Las civilizaciones externas a la Tierra

No hay sabiduría en el tema del “Calentamiento Global“; no es sabio encontrar un tema y levantarlo como bandera para cualquier cosa: Esto es lo que antaño mantenía por siglos algunas “teorías y dogmas”, conjuntamente con creencias varias en un continuo error.

Me permito aconsejarles la lectura de “Glaciaciones y períodos cálidos“, donde encontrarán más ciencia y menos superchería en el tratamiento del tema.

Las cosas no son como algunos (muchos) suponen y el Libro Akáshico muestra que muchas alternativas “cientificoides” y populacheras tienen grandes errores.

Las civilizaciones se logran gracias al agregado de grandes trabajos de estudio, investigación y esfuerzos económicos. Dominar la física de la retracción espacio- temporal no la consiguieron las civilizaciones extraterrestres emitiendo “mantras” o meditaciones vacuas.

Ni yo me he curado finalmente de una persistente neumonía de medio año con yuyitos o falsas creencias, sino, investigando sobre lo mucho estudiado, que por suerte es enorme. (Hasta he probado en mi muchas teorías “chamánicas”; la mayoría no funciona. Además, para casos graves, no hay muchas opciones o tristemente ninguna.)

Renglón aparte, siempre hay un final, para la vida de todo; los ciclos se deben cumplir; hay un momento en que debemos claudicar. Será seguramente para todos, la posibilidad de cumplir un nuevo proyecto que nos haga subir en el perfeccionamiento. Esto es lo importante. Morir es poco importante, siempre que sea naturalmente. Tampoco el solo existir da muchos derechos, ni antes ni ahora- inútiles abstenerse-.

La civilización humana, como otras muchas en el Cosmos, deberá cumplir con los ciclos necesarios y aprender cada vez más. No todo lo hecho por nuestra civilización hasta ahora es erróneo, todo lo contrario. Hoy por suerte empieza a desarrollarse la tecnología de las mitigaciones, que no solo permiten armonizar los procesos industriales y agrarios con la naturaleza, sino abrir nuevas oportunidades de crecimiento económico y de conocimientos.

Una nave espacial extraterrestre no se hace por arte de magia, sino aplicando convenientemente todo lo aprendido y descubierto por milenios y milenios de ciencia “humanoide”, más ingentes esfuerzos económicos. (Además, en todas las civilizaciones, hubo muchísimas muertes ensayando nuevas teorías sobre estos transportes).

Nada se logra sin mucho esfuerzo, ingentes recursos económicos y energéticos. Incluso llegar a ser un SER DE LUZ, presupone reencarnar inúmeras veces y aprender lo necesario para alcanzar la meta.

Los consejos de estas civilizaciones nos pueden ayudar, de hecho lo están haciendo – recuerdan el corte de la sequía – pero debemos también nosotros ser mejores y ser muy sagaces.

En lo peor de la sequía, -en los comentarios míos en Internet-, me jugué y coloqué que estaba pidiendo a nuestros amigos del Uritorco, – la civilización extraterrestre que nos cuida-, que nos cambiaran los parámetros climatológicos, ya que la sequía estaba haciendo estragos con el ganado y las cosechas, los embalses estaban medios vacíos y corría peligro el nivel energético y el período turístico, produciendo esto un daño aún mayor a los argentinos.

El enclave en ERKS, no es de los más grandes, además en ciertas decisiones dependen del centro interplanetario. Los trabajos que pueden realizar tienen un 32 % máximo de error a favor o en contra y debido a este factor de distorsión algunos lugares sufrieron inundaciones por nadie deseados.

No es fácil, ni aún para tecnologías tan grandes, comandar hechos desde varios años luz de distancia. (Ya que ERKS, actua solo como una unidad relevadora.)

Pero la verdad es que las cosas han mejorado, el gobierno tuvo que aflojar en su avidez, las cosechas volvieron a ser importantes, se salvo el bache energético, los ciudadanos gastan su dinero, manteniendo en alza la productividad. Desgraciadamente, seguimos atados a malas prácticas “seudo democráticas” que impiden el crecimiento de la mayoría de los habitantes y del país en su conjunto. La criminalidad, la falta de verdadera justicia y la corrupción atentan contra el progreso del país y de la región.

Los extraterrestres son muy eficientes, no “invierten” en mediocres y desgraciadamente el SUD está repleto de ellos, que nos hunden, literalmente.