Acercándose al descubrimiento físico del takión

Este es el sexto artículo que escribo sobre los Takiones, un tema que me saca el sueño realmente. Me impresiona el “jugo” que sacan del Fermilab- el que aparece en las dos fotografías-, algunos científicos americanos, los que pronto se quedarán sin esta máquina, ya que los fondos para su operación o mantenimiento han sido dirigidos a otro emprendimiento del tópico, internacional.

Transcribo estas cosas que he leído en NOTICIAS DE LA CIENCIA:

Un experimento del acelerador Tevatron (EE.UU.) encuentra un resultado inesperado en los datos que apunta más allá del Modelo Estándar. En la colaboración internacional que firma el análisis hay participación de tres instituciones españolas: IFAE de Barcelona, IFCA de Santander y CIEMAT. .

Científicos del Laboratorio Fermi (Chicago, EE.UU.) presentaron el 6 de marzo los resultados de un análisis de datos obtenidos en el detector CDF del acelerador Tevatron en el que encuentran evidencias significativas de un exceso de datos sobre las predicciones teóricas. Los resultados, aún no confirmados por otros experimentos, suponen una sorpresa para la comunidad científica, ya que, de validarse, revelarían la existencia de “nueva física” algo distinta a la del Modelo Estándar, la teoría que describe las partículas fundamentales y sus interacciones. Según las interpretaciones, podría tratarse de un bosón de Higgs distinto al propuesto por la teoría, o bien otra partícula portadora de una nueva fuerza. Los resultados se han enviado para su publicación en Physical Review Letters.

Los investigadores analizaron una muestra selecta de datos de 10.000 colisiones protón-antiprotón registradas en el detector CDF del acelerador Tevatron, que cerrará en septiembre de este año tras dos décadas de funcionamiento al no conseguir financiación extra del Gobierno estadounidense. La muestra seleccionaba colisiones con dos chorros (jets) de partículas hadrónicas y una partícula W decayendo en partículas leptónicas (electrón o muón y sus neutrinos correspondientes). W es una de las partículas portadoras de interacción débil, una de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza junto a la interacción fuerte, la electromagnética y la gravedad. Continuar leyendo “Acercándose al descubrimiento físico del takión”