Sucesos sobrenaturales en una panadería argentina

La localidad Añatuya, cabecera del departamento Gral. Taboada, ha estado envuelta en una historia tenebrosa.

Hace días comenzó a circular el rumor de que en una importante panadería de la zona centro de la ciudad, se estarían viviendo fenómenos de características sobrenaturales.

El pasado lunes, a las cinco de la mañana, un empleado de la panadería llamado Mario se dirigió a la parte de atrás del local para buscar elementos para iniciar su trabajo diario. Fue en ese momento cuando todavía no había salido el sol, por lo cual la oscuridad reinaba, que Mario miró hacia la tapia que divide el local comercial de una vivienda cuando observó sobre la misma “un ser petisito”, según sus propias palabras. Al ver a esta extraña criatura, el trabajador no pudo hacer nada, se quedó paralizado hasta que dejó caer estrepitosamente las cosas que llevaba en sus manos y corrió hacia el interior del local comercial, sin volver la vista hacia atrás. Por su parte, Mario asegura que lo que vio fue algo sobrenatural, “Era una especie de duende, algo muy raro”. El joven asegura estar tan asustado que no volvió a ir a esa zona de la panadería en los últimos días, aunque tampoco volvió a ver o escuchar al “petisito”.

Sin embargo, el martes alrededor de las cuatro de la madrugada, otro de los trabajadores se encontraba horneando pan cuando comenzó a escuchar pasos en el entrepiso de la panadería, pero en ese momento se estaba solo en el local, ya que todavía no había llegado ninguno de sus compañeros. El trabajador, quien prefirió guardar su identidad, dijo que los ruidos que escuchó fueron pasos que de a poco iban haciéndose cada vez más fuertes. Por otro lado, los vecinos de la zona no dejan de hablar del tema y se comenta que en algunas ocasiones estos seres de pequeño tamaño arrojan las bandejas y otros elementos para asustar o por simple diversión.

En los últimos días, esta extraña historia es el comentario de todos los añatuyenses, algunos creen en la veracidad de los hechos y otros totalmente incrédulos de estas situaciones paranormales. Sin embargo, todos comentan los hechos de la panadería.

Una familia inglesa filma fenómenos paranormales en su casa

Una familia de la localidad de Coventry, en el centro de Gran Bretaña, sostiene estar experimentando sucesos sobrenaturales en su propio hogar. Esta continua manifestación de sucesivos fenómenos aparentemente paranormales ha llevado a la familia. Para demostrarlo, la familia Manning decidió grabar un video en el que se recogen algunos de los misterios: armarios abriéndose, sillas que se mueven, cajones que se cierran solos.

Los hechos comenzaron a preocupar a ésta familia inglesa, cuando el perro de la familia murió tras haber sido lanzado por las escaleras por un ente desconocido. La familia alquila la casa desde el año pasado, y solo dos semanas después de la mudanza, empezó a presenciar estos sucesos inexplicables.

La niñera, asegura que en la casa mora un fantasma que es el responsable de la muerte de la mascota y de los movimientos de los objetos. La familia ha tenido que recurrir al exorcismo, cuando con horror vieron los misteriosos acontecimientos sucedidos en la habitación de la más pequeña del hogar, Ellie, quien tiene 11 años de edad.

En la casa de los Manning, suceden varios fenómenos del tipo poltergeist, consistentes en luces que se encienden y apagan, ollas y demás instrumentos de cocina que se mueven solos, cajones que se abren y se cierran, violentos portazos, y ruidos sin explicar cuando la casa está vacía.

La madre de los dos niños, que se muestra consternada por los hechos, ha confesado que acudió a un sacerdote, quien bendijo la casa y le regaló un crucifijo. Después de esto, los sucesos disminuyeron, pero ella misma dice que desconocer lo que va a acontecer dentro de su propia casa es algo terrible. “Ni yo misma me lo creía, hasta ahora. Es como vivir dentro de una película de terror, en una casa de miedo”.

El pánico se apoderó de ella tras recurrir a los consejos de un medium, quien confirmó a la familia que era víctima de una casa usada por los espíritus como portal para trasladarse de una dimensión a otra.

Aunque la localidad desconocía la existencia de fenómenos mientras otros inquilinos habitaban el domicilio, asociaciones religiosas y vecinales están intentando ayudar a la familia Manning, asesorando a sus miembros sobre opciones de mudanza y dándoles apoyo en todo momento ante una situación que está traspasando los límites de lo corriente.