Experimentos de la naturaleza contra los mamíferos

Como colofón del artículo sobre la Nueva Teoría sobre la Desaparición de los Dinosaurios, sigo con los intentos de la naturaleza para seguir preservando a los descendientes directos de los dinosaurios como especies dominantes de todos los ecosistemas mundiales.

Así comprobamos que las primeras aves, no volantes, que aún nos recuerdan a ciertos velocirraptores, medraron por Sudamérica y luego de la unión con Norteamérica llegaron hasta casi la frontera con el actual Canadá. En Sudamérica encontramos ocho especies bien diferentes de las Aves del terror:

Los forusrácidos (Phorusrhacidae) son una familia extinta de aves gruiformes; se les conoce popularmente como aves del terror, porque sus especies más grandes eran los depredadores que estaban en la cima de la pirámide alimenticia, y por encontrarse entre los carnívoros más temibles de su tiempo. Continuar leyendo “Experimentos de la naturaleza contra los mamíferos”