Un modelo matemático permite predecir la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico

Investigadores del Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (Ibiomed), el Departamento de Fisiología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) y el Hospital Universitario de Álava, en España, han desarrollado un modelo matemático para la predicción de la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico, mediante una determinación de actividad enzimática durante el ingreso del paciente.

Grupo de investigación de Jesús Seco

En el trabajo, que centra la tesis doctoral de Ainhoa Fernández-Atucha, han participado los investigadores Enrique Echevarría, Gorka Larrinaga, Javier Gil, Mónica Martínez-Cengotitabengoa, Ana M. González-Pinto, Jon Irazusta y Jesús Seco, investigador del Ibiomed y coordinador del Máster interuniversitario en Envejecimiento Saludable y Calidad de Vida de la ULE y la UPV/EHU, quien explica a DiCYT que los indicadores pronósticos de las enfermedades mentales son claves para mejorar el manejo clínico de los pacientes.

En el caso de la esquizofrenia, las primeras manifestaciones suelen producirse en forma de brotes psicóticos, “una desconexión de la realidad, un estado delirante con alucinaciones que incapacitan al sujeto para vivir en su entorno habitual”. Así, el brote psicótico comparte algunos síntomas con la esquizofrenia aunque no todos los pacientes con un brote psicótico terminan desarrollando la enfermedad. Continuar leyendo “Un modelo matemático permite predecir la esquizofrenia en el momento del primer brote psicótico”

Cuando la psiquiatría reconoció las abducciones de seres extraterrestres

John Edward Mack fue un psiquiatra norteamericano de la Harvard Medical School, considerado de los más eminentes de su país y quizás del mundo. Premio Pulitzer en 1977 por su estudio biográfico del oficial británico TE Lawrence.

El doctor Mack no creía inicialmente en ovnis ni en nada parecido, pero cuando uno de sus pacientes empezó a relatarle sus experiencias, descubrió analogías con otros pacientes y empezó a establecer patrones que cada vez adquirían más consistencia, con lo cual, terminó convencido de que las abducciones eran reales.

En 1994, publicó su libro “Secuestro: Encuentros Humanos con Alienígenas”, que levantó ampollas entre sus colegas académicos.

Recibió duras críticas y su prestigio como psiquiatra fue puesto en duda por los más “oficialistas”. Ese mismo año, el Decano de la Escuela Médica de Harvard, Daniel C. Tosteson, nombró un comité para investigar a John Mack, por considerar “dudoso” el conjunto de sus especulaciones.

Las Abducciones estuvieron a punto de hacerle perder su cátedra al doctor, pero finalmente el comité pronunció que; “El Dr. Mack sigue siendo miembro de pleno derecho de la Facultad de Medicina de Harvard.” Ya que no hallaron indicios de que hubiese actuado bajo ninguna línea de trabajo perjudicial o poco ética hacia la disciplina psiquiátrica, por chocantes y polémicas que resultaran sus afirmaciones sobre la visita de estos seres no-humanos. John Mack defendía la idea de que detrás de las Abducciones se hallaba un fenómeno mucho más profundo, donde el ser humano tomaba contacto con realidades paralelas y entes de otros planos que transformaban por completo la vida del testigo y la embarcaban hacia un estado de profunda comunión con el universo.

Su visión era que las abducciones no eran perjudiciales, sino que despertaban la consciencia hacia una vida mucho más espiritual. El 27 de Septiembre de 2004, el doctor Mack se disponía a dar una conferencia, pero mientras cruzaba la calzada por una calle en Londres, un conductor ebrio, le arrolló, causándole la muerte al poco rato.

Entre sus conclusiones, resaltamos las siguientes frases; “Lo que resulta interesante, es que los mismos secuestrados son, con frecuencia, poco preparados científicamente y en gran parte desconocedores de escritos y teorías que luego revelan bajo hipnosis: sólo entonces muestran una concepción que habla de la penetración en su conciencia de otras dimensiones, más allá de nuestra conocida realidad limitada por el espacio y por el tiempo. Continuar leyendo “Cuando la psiquiatría reconoció las abducciones de seres extraterrestres”

Regresión a vidas pasadas

La práctica psiquiátrica iniciada por el Doctor Brian Weiss y sus seguidores enseñan estos lineamientos:

La Ley de causa y efecto

Es una ley universal que se cumple casi permanentemente en el macrocosmos. Todo efecto tiene una causa de inicio por más pequeña que sea o varias. Muchas veces confundimos el efecto, con la causa, y no es así. En la medicina alopática, corrientemente, suele confundirse este concepto. En ello, está mucha la frustración de la investigación científica en la cura de las enfermedades, otro tanto en la homeopatía, pues muchas veces los trastornos viene impresos en el momento de transmigrar el alma o directamente por una genética obligada. Todo conflicto vincular, o sicológico o de condición social tiene una o varias causas. Muchas veces esa causa es una opción nuestra incorrectamente tratada.

Muchas veces una herida de un enfrentamiento deja su huella a través del tiempo, en la piel del nuevo cuerpo que tomamos. Por ejemplo: manchas en el cuerpo, pueden ser restos de registros etéricos de heridas sufridas en vidas anteriores, o sea que al momento de encarnar en la concepción del cuerpo, nuestra memoria total, nos puede beneficiar con las buenas experiencias adquiridas o por situaciones karmáticas, que nos colocan obstáculos en el camino de nuestro perfeccionamiento. Una relación actual de carácter conflictivo, puede ser la continuación de un problema no resuelto en el pretérito de una pareja, (vivido en otro tiempo.) Podría incluso sobrevivir a cambios de parámetros y de géneros. También los efectos se transforman en causas, y pueden multiplicarse.

El Karma

Los problemas no resueltos en una vida, se transforman en “materias pendientes” para ser resueltos en la vida presente o futuras. Temas, relaciones, trabajos para con el prójimo, aprendizajes emocionales, etc. Eso es karma, una resolución pendiente que siempre se puede negociar. El error es pensar que el karma no es mutable. El karma es maleable y se puede negociar, pedir revocamiento de su peso, y cerrar la cuenta de todo lo que aparece como disturbio. Continuar leyendo “Regresión a vidas pasadas”