar en una localidad de la costa norte un mausoleo preinca que contenía 63 momias pertenecientes a la Cultura Wari, acompañadas de un impresionante ajuar de 1.200 piezas ornamentales de oro, plata y cerámica.

Esta foto sin fecha divulgada por la National Geographic Society muestra un par de anillos de oro y plata que los arqueólogos creen pertenecían a una mujer Wari que los vistió hasta la tumba

El hallazgo del mausoleo funerario, cuya antigüedad se calcula en 1.200 años, reveló la presencia de la Cultura Wari, originaria de la sierra del sudeste peruano, en la costa de la región Ancash, zona de influencia de la cultura Mochica, al norte de Lima, algo que se desconocía.

La Cultura Mochica se desarrolló entre los años 200 y 800 después de Cristo mientras la Wari lo hizo entre los años 500 y 900 dC en la región Ayacucho. Continuar leyendo “Hallan un mausoleo preinca con 63 momias en Perú”

Seres de otro mundo. La momia de Andahuaylillas

Los restos óseos del museo privado Ritos Andinos, en el distrito de Andahuaylillas, región Cusco, corresponden a dos infantes de la época prehispánica sometidos a procesos de deformación craneana, reveló hoy la Dirección Regional de Cultura (DRC).

Momia de otro mundo

La antropóloga Elva Torres, responsable del Gabinete de Antropología Física de la DRC Cusco, señaló que el primer individuo en estudio corresponde a un infante que presenta pérdida de los miembros inferiores post mortem. Especificó que mantiene tejidos blandos como la piel en el cuello y tórax cubriendo la columna vertebral, costillas y parte del brazo derecho. El cráneo, indicó, presenta deformación de tipo anular y se puede apreciar huellas de las almohadillas deformadoras en el frontal y occipital, así como huellas de bandas deformadoras en los parietales.

Asimismo, la especialista explicó que, a consecuencia de la deformación craneana, las cavidades orbitales se agrandaron y aún se aprecia parte del globo ocular en la órbita derecha. Respecto a las suturas craneales, señaló que están en proceso de cerrarse, incluyendo la fontanela, proceso ocurre durante la infancia aunque puede durar más tiempo dependiendo de muchos factores.

La dentadura presenta datos específicos respecto a la edad del infante, ya que muestra dientes primarios tanto en los maxilares como en la mandíbula. Los segundos molares se encuentran en proceso de erupción, lo que indicaría que el individuo tenía entre tres y cuatro años, refirió al mencionar que la mandíbula muestra una eminencia normal que estaba en proceso de crecimiento.

Con relación a la segunda osamenta, mostrada al lado de la primera, corresponde a un infante de cero a un año, con el cráneo incompleto, pues sólo se encuentran los huesos parietales y occipitales articulados a la parte posterior del cráneo.
También presenta restos de textiles que lo envolvían, refirió la especialista. Torres señaló que ambas osamentas fueron obtenidas mediante el huaqueo, por lo que se encuentran incompletas y no están asociadas a un ajuar funerario como se estilaba en tiempos prehispánicos.

El arqueólogo Domingo Farfán dijo que las deformaciones craneanas prehispánicas se realizaban con pequeñas tablas, moldes y cintos en la cabeza de los menores de tres años en distintos pueblos del Tahuantinsuyo como un indicador de posición social o como una marca de tipo religioso. Recordó que, según cronistas de la época colonial, esas prácticas fueron promovidas por el inca Manco Cápac y, posteriormente, por su nieto, el inca Lloque Yupanqui.

La DRC indicó, en una nota de prensa, que evalúa iniciar acciones legales respecto a la procedencia de dichas osamentas y de otros elementos culturales que se encuentran en Andahuaylillas y que son producto del huaqueo. El director del museo privado Ritos Andinos, Renato Dávila Riquelme, informó la semana pasada sobre el hallazgo de dos momias, una de ellas con supuestas características no humanas a dos kilómetros de la ciudad de Andahuaylillas.

Descubren un pueblo en Chile donde los muertos se convirtieron en momias

Quillagua es un pequeño pueblo en el desierto de Atacama en Chile. Es considerado uno de los lugares más secos del mundo. Es tan seco que muchos de los habitantes que vivieron en el lugar hace muchos siglos se momificaron.

Pueblo de momias en Chile

Y esto fue lo que encontró una expedición de voluntarios arqueólogos y antropólogos que visitó el lugar hasta fines de enero, como parte de un operativo de rescate patrimonial de la zona.

El Museo Municipal Antropológico de Quillagua es el lugar donde se encuentran las momias en exposición, algunas con más de 2.000 años de antigüedad.

“Estas momias salen en su mayoría de dos cementerios del lugar, aunque hay otra que se encontró durante una obra de construcción”, señaló a BBC Mundo Pamela Cañas, antropóloga física, quien formó parte del voluntariado de 40 especialistas que fue organizado por la Comunidad Aymara de Quillagua y el Grupo Patrimonio Desierto de Atacama, con el apoyo del Colegio de Arqueólogos de Chile.

“Las momias se hallaron en fosas, envueltas en fardos, que cubrían a los individuos. Algunas tenían un ajuar con cerámicas, choclos (maíz) o artesanías relacionadas con el rito funerario”, dijo Cañas.

Según la investigadora no se trata de un proceso de momificación artificial, si no “por las condiciones secas del desierto de Atacama”.

“La humedad afecta a todos los tejidos, y al no haberla los tejidos se conservan de forma inmediata. Es algo que no se ve en otras partes del país”, señaló la antropóloga.
La momia de mayor antigüedad es la de un hombre, que aún mantiene un sombrero utilizado por poblaciones del norte de Chile, de una época estimada en el 700 AC.

Hallan la momia de un perro milenario

Un perro momificado de alrededor de mil años de antigüedad fue hallado en la Cueva de la Candelaria, en Coahuila.

Hallan un perro momificado de mil años de antiguedad

Se trata del único ejemplar en esta condición que se ha encontrado hasta ahora en México. Luego de que especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) lo recuperaran y reintegraran a los acervos arqueológicos que resguarda, después de haber estado en manos de particulares, el ejemplar será sometido a diversos estudios, entre ellos radiografías y ADN.

Visto en : Noticias Curiosas

Descubren en Perú esqueleto con cabeza gigante y aspecto de Alien

Una cabeza de forma triangular e hiperdesarrollada casi del mismo tamaño que el resto del cuerpo perteneciente a la momia de un ser de apenas medio metro de altura fue descubierta en Cuzco, Perú. Generalmente, las momias de éste tipo terminan por ser restos de niños que han nacido con un problema de hidrocefalia, la cual confiere a los esqueletos un aspecto deforme y a veces grotesco, sin embargo, este caso no parece encuadrar en aquella hipótesis.

El misterio de la momia deformada de cuzco

El misterio de la momia deformada de cuzco

El descubrimiento llega de la mano de un antropólogo peruano llamado Renato Davila, según él, las características del esqueleto no son humanas, no solo por el aspecto en sí, sino por otros detalles como la dentadura que no coincide con la estructura dental humana. Pero lo más llamativo no es esto, sino que Renato asegura textualmente:

La cabeza es triangular y tremenda, es más, la cabeza es casi tamaño del cuerpo y pensábamos que era un niño pero médicos españoles y rusos han venido y nos han confirmado de que efectivamente es un ser extraterrestre

Sirenas, dragones y demonios momificados en templos Japoneses

Criptozoología en el folclore japonés

Esta es la historia de sirenas, dragones y otros seres mitológicos que durante el siglo XVIII, XIX y principios del XX fueron exhibidos en ferias ambulantes y circos para el asombro de la muchedumbre que acudía en masa a contemplar a estas momias legendarias.

Su origen se remonta al Japón del siglo XVIII, por allí circulaban unas ferias ambulantes conocidas como “misemono”, que ofrecían espectáculos, artesanía popular o acróbatas y que, en algunos casos, mostraban otros atractivos como la exhibición de supuestas sirenas.

Estas sirenas, o mejor dicho “sirenos”, porque muchas eran de sexo masculino, fueron creadas artesanalmente por los pescadores japoneses, que uniendo una serie de técnicas cosían la parte superior de un mono con la parte inferior de un pez, tras esto venía el proceso de disecado o taxidermia, consiguiendo con el tiempo y la perfección de las técnicas creaciones verdaderamente espectaculares.

Al principio, estas creaciones se hacían para los mencionados misemonos, pero no se tardó en ampliar el negocio para ser vendidas a los marineros que llegaban a Japón y que, en su ignorancia, pensaban que compraban verdaderas reliquias de sirenas reales. De este modo, las reliquias comenzaron a circular por Europa y Estados Unidos del mismo modo que en Japón, exhibiéndose a bombo y platillo en los mejores circos del momento. Continuar leyendo “Sirenas, dragones y demonios momificados en templos Japoneses”