Agartha, un mundo subterraneo

Agartha, también denominada Agarthi, Agharta o Agarttha, representa un mundo místico, una ciudad subterránea que el hombre ha intentado descubrir a lo largo de la historia. Su existencia se encuentra sustentada por elementos legítimos y y por indicios sólidos; Los cuales, naturalmente han incentivado a numerosos exploradores a dedicar su vida por hallarla.

Una de éstas búsquedas, tuvo lugar en el polo norte recientemente, en los comienzos del año 2007 – Expediton to the Inner Earth – aunque tristemente se frustró por la muerte de su organizador principal, Steve Currey. Pese a la esperanza de cientos de profesionales de todo el mundo por demostrar la famosa teoría de la tierra hueca. El viaje al centro de la tierra tendrá que esperar una nueva oportunidad.

La historia de Agartha tiene su origen en remotas leyendas orientales; Distintas religiones la mencionan, como la Brahamánica en el libro “El rey del Mundo” (1927) en donde el esoterista francés René Guénon explica que en las culturas antiguas los relatos de una tierra santa son comunes y coincidentes, dándole distintas ubicaciones, englobando casi a todas las ciudades místicas conocidas, como Shambala, Avalón, Ogigia, Thule, el Olimpo, y otras.

Según éstas teorías, existiría un reino comunicado por rutas subterráneas que se extienden por todo el mundo, dándole de ésta manera significado al soberano que las gobierna: “El Rey del mundo”. En la literatura se la suele relacionar con el fenómeno OVNI, particularmente con la teoría de la vida intraterrena, la cual sostiene la existencia aun en la actualidad de seres extraterrestres que viven en las profundidades de la tierra y que utilizan éstas cuevas subterráneas como bases, desde las cuales pueden llevar a cabo todo tipo de experimentos y actividades paranormales.

El reino de Agartha, estaría conformado por continentes, al igual que en la tierra extra-terrena y su corazón o ciudad principal sería Shambala, una ciudad que muchos creen, se encuentra debajo del Desierto de Gobi y de la cual dependerían subreinos con cientos de miles de habitantes cada uno.

Los portales de Agartha

La creencia indica que existen numerosos portales secretos que conducen a éste increíble lugar, algunos de ellos ocultos en las profundidades del océano, otros tan inaccesibles como el de los polos norte y sur. En la impenetrable selva amazónica o hasta en las cataratas del Iguazú. Una lista no extensiva podría ser: Desierto del Gobi, Mongolia – Siberia – Sur de la Cuchilla Grande, (Mansavillagra, Manga, Puntas de Manga) Uruguay – Polo Norte – Polo Sur – Mammoth Cave – Kentucky, EUA – Manaus, Brasil – Mato Grosso, Brasil – Cataratas del Iguazú, Argentina/Brasil – Monte Epomeo, Italia – Esfinge de Giza – Cueva de los Tayos, Ecuador – y la Gruta de la Paz, (o de Rumichaca) Ecuador.

La Tierra Hueca

Para la ocultista Helena Blavatsky, Agartha, a la que ella denomina “logia blanca”, se encuentra emplazada sobre la isla del Mar de Gobi donde, en tiempos remotos, aterraron los “Señores de la Llama”; Unos semi-dioses provenientes de Venus. Las doctrinas esotéricas mas fantasiosas resaltan su fundación hasta hace unos quince millones de años. La idea de mundos subterráneos se pudo haber inspirado en creencias religiosas antiguas como el Hades, el Sheol y el infierno.

Para la escritora Earlyne Chaney, hace eras, las almas avanzadas provenientes de otros sistemas solares y planetas del Universo se instalaron en el Planeta Tierra. Los Anunnaki; su descendencia en la Tierra son los Annu. Estos seres fueron quienes trajeron el “arca de la alianza“, un arma laser utilizada para ejercer el control de la gravedad y elevar la tecnología de la civilización terrestre. Según ésta misma teoría fueron los propios Anunnaki y los Annu los que construyeron las grandes civilizaciones de la Atlántida y Lemuria. Finalmente los Anunnaki se marcharon dejando a la Tierra en manos de los Annu que para entonces ya se habían emparejado con terrícolas. Cuando el tiempo pasó, la Atlántida empezó a ser tomada por los Hijos de Belial, o la Hermandad Oscura. Los Annu al darse cuenta que la destrucción de la Atlántida se acercaba, huyeron a otros países especialmente a Egipto. Ayudaron a construir las pirámides con sus arcas de la alianza, no obstante también usaron estos instrumentos para perforar profundo bajo tierra, construyendo túneles y ciudades subterráneas. Cuando el diluvio y el cambio de polos estaban a punto de demoler la Atlántida y Lemuria, los Annu entraron en sus ciudades del interior de la Tierra a través de la Gran Pirámide. Después sellaron la pirámide impidiendo a los terrícolas descubrir sus pasajes subterráneos y manteniendo fuera las aguas de la inundación.

La historia del Almirante Richard E. Byrd

Richard_E_ByrdRichard Evelyn Byrd (1888 – 1957) fue un aviador de la Marina Estadounidense. El 19 de febrero del año 1947, Byrd realizó un vuelo de rutina sobre el polo norte, y descubriría un lugar extremadamente misterioso tras perderse después de resultar averiados la brújula magnética y la aguja giroscópica de su avión. Al no poder mantener su ruta con éstos instrumentos rotos Byrd, intento seguir una ruta intuitiva dando de repente con un lugar totalmente opuesto a lo esperado por éstas latitudes.

Se trataba de un valle montañoso completamente soleado y cálido, imposible de imaginarse en el medio de la gran masa de hielo del ártico. En un diario que escribió, habla de entrar en el interior hueco de la Tierra junto con otros y de viajar mil setecientas millas sobre montañas, lagos, ríos, vegetación verde, y vida animal. Dice haber visto animales parecidos a los mamuts de la antigüedad moviéndose entre la maleza. Finalmente encontró ciudades y e incluso describe una civilización de aquel sorprendente lugar.

Un extracto de ésta historia dice más o menos lo siguiente:

-El paisaje circundante parece nivelado y normal. Delante de nosotros avistamos aquello que parece ser ¡¡¡una ciudad!!!. ¡Es imposible!. El avión parece ligero y extrañamente flotante. ¡Los controles se niegan a responder!. ¡Dios mío!. A nuestra derecha y a nuestra izquierda hay aparatos de extraño tipo. Se aproximan y algo irradia de ellos. Ahora están bastante cerca para ver sus insignias. Es un símbolo extraño. ¿Dónde estamos?. ¿Qué ha sucedido?. Otra vez tiro decididamente de los mandos. ¡¡¡No responden!!!.

Estamos atrapados firmemente por una especie de invisible cepo de acero. -Nuestra radio grazna y llega una voz que habla en ingles con acento que parece decididamente nórdico o alemán!. El mensaje es: “Bienvenido a nuestro territorio, almirante. Os haremos aterrizar exactamente dentro de siete minutos. Relajaros, Almirante, estáis en buenas manos” Me doy cuenta de que los motores de nuestro avión están apagados. El aparato está bajo un extraño control y ahora vira sólo.

Al final su avión fue saludado por máquinas voladoras de un tipo que nunca había visto antes. Le acompañaron a un lugar de aterrizaje seguro y fue saludado graciosamente por emisarios de Agartha. Después de descansar, él y su tripulación fueron llevados a conocer al Rey y la Reina de Agartha. Le dijeron que le habían permitido entrar en Agartha por su alta moral y carácter ético. Continuaron diciendo que desde que los Estados Unidos habían arrojado las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, habían estado muy preocupados por su propia seguridad y supervivencia. Habían decidido que era el momento de hacer un mayor contacto con el mundo exterior para asegurarse que la humanidad no destruiría ese planeta y su civilización con él.

A Byrd se le había permitido entrar para poder hacer contacto con alguien en quien confiaran. Para hacer corta una larga historia, cuando su visita terminó, el Almirante Byrd y su tripulación fueron guiados en su avión de vuelta al mundo exterior, habiendo cambiado sus vidas para siempre.

En Enero de 1956, el Almirante Byrd dirigió una expedición al Polo Sur. En esa expedición él y su tripulación penetraron dos mil trescientas millas en el centro de la Tierra. El Almirante Byrd declara que los Polos Norte y Sur son sólo dos de las muchas aberturas al centro de la Tierra. El Almirante también declara que la Tierra interna tiene su propio sol. La teoría de Byrd es que los polos de la Tierra son cóncavos, en vez de convexos, y los barcos y aviones pueden en efecto navegar o volar hacia dentro.

Es curioso que aun en la actualidad y con gran tecnología de por medio, las imágenes satelitales existentes sobre el polo norte o sur de la Nasa o del Google Earth no muestren datos de extensas franjas pertenecientes a éstos lugares. Otro misterio que envuelve a los polos es que no se permite sobrevolar éstas áreas con ningun tipo de aeronave civil.

Videos Interesantes sobre Agartha y la teoría de la tierra hueca:

La Tierra está Hueca
Imagen del polo en Google Earth
La asombrosa teoría de la tierra hueca 1

Viajes enigmáticos: Teorías sobre la tierra hueca.

tierra_hueca_Foto_SatelitalA principio de los años ’70 las fotografías que la (ESSA); Administración de Servicios de Ciencia del Medio Ambiente, le proporcionara a los medios de comunicación, revolucionarían la opinión pública, generando controversias en torno a los OVNIS y otros misterios aun no resueltos. Eran fotografías del Polo Norte tomadas por el satélite ESSA-7 el 23 de noviembre de 1968. Una de las fotografías mostraba el Polo Norte cubierto por la acostumbrada capa de nubes; la otra, mostraba la misma zona sin nubes revelando un inmenso y misterioso agujero.

Durante mucho tiempo, muchos ufólogos habían creído que la tierra era hueca, y que el caso OVNI, se podría enmarcar en ésta hipótesis, aludiendo que existe una civilización superior en las profundidades del globo terráqueo.

En 1970, gracias al apoyo de una fotografía en la que aparecía el enorme agujero del Polo Norte, el editor y ufólogo de la revista Flying Saucers, Ray Palmer, pudo por fin asegurar que ésta raza subterránea existía y probablemente se podía llegar hasta ella a través de los agujeros de los polos Norte y Sur.

Richard_E_ByrdCabe destacar que desde 1928 y durante varios años, El almirante Richard E. Byrd, explorador polar, aviador y marino de la armada de EE.UU fue protagonista principal del relevamiento aéreo y terrestre de la Antártida. Algunos años después de su retiro, saldría a la luz un supuesto diario secreto en el que Byrd relataba una aventura, que tuvo lugar durante el año 1934. El impactante descubrimiento de una hendidura en el polo sur, en donde se extiende un maravilloso valle rodeado de vegetación abundante y animales prehistóricos. Lo que se sabe con seguridad es que durante éste año, el aviador sobrevivió desde Marzo a Agosto en medio del hielo del invierno antártico, a casi 200 km. de la base más cercana y con temperaturas que superaban los cincuenta grados bajo cero. [Leer el diario secreto de Byrd].

Las famosas expediciones de Byrd entraron por vez primera en la controversia de la Tierra hueca cuando varios artículos y libros -especialmente Worlds beyond the Poles (Mundos más allá de los Polos), de Amadeo Giannini- pretendieron que Byrd había en realidad volado no por encima del Polo, sino hacia dentro de los grandes agujeros que llevan al interior de la Tierra. Ray Palmer, basándose principalmente en el libro de Giannini, introdujo esta teoría en el número de diciembre de 1959 de su revista y, a raíz de ello, mantuvo una voluminosa correspondencia al respecto.

Según Giannini y Palmer, el vicealmirante Byrd anunció en febrero de 1947, antes de un supuesto viaje de 2.750 km. a través del Polo Norte: “Me gustaría ver la tierra más allá del Polo. Esa área más allá del Polo es el centro del Gran Enigma.” Giannini y Palmer decían también que, durante su supuesto vuelo sobre el Polo Norte en 1947, el vicealmirante Byrd comunicó por radio que veía debajo de él, no nieve, sino áreas de tierra con montañas, bosques, vegetación, lagos y ríos y, entre la maleza, un extraño animal que parecía un mamut. También, siempre según Giannini y Palmer, en enero de 1956, después de dirigir otra expedición a la Antártida, el vicealmirante Byrd había manifestado que su expedición había explorado 3.700 km. más allá del Polo Sur y, además, justo antes de su muerte, Byrd había dicho de la tierra más allá del Polo que era “un continente encantado en el cielo, tierra de misterio permanente”. Esa tierra, según otras teorías, era la legendaria Ciudad del Arco Iris, cuna de una fabulosa civilización perdida.

Las teorías científicas sobre la tierra hueca.

Leonard Euler, un genio matemático del siglo XVIII dedujo que la Tierra era hueca, que contenía un sol central y que estaba habitada; y el doctor Edmund Halley, descubridor del cometa Halley y astrónomo real de Inglaterra en el siglo XVIII, también creía que la Tierra era hueca y albergaba en su interior tres plantas. Ninguna de estas teorías estaba sustentada científicamente, pero alternaban con varias obras de ficción sobre el mismo tema, las más importantes de las cuales eran, “Las Aventuras de Arthur Gordon Pym”, de Edgar Allan Poe (1833), y “el Viaje al centro de la Tierra” de Julio Verne (1864).

Muchas novelas de ficción han mantenido vivo el espíritu de que la tierra es hueca y alberga en su interior algún tipo de civilización superior. Es el caso de “Tarzán en las entrañas de la Tierra (1929)”, escrito por Edgar Rice Burroughs o “La sombra más allá del tiempo (1936)” de H.P. Lovecraft. Sin embargo, no había evidencias científicas o pruebas concretas de que realmente la tierra fuera hueca.

Después de que Ray Palmer publicara su controvertida teoría en 1970, los ufólogos y creyentes en la Tierra hueca quedaron a la expectativa. Pero la teoría de Palmer carecía de argumentos convincentes y su mayor prueba venía dada por las fotografías del polo tomadas por la ESSA. Y por las controvertidas expediciones del Almirante Byrd.

El diario Secreto del Almirante Richard E. Byrd.

EL supuesto diario secreto de Byrd, comienza así:

Debo escribir este diario a escondidas y en absoluto secreto. Se refiere a mi vuelo Ártico del 19 de febrero del año 1947. Vendrá un tiempo en el que la racionalidad de los hombres deberá disolverse en la nada y entonces se deberá aceptar la inevitable verdad. Yo no tengo la libertad de divulgar la documentación que sigue, quizás nunca verá la luz, pero debo, de cualquier forma, hacer mi deber y relatarla aquí con la esperanza de que un día todos puedan leerla, en un mundo en el que el egoísmo y la avidez de ciertos hombres ya no podrán suprimir la Verdad… [Leer el diario completo de Byrd]

El enigma de la foto satelital del Polo Norte resuelto.

La fotografía es un mosaico de imágenes de televisión tomadas por el satélite durante 24 horas, que muestran la Tierra desde diversos ángulos. Las imágenes fueron procesadas por una computadora y unidas de modo que formasen una vista total de la Tierra como si el observador se hallase en un punto directamente encima del Polo. Durante esas 24 horas, todos los puntos en las latitudes ecuatoriales y medias recibieron luz solar durante algún periodo de tiempo, y aparecen iluminados en la fotografía compuesta. Pero las regiones cercanas al Polo estaban en ese momento sumidas en la oscuridad permanente del invierno ártico. Por ello hay un área no iluminada en el centro de la foto.

¿Cómo Sabemos que la Tierra es Sólida?

Que la Tierra es sólida no es difícil de demostrar: las últimas medidas de la constante gravitacional G daban un peso para nuestro planeta de 5.972×1021 toneladas métricas; Dado que la densidad media de las rocas de la corteza es de 2.9 gr/cc3 y nunca pasan de 3.3 gr/cm3 es difícil imaginar de dónde sale la masa que falta si la Tierra está compuesta de tan solo una fina corteza. Pero no sólo podemos deducir que la Tierra es sólida a partir de su masa: la sísmica nos ha mostrado que además está compuesta de capas distintas y nos ha dicho a qué profundidad está cada una de ellas.

Fuentes; Fotos y otros enlaces relacionados con el tema: La Tierra Hueca: