Científicos de EE.UU. crean un Terminator biónico capaz de crecer y autorreplicarse

Científicos estadounidenses, inspirados en la película ‘Terminator’, aseguran haber creado nuevas partículas biónicas mezclando semiconductores inorgánicos con proteínas orgánicas.

terminator

Tras un sinfín de largos experimentos, científicos de las universidades de Michigan y Pittsburgh lograron obtener partículas biónicas a través de un ‘cóctel’ inusual: la mezcla de sustancias orgánicas con semiconductores, informa ‘The Guardian’.

Como aseguraban los mismos investigadores de EE.UU., durante sus experimentos no buscaban ‘esclavizar’ el mundo creando un ejército de robots, sino inventar un nuevo biocombustible, aseguran.

Las partículas microscópicas que tienen potencial para crecer hasta el tamaño de un Terminator, están compuestas de teluro de cadmio, que se utiliza en la fabricación de paneles solares y del citocromo C, una proteína vegetal que acelera el transporte de electrones durante el proceso de fotosíntesis. Una mezcla de estos elementos permite reproducir el proceso que permite a las plantas convertir la luz solar en energía.

Según los científicos, si eligen de manera correcta el tamaño y la composición de las enzimas de partículas biónicas, estas serán capaces potencialmente de autorreplicarse. Esto significa que la perspectiva de creación de una raza de cíborgs capaces de recuperarse de forma independiente puede no estar muy lejos.

El robot Cheetah supera a Usain Bolt en velocidad de sprint

El robot Cheetah, o Chita en español, en honor al animal más rápido del mundo, es un robot cuadrúpedo de rápido funcionamiento desarrollado por Boston Dynamics con fondos de DARPA.

Recorre 28,3 kilómetros en una hora, y es más rápido que Usain Bolt en el split de 20 metros. En ésta versión, el robot guepardo corre en una caminadora con potencia en interiores y las pruebas al aire libre comenzarían a principios del año que viene.

Para obtener más información acerca de Cheetah u otros robots desarrollados por ésta empresa visite: www.BostonDynamics.com

Científicos japoneses crean un androide Muy Humano

Los científicos japoneses crean un androide de un realismo estremecedor.

Cuenta la leyenda que cuando el genial Miguel Ángel concluyó, en torno a 1515, una de sus obras maestras de la escultura, el Moisés, el artista consideró a la estatua tan realista que golpeó al coloso de marmol y le ordenó: “¡Habla!”

Los ingenieros de robótica japoneses no necesitarían decirle nada semejante a su última creación para demostrar su gran parecido a un ser humano real, porque ésta, de hecho, ya tiene esa capacidad. Los científicos nipones diseñaron y crearon un robot antropomorfo, cumpliendo así uno de los sueños más repetidos por los escritores y directores de cine de ciencia ficción.

La ‘mujer perfecta’ sorprende no solo por su aspecto físico, que parece absolutamente real, sino también por su capacidad de mostrar varias expresiones faciales e incluso de hablar. A simple vista la androide, que pestañea y articula de una manera muy natural, apenas se diferencia de una joven humana.

Es posible que con el perfeccionamiento de esta nueva innovación japonesa se acabe la soledad para muchos seres humanos de todo el mundo (especialmente para aquellos que puedan permitirse adquirir semejante tecnología). Sin embargo, las supuestas consecuencias que pueden traer tales avances para el futuro de la humanidad siguen siendo un tema por discutir.

¿Solo le falta hablar? No, también lo hace

La evolucion de BigDog

BigDog es un robot diseñado por las compañías Boston Dynamics y Foster-Miller, originariamente para uso militar. El primer prototipo fue creado en el año 2004 conjuntamente con el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa y la Concord Field Station de la Universidad de Harvard.

BigDog utiliza una especie de locomoción cuadrúpeda y está diseñado especialmente para transportar cargas muy pesadas. Mide 0,91 m de largo, por 0,76 de alto y pesa 110 kg. Es capaz de atravesar terrenos complicados a una velocidad de 6,4 km/h cargando hasta 150 kg de peso y de subir pendientes de 35°.1 Un ordenador de a bordo controla la tracción, en base a las entradas que recibe de los múltiples sensores con los que cuenta el robot, así como la navegación y el equilibrio.

El siguiente video muestra la evolución de éste robot durante sus primeros seis años de vida.

Bill Gates tras el negocio de los robots autónomos

La evolución del mercado hará la evolución final

Cuando ya no sea el mundo bueno para los humanos, lo será para las máquinas.

Evolucion Robotica

No cualquier máquina, sino las que alcancen la propia conciencia. Al juntarse la capacidad computacional con la inteligencia artificial superdesarrollada, estos robots concientes y autónomos podrán realizar un postgrado completo en diez minutos.(Que será de nosotros?)

Seguramente, en ese momento seremos los humanos obsoletos o no seremos. Yo creo que ya no existiremos como seres encarnados, al menos en este planeta. Pero para esto falta un tramo bastante largo.

Mucho antes sucederá lo siguiente:

Bill Gates se erige,- seguido de sus ejércitos de computadoras a las que quiere conferir rango humano, gracias a la inteligencia artificial-, como el adalid del gran negocio de los robots domésticos para el año 2030.

Bill Gates es, de hecho, uno de los grandes líderes TIC fascinados con la idea, y su presencia es frecuente en las distintas convenciones sobre el tema, que tienen lugar a lo largo del año. Suelen referirse al logro de la Inteligencia Artificial, la conciencia cibernética, como la Singularidad.

Detrás de estos proyectos hay muchos nombres muy recurrentes por ejemplo el del escritor de ciencia ficción Vincent Vinge, que aseguró en 1993 en una conferencia en la NASA, que en unos 30 años existirían los medios tecnológicos para “crear inteligencia superhumana”, pero que también indicó que “poco después, la era humana habrá acabado”; y sobre todo el de Ray Kurzweil, uno de los mayores difusores y creyentes en la Singularidad. ¿Un loco más? Quizá, aunque no parece ser la opinión de Bill Gates, que aseguró que Kurzweil era la persona que mejor predecía “el futuro de la inteligencia artificial”. Bill Gates, sin embargo dice que estos temores por ahora son infundados y que las labores en nuestras casas en el futuro lo harán robots y ¿quien no los comprara? Por eso es que será un gran negocio y este personaje que sabe que es el futuro inminente por lo que ya está trabajando, como miles de técnicos alrededor del mundo.

Nadie quiere quedar afuera de esto; tampoco en lo referente a soldados cibernéticos autónomos, y de tantas otras profesiones riesgosas. Piensan darles aspecto de dóciles y hermosas mujeres para evitar temores ante presencias intimidantes (ver foto). Esto hará a los robots, paulatinamente más inteligentes, hasta que un día….. Ustedes saben.

Tecnología robótica

La construcción de androides, especializados en tareas imposibles de afrontar por el ser humano irá dando sus frutos en una década.

Podemos ir mostrando las novedades que trascienden, este tema es manejado en ciertos países dentro del mayor sigilo, por motivos obvios. Las capacidades androideas pueden ser enormemente peligrosas en ciertas circunstancias.

Algunos ejemplos:

El Robot ASIMO

El robot Asimo que lee el pensamiento de los humanos sin necesidad de ningún implante cerebral, eso es lo que demuestra el último avance tecnológico presentado por las empresas japonesas Honda y Shimadzu: el Interfaz Cerebro-Máquina (Brain-Machine Interface o BMI), con la que por primera vez el usuario puede dar órdenes a un robot sólo con el pensamiento… y un casco, como expresé en un artículo sobre los derivados de la Ingeniería inversa.

El superordenador Correcaminos

El superordenador militar estadounidense llamado Correcaminos ha logrado superar los 1.000 billones de operaciones por segundo, que lo convierte en la computadora más rápida del mundo, superando el petaflop y cuyo propósito central será trabajar con armas nucleares o controlar armas robóticas y simular explosiones atómicas.

Para dar una idea de la velocidad de la supercomputadora, expertos de IBM señalaron que si cada uno de los 6.000 millones de habitantes del planeta usaran una computadora personal y trabajaran 24 horas al día, tardarían 46 años concretar lo que Roadrunner hace en un solo día.

Estas enormes capacidades podrán ser empleadas para dirigir a los trabajadores o soldados robot, mientras se esperan los circuitos de fotones, que permitirán a la inteligencia artificial, cada vez mayor autonomía. Esto es, robots pensantes y unidos a supercomputadoras para apoyarlos en formas aún no del todo imaginables.

Unos “complementos” biónicos que en un futuro próximo los encontraremos tan normales como el último modelo de gafas de sol. Esta vez, se trata de las primeras lentillas biológicamente seguras dotadas de un microchip electrónico, creadas por un equipo de investigadores de la Universidad de Washington. El zoom que llevan incorporado, que permitirá aumentar la visión de los objetos enfocados, pero también estas lentes podrán ser útiles en androides. Los propios investigadores las han definido como una plataforma para la “supervisión”, que los nuevos androides sabrán aprovechar en plenitud.

Robot Urey en busca de vida extraterrestre

Por saber si existen otras formas de vida en el universo nace este sorprendente robot, el Urey, con una sensibilidad un millón de veces superior a la de cualquier instrumento desarrollado hasta la fecha, es capaz de analizar moléculas específicas asociadas con la vida, como el ADN, el ARN o los aminoácidos y determinar su origen. Para probarla nada mejor que enviarlo a Marte y probar su sofisticada tecnología. La sensibilidad robótica era impensada hace unos años. En poco tiempo, nada se le pasará a estos “supersabuesos”.

La creación de músculos artificiales está preparada, pero no hablamos sólo de músculos artificiales que imiten exactamente a los músculos humanos, si no que además los superaran largamente.

El avance ha sido realizado por científicos de la Universidad de Texas, y serán capaces de expandirse y contraerse hasta en un 220% en cuestión de milisegundos con tan solo aplicarle un simple voltaje, son más fuerte que el acero y mas duros que el diamante, esto se logra gracias a la nanotecnología, concretamente millones de nanofibras trenzadas unas con otras creando así un material flexible y a la vez extremadamente fuerte, liviano y resistente.

Por su altísima resistencia a la temperatura (pueden operar desde los -196° C hasta los 1538° C), podrán ser utilizados en operaciones extremas terrestres pero también en futuras operaciones espaciales.

Los ingenieros y científicos de la NASA y GM trabajan conjuntamente, en virtud del Acuerdo bajo la Ley del Espacio (Space Act Agreement), en el Centro Espacial Johnson de la agencia en Houston, para construir nuevos robots humanoides capaces de trabajar a la par de las personas y con el tiempo sustituirlas.

Mediante el uso de tecnologías avanzadas de control, sensores, visualización e inteligencia artificial, los futuros robots podrían ayudar a los astronautas durante las peligrosas misiones espaciales y también a GM en la construcción de automotores y plantas más seguros.

Ambas organizaciones, con la cooperación de los ingenieros de Oceaneering Space Systems, de Houston, desarrollan y construyen las próximas versiones del Robonaut. Robonaut 3 o R3, es un autómata más rápido, más diestro y tecnológicamente más avanzado de todo lo construido hasta hoy.

El desarrollo de pilas de tritio, pasarán de usarse en linternas y baratijas a generar la energía eléctrica que necesiten los androides.

Si, un robot parecido a Terminator, aunque más pacífico, espero, puede ser parte de nuestra realidad casi ya.

por Manlio E. Wydler

Inteligencia artificial

El largo camino para conseguir el pensamiento lateral humano dentro del pensamiento eminentemente lógico artificial, aun después de décadas de sutiles intentos, no se ha conseguido, ni copiando la fisiología y neurología de la mente humana, ni lograr sintetizar la nube estadística de los valores posibles e imposibles en la creación de estructuras creativas artificiales.

Es así que a finales de los ´90 se han tratado de unificar estos dos caminos, con un tercero que se definió en la labor mental humana.

Unas dos décadas antes se comenzó a hablar del pensamiento lateral y no solo vertical o en línea en que hasta entonces se percibía el trabajo cerebral. Es así que debemos referirnos a un gran investigador:

Eduardo De Bono, en 1970 acuñó el término “Pensamiento Lateral” para diferenciarlo del pensamiento lógico que él llamó vertical. De Bono encuentra en el pensamiento lógico (fundamentalmente hipotético deductivo) una gran limitación de posibilidades cuando se trata de buscar soluciones a problemas nuevos que necesitan ideas no pensadas antes.

El pensamiento lateral actúa liberando la mente del efecto polarizador de las viejas ideas y estimulando las nuevas y lo hace a través de la perspicacia, la creatividad y el ingenio, procesos mentales con los que está íntimamente unido. En lugar de esperar que estas tres características se manifiesten de manera espontánea, De Bono propone el uso del pensamiento lateral de manera conciente y deliberada, como una técnica.

De Bono clasifica los problemas en tres categorías:

Problemas que requieren para su solución más información de la que se posee, sabiendo que tal información puede conseguirse por algún medio.

Problemas que no requieren más información. Son los problemas que necesitan una reordenación o reestructuración de la información disponible.

Problemas en los que lo característico es el no reconocimiento de la existencia del problema. En estos casos lo importante es darse cuenta de que tenemos un problema, reconocer que podemos solucionarlo y definir esta posibilidad como problema concreto.

Continuar leyendo “Inteligencia artificial”