Un animal inmune al cáncer revela su secreto

El ratopín rasurado, un roedor de África, no sufre tumores gracias a una variante del ácido hialurónico, la misma molécula que ya se usa en inyecciones antiarrugas en humanos, según un estudio.

Es uno de los mamíferos más raros del mundo y posiblemente uno de los más feos, pero todos deberíamos envidiarle. Es el ratopín rasurado, un roedor sin pelo que vive bajo tierra en las sabanas de África, se organiza en colonias como las hormigas, nunca bebe agua y, sobre todo, es el único animal conocido que no sufre cáncer. Un reducido grupo de investigadores de varios países estudia a esta criatura capaz de vivir hasta 30 años, un récord absoluto entre roedores , en busca de nuevas claves para alargar la vida de los humanos.

Hoy, un equipo de investigadores de EEUU explica por fin por qué este animal es inmune al cáncer. Es gracias a una sustancia llamada ácido hialurónico y que es bien conocida por los humanos, pues ya se usa, por ejemplo, para borrar los efectos del paso del tiempo con inyecciones que corrigen las arrugas. La clave, dicen, es que el ratopín aprovecha esta sustancia mucho mejor que el resto de mamíferos, “hasta los límites de lo posible”.

“Este animal nos va a enseñar cómo ser inmunes al cáncer”, asegura a Materia Andrei Seluanov, investigador de la Universidad de Rochester (EEUU) y coautor del estudio que describe en Nature el nuevo hallazgo. El ratopín ya nos había enseñado muchas otras cosas. El Heterocephalus glaber es el único mamífero que vive como los insectos sociales, con una reina todopoderosa a la que sirven obreros y soldados que no dudarían en matar a cualquier ratopín ajeno a la colonia. Además de su sorprendente longevidad y ausencia de cáncer, este animal es también insensible al dolor que causa el ácido en la piel. Continuar leyendo “Un animal inmune al cáncer revela su secreto”

Descubren por casualidad una bacteria que podría combatir las caries

La búsqueda constante de una solución permanente al problema de la caries dental se ha convertido en una cerrada competencia entre los científicos que, obsesionados por la cura, buscan entre vacunas, antibióticos, recubrimientos dentales, enjuagues, dentífricos y demás. Pero los científicos de Newcastle en Inglaterra, acaban de entrar a la competencia por mero accidente.

De los barcos a tu boca
Ellos llevaban a cabo un estudio con el Bacillus licheniformis, una bacteria que se encuentra en varias especies de algas, y su objetivo era analizar si ésta podía limpiar los cascos de barcos, pero descubrieron que la B. licheniformis podía proteger estructuras contra la formación de placa bacteriana, además de eliminarla.

Los actuales dentífricos, tratan de eliminar las bacterias mediante el barrido mecánico, la abrasión y refuerzo del esmalte, pero existen zonas donde el cepillo no llega. Las bacterias pueden adherirse entre sí y formar placa bacteriana, que junto con algunos minerales se vuelve imposible retirar con el cepillo.

La enzima del B. licheniformis demostró ser capaz de penetrar la barrera de la placa bacteriana para descomponer el ADN, y liberar a la bacteria perjudicial, como la Streptococcus mutans, causante principal de la caries dental. “Es un fenómeno extraordinario” expresa el profesor Grant Burgess, uno de los investigadores. “La enzima se descompone y extrae la bacteria presente en la placa y, lo más importante, también puede evitar la acumulación de placa dental”. Continuar leyendo “Descubren por casualidad una bacteria que podría combatir las caries”

La joven chilena que llora lágrimas de sangre

El caso de una joven chilena que llora sangre por ambos ojos en una localidad del sur de este país será estudiado por especialistas en oftalmología a partir del próximo lunes, informó hoy el canal de noticias 24 Horas.

Yaritza Oliva

El caso de Yaritza Oliva, quien vive en Purranque, 940 kilómetros al sur de Santiago, será estudiado en la Clínica Las Condes de esta capital, luego que algunos expertos vieran imágenes de televisión donde aparece la joven derramando lágrimas de sangre.

Oliva, de 20 años, dijo que el cuadro de sangrado comenzó hace poco más de dos semanas y que en un primer momento se le diagnosticó una infección ocular, tras lo cual, una paramédico le mencionó que podía tratarse de un “estigma”.

La mujer señaló al canal 24 Horas, mientras caía una lágrima de sangre de su ojo izquierdo, que en la localidad donde vive “nadie sabe lo que tengo ni saben lo que hacer” y precisó que no puede controlar el flujo que sale de ambos ojos.

Tras ver las imágenes de Oliva llorando lágrimas de sangre, el oftalmólogo Alejandro Lutz descartó que se trate de una conjuntivitis y se inclinó por la teoría de una alteración en la coagulación.

El experto añadió que existe una “amplia gama de posibilidades” para explicar el fenómeno, aunque “ninguna muy grave donde pueda estar en peligro su vida”.