El Santo Grial en la Argentina?

En estos días se ha notado que vuelve a hablarse del Santo Grial, más, de que este se hallaría en la Argentina.

Existe una Fundación Delphos, que lleva a cabo viajes para encontrar la entrada a este Templo Templario, donde descansaría el Santo Grial, parte de la hasta ahora mítica Ciudad de los Césares que dinamizó realmente los esfuerzos españoles para encontrarla. (No solo se interesaban por las especies y el comercio en general, ellos deseaban conquistar este fabuloso lugar).

Transcribo una parte del reportaje que el blog REFORMA a hecho a su titular y que nos pondrá al corriente, antes de decir un pensamiento sobre el tema:

El Cáliz sagrado está en la meseta de Somuncurá, (hoy cerro fuerte) en el desierto patagónico, que es una inmensa planicie de 27 mil kilómetros cuadrados, define Fernando Fluguerto Martí.

“Está protegido por un inmenso escudo de roca basáltica y no se puede llegar a él ni con una bomba de hidrógeno”, desafía.

¿Cómo excavaron la roca? .

El sitio cuenta con entradas naturales, respiraderos, fuentes de agua potable y hasta energía, como si fuera una ciudad subterránea, un enclave templario a mil metros de profundidad.

Fernando Flugerto Martí es un ingeniero Industrial porteño con posgrado en Sistemas en la Universidad de Michigan. A sus 65 años está casado, tiene cuatro hijos, nueve nietos y la certeza de sentirse poseedor de la respuesta ante uno de los mayores misterios de la cristiandad.

El director de la Fundación Delphos jura que tiene contacto con los custodios del Grial.

“Su búsqueda será mi deber hasta el último día de mi vida. Si no me dejan entrar, ojalá la muerte me encuentre buscando al Grial como a tantos caballeros medievales. Porque venerar el Santo Grial es adorar al Espíritu Santo y eso es adorar a Cristo”, declama.

¿Cómo llegó el Cáliz a la Patagonia?

En la versión de la Fundación Delphos, la historia comienza con la crucifixión misma, cuando José Arimatea huye hacia Francia en compañía de María Magdalena, su hermano Lázaro y otros apóstoles, y lleva consigo el Santo Grial.

Luego sigue viaje hacia sus posesiones mineras en la Bretaña donde funda la primera Iglesia que será conocida como Glastonebury (ciudad de la copa de piedra).

Lejos de allí, 11 siglos después, en 1118 nueve caballeros crearon la Orden del Temple para, decían, proteger sitios del cristianismo en Jerusalén. .
El Rey Balduino les asignó el sagrado Templo de Salomón, que ellos abandonarían una década más tarde. La Orden se transforma en el mayor poder financiero, militar y político de Europa hasta que en 1307 el rey de Francia, Felipe IV, el Hermoso, y el Papa Clemente V deciden acabar ese poder con su ilegalización y ejecución de los templarios, algunos de los cuales llegan a la Patagonia Argentina, merced a planos que poseía el Templo del Rey Salomón.

Una historia muy interesante, pero aún para nada comprobada. Energía en la Ciudad subterránea? Longevidad extendida en los Templarios guardianes, con más años que el mítico Matusalén, en fin, creo que demasiadas suposiciones fantásticas.

Mis antepasados Wydler, actuaron en las dos últimas cruzadas, donde fueron nombrados Barones por el emperador del Santo Imperio Romano- Germánico, pero si bien el Duque de Boulogne y Rey de Jerusalén, Godofredo de Bouillón, Jefe de la primera Cruzada, fue un héroe muy recordado en los nombres familiares,- mi abuelo se llamaba Godofredo- nunca dejaron información alguna de este viaje del Santo Grial a tan lejanos lugares americanos.

Si hablaron sobre la posibilidad de un cáliz usado por el Cristo -el Santo Grial- y la rama Judía (Tribu de Benjamín) de la nobleza francesa y otros temas afines, pero no fue esto el tema que impulsó la venida de las familias de mis ancestros de Suiza a la Argentina.

Relato parte de esta historia en “Heráldica de la Familia Wydler y Musguettis”, que se puede leer en Internet, entre ellos en mi blog Cultura Express, Agencia Comunas, etc.

Personalmente, no creo que los Templarios hayan desembarcado en Argentina.

por Manlio E. Wydler

El Misterio del Bastón de Mando.

Baston_de_Mando

El Bastón de Mando.

Orfelio Ulises de nacionalidad argentina, estuvo ocho años en un monasterio del Tibet, aprendiendo tecnicas de meditacion
y concentracion, etc, etc. Durante aquellos ocho años, en algun momento, los monjes le hablaron del Misterio de Parsivar (en Europa, tambien llamado Perceval), de las tierras de argentum, y de como este habria viajado desde la Francia antigua, hasta unas tierras desconocidas denominadas por los misticos, Argentum, que venia a significar algo asi como “Tierra de Plata”.

El y los monjes sin duda, veian el parecido de Argentum con Argentina, ademas de que Argentina, sea denominada tambien como “El Pais de la Plata”, aunque desconozco si fueron estos “parecidos” los que le llevaron al pais del Himalaya a investigar, o fueron otros motivos. Despues de estos ocho años, regreso a su pais Argentina, y segun el mismo Orfidio Ulises, guiado telepaticamente por los monjes tibetanos, se dirigio a la Provincia argentina de Cordoba, a la zona del Valle de Punilla, donde se encuentra el Cerro Uritorco, famoso por los avistamientos O.V.N.I.

En 1930, cierto día Orfelio Ulises se siente como atraído a trabajar en las cercanías del cerro Uritorco. A poco de remover tierra y cascotes, pone al descubierto un mortero o conana de granito, con su mano de piedra, al lado. Entusiasmado, por ese hallazgo de tanto valor continua excavando cuando la pala tropieza con un objeto que el maestro cree es de metal por el sonido que produce. El Bastón es también conocido como la “Piedra que Habla”, la “Piedra Imán” o la “Piedra de la Sabiduría” y supuestamente posee maravillosos poderes, que lo convierten en una pieza tan deseada como el Santo Grial. El Bastón de 1,10 m de largo, es una pieza de color negra esculpida en basalto, de unos cuatro kilos de peso. Su pulido es característico del período neolítico por lo que se calcula que fue construido hace unos 8000 años aproximadamente por orden del gran Cacique Voltán o Multán de los indios Comechingones. En torno al Bastón se realizaron estudios con detectores electromagnéticos y espectrales que desmostraron que el propio Bastón generaba intensos campos electromagnéticos de origen desconocido. Según un poema de Escenbach, trovador alemán, el Caballero Parsifal acompañado de una expedición de caballeros templarios, cruzarían el Atlántico mucho antes de haberlo hecho Colón, transportando hasta Argentum (Argentina), una considerable colección de objetos sagrados. Entre ellos se dice que se encontraba el Santo Grial , el cual debería ser depositado junto con el Bastón de Mando, en el cerro sagrado de Viarava (Uritorco – Córdoba). Orfelio Ulises, era un iniciado hermético que vivió ocho años en el Tibet, donde recibió de mano de los lamas las indicaciones correspondientes para encontrar la mítica pieza que se encontraba en Argentina. La cual apareció junto a otras dos piezas, una piedra circular y una tercera que dejó allí enterrada.

Orfelio Ulises

Antes de su muerte Orfelio Ulises consideró que la persona más adecuada para custiodar esa pieza era Guillermo Alfredo Terrera, que tuvo en su poder el Bastón de Mando hasta el día de su muerte, que le llegó el 19 de noviembre de 1998. El Bastón sigue en manos de la familia Terrera, la cual no sabe que hacer con el, ni que uso darle. Por lo que han decido ponerlo a la venta por una cuantiosa cantidad. Y ahora solo debemos esperar que la nueva persona que adquiera dicho Bastón sea realmente digna de tenerlo en su poder.

El Mito de Perceval (Parsifal).

Volviendo al Mito de Perceval, y suponiendo que sea el mismo personaje, ya que se le nombra en diferentes culturas y diferentes “Leyendas”, pues da a pensar que quiza fuera un personaje veridico. En la literatura galesa su nombe es Peredur y es famoso principalmente por la busqueda del Santo Grial. Hay muchas versiones del nacimineto de Perceval, siendo de Cuna Noble en la mayoria de las fuentes,
que cuentan que bien su padre fue el rey Pellimore o quiza otro noble Caballero.

En las leyendas donde su padre es Pellimore sus hermanos son, Sir Tor, Sir Aglovale, Sir Lamorak y Sir Domar. A su madre no la suelen nombrar en algunas fuentes, mientras en otras juega un papel importante, sin embargo la hermana, que a veces lleva el nombre de Dindrane, es la portadora del Grial.

Tras la muerte de su padre, la madre de Perceval le lleva a los bosques de Gales, donde le cría a espaldas de las tareas propias de los hombres hasta los 15 años. Sin embargo, finalmente un grupo de caballeros atraviesa el bosque y Perceval queda impactado por su heroica apariencia. Queriendo convertirse en caballero, el muchacho viaja hasta la corte del rey Arturo, donde tras probar su valía como guerrero es investido caballero e invitado a unirse a los Caballeros de la Tabla Redonda.Incluso en las historias más antiguas Perceval está relacionado con la búsqueda del Santo Grial. En Perceval, el Cuento del Grial de Chrétien de Troyes, se encuentra con el lisiado Rey Pescador y ve el Santo Grial, pero no logra hacer la pregunta que habría curado al herido monarca. Tras aprender de su errores hace voto de volver a encontrar el castillo del Grial y completar la búsqueda.En las versiones antiguas la amada de Perceval era Blancaflor y se convertia en rey de Carbonek tras curar al Rey Pescador, pero en versiones posteriores era un caballero virgen que moría antes del alcanzar el Grial. En la versión de Wolfram, el hijo de Perceval era Lohengrin.

Segun algunos investigadores, la “Leyenda” de Perceval proviene de la antigua Persia. En esa leyenda, como se describe en los Fargads del Vendidad (véase Avesta) y posteriormente, en verso, en el Shahnameh, Jamshid tenía una copa mágica de siete anillos llena del elixir de la inmortalidad. Se decía que la copa estaba en (las manos de) el Parsi-Var, o Var de los persas, dando así pie a la especulación de que el personaje de Perceval procedía de esta leyenda.