La desaparición de la Estatua de la Libertad

La Estatua de la Libertad, es el símbolo más famoso de la ciudad de Nueva York, y uno de los más importantes de los Estados Unidos.

Desaparicion de la estatua de la libertad

El mago ilusionista David Copperfield, lo hizo desaparecer ante miles de espectadores en 1983 demostrando su ingenio y dejando perplejos a la gente que estaba presente y a los televidentes en sus hogares.

Durante el show puso un escenario en el que la Estatua de la Libertad se encontraba enmarcada por dos columnas de iluminación; entre ellas, una cortina que subía para tapar la estatua y realizar la misteriosa desaparición.

Mientras que toda la gente se concentraba en mirar atentamente a los pilares y la cortina, el truco se llevaba a cabo.

A veces las cosas son mucho más simples de lo que parecen.

El siguiente diagrama, muestra como, cuando la cortina sube, una enorme plataforma circular se mueve sigilosamente sacando la estatua del marco de visión.

El helicóptero, obviamente hace los movimientos oportunos para ayudar a la ilusión, Las luces que alumbraban la Estatua de la Libertad, se apagaron para que el público perdiera la referencia visual. La desaparición del punto que hay en el radar, es solo una animación grabada que contribuye a la sugestión.

Como se puede ver en la parte derecha del dibujo, al bajarse la cortina los espectadores se sorprenden y son entrevistados, ya que desde su punto de vista les es imposible ver la estatua, sin saber que en realidad están viendo hacia una zona en la que hay un equipo de luces, igual al que alumbra a la Estatua de la Libertad

Después de esto, se repite el truco pero hacia atrás, se sube la cortina, mientras la plataforma gira ahora hacia el lado contrario, para regresar al punto inicial! – Y la Estatua de la Libertad misteriosamente aparece. Video en youtube

Un truco de magia que tardó 34 años en completarse

Todo comenzó en 1963, cuando Teller, el famoso mago del dúo Penn & Teller estaba cursando los estudios de bachillerato en la secundaria. En una ocasión su profesor favorito, el Sr. Rosenbaum, bromista y mago aficionado leyó a sus alumnos una historia poco conocida llamada “Enoch Soames”, escrita por el británico Max Beerbohm en 1916.

Penn and Teller

En la historia, Max Beerbohm narra la trágica vida de un personaje que vivió en 1890 llamado Enoch Soames, un escritor frustrado y mediocre, pero sumamente vanidoso y con ínfulas de ser una persona importante. Un día mientras Soames caminaba por las calles se le apareció el diablo, y le propuso transportarlo mágicamente al futuro para que pudiera ir a la biblioteca más famosa del mundo y leer las reseñas históricas sobre su vida. La única condición era que Soames debía entregarle su alma a cambio del viaje al futuro. Confiado de que en el futuro sus obras literarias serían estudiadas ampliamente, y pensando que sin duda algún sería en un autor famoso y reconocido mundialmente, Soames aceptó la propuesta. Continuar leyendo “Un truco de magia que tardó 34 años en completarse”

Truco de teletransportación

Navegando en Youtube en busca de videos relacionados con el contenido del blog, encontré éste video de una supuesta teletransportación, basada la teoría de la pared magnética de Nicola Tesla. Naturalmente se trata de una ilusión óptica, pero es realmente muy entretenido y de alguna manera promueve la imaginación y el deseo de que la ciencia en algún momento logre descubrir el traslado de objetos de ésta forma.