Vaticinios sobre el fin del mundo

Finalmente llegó el año 2012 y con él, una profecía que genera una especie de insertidumbre que para algunos se traduce en temores y para otros en una noticia recursiva que como tantas, seguramente quedará en la historia de las predicciones sin cumplir.

En muchos medios ya explicaron que los Mayas no vaticinaron el fin del mundo con la magnitud del apocalipsis, sino que posiblemente, durante el año en curso, el verdadero “fin” o el verdadero cambio, radicaría en lo espiritual más que en cualquier catástrofe que pudiera poner fin a la raza humana. El cambio, es segun lo aceptado por la mayoría de índole espiritual y no material.

Pero las profecías mayas no son las únicas que han dado letra a los que de alguna manera eligen creer en que el futuro es un estado que se puede adivinar. Por la red abundan distintas profecías que indican que éste año es el elegido por excelencia para éste tipo de sucesos.

Así, desde hace ya varios años, el belga Patrick Geryl, un esoterista muy dedicado, sigue sosteniendo que a finales del año en curso los polos van a invertir su posición de manera abrupta, provocando en dicho evento una serie de catástrofes que culminarían con la vida en el planeta. Por su parte, Luis De Jesús de Miranda, líder del movimiento “Creciendo en Gracia”, anuncia a viv voz, desde Miami, que él y su iglesia se convertirán en “seres inmortales” a mediados de año. Y la profeta norteamericana Nancy Lieder, quien desde su sitio ZetaTalk jura estar en contacto con alienígenas Grises, dice que el último de una larga tradición de “planetas errantes” colisionará con la Tierra el 21 de Diciembre.

Ante la variedad, es lógico pensar que alguna de éstas predicciones deben estar equivocadas, y más razonable entender que ninguna de ellas puede suceder. En el artículo de Yahoo Noticias, se explican con mayor detalle todas ellas, aunque las mismas tienen sus fundamentos, es un poco ilógico creer que todas pueden llegar a ocurrir. Es decir, si habláramos probabilísticamente, todas tienen la misma posibilidad de ocurrencia, aunque dicha la probabilidad es en verdad casi nula.

En éste contexto, yo mismo me arriesgo a realizar mi propia profecía: “El año 2012 transcurrirá con su habitual ritmo y con millones de eventos que nadie puede conocer con certeza, y a su paso, irán quedando a atrás aquellas afirmaciones proféticas sobre el fin del mundo”

A veces me pregunto…

Muchas veces tengo flashes, cosas que sin casi elaboración, se transforman en artículos.

Siento un gran impulso, no puedo dejar de escribir.

Hoy me pasó, sentí que debía escribir sobre un artista, que también sentía este tipo de “destellos”, a los que al final, no pudo sustraerse.

Desde hace un tiempo, yo no solo no evito esta tendencia “paranormal”, sino que la he venido fomentando, con ejercicios akáshicos y estados mentales especiales.

Así se pueden plasmar muchos relatos que se enriquecen con esta veta, a lo normalmente adquirido.

Sus muchos biógrafos aseguran que Don Benjamín Solari Parravicini, solía anticipar hechos de la vida cotidiana. Y algo más. En sus muchos dibujos, a los que agregaba textos más o menos claros, una gran cantidad de “intérpretes” han venido dando diversas explicaciones y con el paso de los años, les han arrimado sucesos, de lo más diversos, siempre dando a entender que son profecías cumplidas.

Así casi todos los acontecimientos importantes terminan siendo presentidos por él y lo que es peor, se va perfilando una interpretación filosófica neocristiana “parravicinesca”.

Así, según una enorme cantidad de adeptos le atribuyen la escritura de otro Apocalipsis, una buena cantidad de la humanidad “castigada” por Dios, guerras atómicas, cánceres generales debido al estroncio de la leche, planes de dominación de la masonería inglesa y otro sinfín de disparates.

Hoy se sabe que el cambio de los polos magnéticos es un hecho más o menos habitual en la historia terráquea. La “uranización” de la Tierra es un hecho con cada terremoto y corrimiento notable de las placas tectónicas y su correlato de distribución de las masas.

El final de las religiones no lo asocia a un mayor conocimiento científico y a la cercanía del gran evento del inicio de las relaciones interplanetarias. La caída de Roma, el papado y el Cristianismo, no es el fin del mundo, es el comienzo de conocer verdades y no simples mitos. Para el, el Demonio es la principal causa.

Por eso me pregunto, como escribí en el título: Porqué no veo tan importantes sus profecías en mis experiencias akáshicas?

Nostradamus y la continua manipulación

Ningún “profeta” de cualquier índole tiene más predicamento que Miguel de Nostradamus, salvo que el discípulo de Jesús al que se le atribuye la autoría del Apocalipsis, y del mismo Jesús, que pronosticó fallidamente al año 1000, como el FINAL de nuestro mundo.

Sus profecías, escritas en una forma dubitable y para nada precisa, solieron ser interpretadas como profecías cumplidas, luego de producido el hecho- magnicidios generalmente-, ampliamente rodeado de posibilidades de real ocurrencia.

Todas sus reconvenciones se hallan teñidas del conocimiento de su época. No ha podido ir más allá de explosiones, demoliciones, envenenamientos y matanzas. Nunca ha podido describir los métodos de las mismas, ni sus causas.

La problemática extraterrestre está fuera, en forma total de su consideración, solo habla de humanos de diferentes religiones, de “buenos” y de “malos”.

Según sus exégetas, la caída del papado equivaldría al fin del mundo, las luchas religiosas abarcarían todo y los conocimientos técnicos, no serían importantes-como para la mayoría de los ecologistas actuales que no tiene mucha idea de nada moderno. Continuar leyendo “Nostradamus y la continua manipulación”