Astronauta asegura que no estamos solos en el universo y lanza una asombrosa predicción

Tim Peake, que el 15 de diciembre puso rumbo a la Estación Espacial Internacional (ISS), como el primer ciudadano británico en formar parte de uno de los programas realizados por la Agencia Espacial Europea, pronosticó que la humanidad va a asistir, en pocos años, al hallazgo de vida en otros planetas.

“Existe una gran probabilidad de que pronto descubramos que hubo, o hay, vida en nuestrosistema solar”, -Afirma el astronauta de la ESA.

Durante la entrevista concedida al magazine “Ay va!”, el astronauta, de 43 años, nacido en Chichester, Inglaterra, dijo estar completamente seguro que los científicos pronto darán respuesta a la“gran pregunta” que siempre se hahecho el hombre: ¿Estamos solos en el universo?

astronauta

“Creo en la existencia de vida en otros planetas. Completamente. Es por ello, que siempre estamos buscando compuestos orgánicos y la posibilidad de vida en otros mundos” -indicó.

Lo que realmente sí seria una enorme sorpresa, “es que no hubiera vida en otros lugares del universo”, afirmó.

Sin embargo, el astronauta dejo claro que no espera ver a pequeños hombrecitos verdes salir repentinamente de los cráteres del planeta rojo. “De lo que sí estoy seguro, es que podremos encontrar algunas formas de vida unicelular en Marte”, continuó.

Peake, también sugirió que algún tipo de organismo extraterrestre podría ser descubierto en las lunas de Saturno y Júpiter, particularmente en aquellas en las que se cree existen, ocultos, vastos océanos de agua.

“Donde hay agua, hay la posibilidad de vida”, apuntó.

El Supercluster Laniakea; Nuestro lugar en el Universo

Las galaxias no están distribuidas al azar en todo el Universo, sino que forman parte de una especie de juego cósmico de muñecas rusas. Se encuentran en grupos, como el nuestro, el Grupo Local, que contiene docenas de galaxias, unas veinte, y en cúmulos masivos, donde hay cientos de galaxias, todas interconectadas en una red de filamentos en el que las galaxias se ensartan como perlas.

el supercluster laniakea

Cuando estos filamentos se entrecruzan, aparecen estructuras colosales, llamadas «supercúmulos». Estas estructuras están interconectadas, pero sus límites no siempre están bien definidos.

Ahora, un equipo internacional de astrónomos dirigido por R. Brent Tully, de la Universidad de Hawái en Manoa, ha establecido los contornos del inmenso supercúmulo de galaxias que contienen a la nuestra, la Vía Láctea. Han nombrado al supercúmulo «Laniakea», que significa «cielo inmenso» en hawaiano, en honor a los navegantes polinesios que utilizaban sus conocimientos sobre el cielo para viajar a través de la inmensidad del Océano Pacífico. La investigación aparece publicada en la revista Nature, que le ha dedicado su portada. Continuar leyendo “El Supercluster Laniakea; Nuestro lugar en el Universo”

Carrera Espacial : El extraño caso de Josef Petrenkov

Mucho se ha hablado sobre la carrera espacial, que fue la época cuando los Estados Unidos de América y la Unión Soviética competían por la conquista del espacio. Se ha hablado del satélite Sputnik, del cosmonauta Yuri Gagarin, del primer hombre en la luna… Sin embargo, considero que los sucesos de los que nadie habla son los más interesantes. Tal es el caso de Josef Petrenkov.

El lado oscuro de la luna

Era el año 1968, las grandes potencias mundiales estaban en su apogeo tanto económica como tecnológicamente. Los avances de la ciencia habían permitido al hombre realizar hazañas que en otras épocas sólo en sus sueños y fantasías se podían realizar. En ese entonces Estados Unidos se preparaba para llevar al primer hombre a la luna. A pesar del grado de confidencialidad que se manejaba en el desarrollo de la misión, éste no fue suficiente para evitar que la inteligencia secreta de los soviéticos se enteraran de sus planes. Los soviéticos, naturalmente, querían estar un paso adelante de los norteamericanos, y en absoluto secreto pusieron en marcha una de las misiones más ambiciosas hasta la época, la cual consistía en lanzar un vehículo espacial tripulado por dos cosmonautas que orbitaría la luna por cuarenta y ocho horas.

El objetivo de la misión era tomar mediciones del satélite natural permitiéndoles llevar a cabo un alunizaje meses antes de la gran potencia del oeste. Así entonces, en el mes de octubre de 1968, despegó desde un aeródromo en Kazajstán un cohete Soyuz. Sus tripulantes eran los cosmonautas Ivan Pavelovich y Josef Petrenkov. La misión marchó de acuerdo a lo planeado durante las primeras cuatro fases, pero es debido a lo ocurrido durante la quinta fase —orbitar alrededor de la luna por dos días terrestres— que los soviéticos negaron la existencia de la misión. Aunque las probabilidades de fracaso en este tipo de expediciones son muy altas, nadie imaginaba que lo que estaba a punto de ocurrir sería tan extraño, al grado de que la unión soviética no planearía una misión cerca de la luna hasta después de cuarenta años. Continuar leyendo “Carrera Espacial : El extraño caso de Josef Petrenkov”

Científicos descubren un planeta habitable

Hallan en el sistema planetario “Kepler-22” un planeta que puede tener agua.

Nuevo Planeta habitable

El observatorio espacial Kepler encontró en el sistema planetario “Kepler-22”, a 600 años luz, el primer planeta situado en la “zona habitable”, la región en la que creen que se puede encontrar agua líquida, anunció hoy la NASA en una rueda de prensa.

Los científicos del Centro de Investigación Ames de la NASA anunciaron, además, que Kepler identificó 1.000 nuevos candidatos a planeta, diez de los cuales tienen un tamaño similar al de la Tierra y orbitan en la zona habitable de la estrella de su sistema solar. Continuar leyendo “Científicos descubren un planeta habitable”

Descubren el mayor reservorio de agua del Universo

Dos equipos de astrónomos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) encontraron la mayor reserva de agua alrededor de un cuásar -uno de los cuerpos más brillantes y más violentos del Universo- a 12 mil millones de años luz de la Tierra, lo que la hace, también, la más lejana.

La cantidad de vapor de agua es equivalente a 140 mil billones de veces de toda el agua en los océanos de nuestro planeta; su temperatura es de menos 53 grados Celsius y es 300 mil millones de veces menos denso que la atmósfera de la Tierra, pero de 10 a 100 veces más denso que lo típico en las galaxias como la Vía Láctea.

“El ambiente alrededor de este cuásar es único ya que produce una cantidad extremadamente grande de agua. Esta es otra demostración de que el agua está presente alrededor de todo el Universo, desde sus orígenes”, dijo Matt Bradford, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA y autor del artículo que aparece en la revista especializada Astrophysical Journal Letters.

Los astrónomos siempre han estimado que el vapor de agua se encuentra desde los principios del Cosmos o Universo distante, pero nunca se había detectado de esta forma antes. Los investigadores del Caltech estudiaron el cuásar APM 08279+5255, que es alimentado por un hoyo negro 20 mil millones de veces más masivo que el Sol y produce energía mil billones de veces de la que genera nuestro astro.

“El vapor de agua es un gas que muestra la naturaleza de un cuásar. En este caso, el gas se distribuye alrededor del hoyo negro en una región gaseosa que abarca cientos de años luz”, explicó en un comunicado el JPL.

Medir la cantidad de vapor de agua y de otras moléculas, como el monóxido de carbono, sugieren que hay suficiente gas para alimentar al hoyo negro hasta que crezca seis veces su tamaño. Si esto pasa, gran parte del gas podría condensarse y formar estrellas, explicaron los astrónomos.

El equipo encabezado por Bradford comenzaron sus observaciones en 2008, usando el instrumento llamado Z-Spec ubicado en el Observatorio Submilimétrico del Caltech en Mauna Kea en Hawai, combinando datos que captaba el Combined Array for Research in Millimeter-Wave Astronomy (CARMA) en las montañas Inyo en el sureste de California.

El segundo equipo de astrónomos, esta encabezado por Dariusz Lis, que también utilizaron información del Interferómetro Plateau de Bure ubicado en los Alpes franceses.

Descubren un planeta que vino de otra galaxia

Astrónomos europeos informaron haber hallado por primera vez un planeta en otra galaxia fuera de la Vía Láctea -a la que pertenece la Tierra-, en un informe divulgado en Estados Unidos.

El exoplaneta es ligeramente más grande que Júpiter, que es el mayor del Sistema Solar, y orbita alrededor de una estrella que está a 2.000 años luz de la Tierra.

Se cree que ambos, la estrella y el planeta, son parte de la corriente Helmi, un grupo de estrellas que permanece luego de que su mini-galaxia fuera absorbida por la Vía Láctea unos 9.000 millones de años atrás, señaló el estudio publicado en Science Express.

Los astrónomos pudieron localizar el planeta, bautizado HIP 13044 b, al concentrarse en una “pequeña perturbación en la estrella causada por el tirón gravitacional de un compañero orbital”, señala el estudio.

Para ello usaron un telescopio propiedad del laboratorio europeo en La Silla, en Chile, a una altura de 2.400 m y a 600 km al norte de Santiago. El planeta está bastante cerca de la estrella que orbita y sobrevivió una fase en la que su anfitriona pasó por un crecimiento masivo después de haber agotado su provisión de hidrógeno en el núcleo, una etapa que dentro de la evolución de las estrellas se denomina “fase de gigante roja”.

“El descubrimiento es particularmente intrigando si se considera el distante futuro de nuestro propio sistema planetario, cuando el Sol también se convierta en una gigante roja dentro de unos 5.000 millones de años”, dijo Johny Setiawan, el principal investigador del proyecto del instituto Max Planck de Astronomía.

El exoplaneta (planeta que está fuera del Sistema Solar) completa un órbita cada 16 días, probablemente sea bastante caliente porque está muy cerca de la estrella y tal vez esté en el final de su vida, dijeron los astrónomos.

Glosario

La Silla Paranal Observatory: La Silla Facilities:

La Silla, en la parte sur del desierto de Atacama, a 600 km al norte de Santiago de Chile y tiene una altura de 2400 metros es el hogar de la original de ESO sitio de observación.

Aquí ESO opera tres telescopios principales: el telescopio de 3,6 m, el New Technology Telescope (NTT), y el telescopio Max-Planck de ESO de 2,2 metros. Están equipadas con lo último de los instrumentos del arte ya sea construido por completo por la ESO o por consorcios externos, con una contribución sustancial de la ESO.

Observatorio La Silla está organizando regularmente Visitante Los instrumentos que se unen a un telescopio, por la duración de una carrera de observación y luego se retira del telescopio.

La Silla también alberga telescopios nacional, tales como el telescopio de 1,2 m de Suiza y el telescopio de 1,5 m danés.

Planeta extrasolar:

Se denomina planeta extrasolar o exoplaneta a un planeta que orbita una estrella diferente al Sol y que, por tanto, no pertenece al Sistema Solar. Los planetas extrasolares se convirtieron en objeto de investigación científica en el siglo XIX. Muchos astrónomos suponían que existían, pero no había forma de saber qué tan comunes eran o cómo podrían ser similares a los planetas de nuestro sistema solar. Continuar leyendo “Descubren un planeta que vino de otra galaxia”

Equivocación de la NASA

Raras descripciones astronómicas

Podría decirse que trato como lector curioso de no dejar pasar ninguna novedad en divulgaciones científicas diversas. (Cuando me pasa, las releo).

No solo adhiero a cosas muy aventuradas e incluso más allá de lo mejor comprobado, porque siempre he dejado volar mi imaginación y desde hace años me he permitido practicar técnicas que penetran los conocimientos akáshicos.

Pero también, pongo la “lupa” sobre mucho de lo que leo y me resulta sospechado de al menos inconcordante. En realidad me sucede demasiado seguido.

Muchas veces encuentro interesantísimos informes de La NASA, ya que tiene los medios materiales más modernos para observar y comprender el gran universo en el que estamos inmersos. Algo hace mucho me avisaba dentro del cerebro que estaba mal.

En especial, cuando hablamos de la zona local, expresión que nos retrotrae a lugares astronómicos ubicados a no más de unos pocos cientos de años luz de distancia.

Un tema que me apasiona es la posibilidad de que en un futuro cercano pudiéramos encontrarnos con energías o masas atacantes, provenientes de estrellas explotadas y que dejan tras de si nubes (o nebulares.)

También temo a otras nubes que motivan el nacimiento de estrellas, sus zonas más calientes denotan la aglutinación de masa, que al aumentar la densidad, hace aumentar la temperatura, primero por contracción gravitacional y luego por los fuegos atómicos.

Estos gases de la explosión de supernova, o en los otros casos, lejos de las condensaciones que producirán protoestrellas, son lugares muy fríos (menos de 10 ° Kelvin) y muy poco densos (1 o 2 átomos por centímetro cúbico), o polvo interestelar (de menos de 0,3 de micra).

Por lo tanto me asombró que La NASA diera como densidad para la nube local SCO-CEN (Escorpio-Centauro) datos increíbles: Los astrónomos la llaman “Burbuja local”. Tiene forma de maní, mide unos trescientos años luz de longitud y que está prácticamente vacía. El gas dentro de la burbuja es muy tenue (0,001 átomos por centímetro cúbico) y muy caliente (un millón de grados), es decir, mil veces menos denso y entre cien y cien mil veces más caliente que el medio interestelar ordinario.(¿?)

Con esa exigua densidad, nunca podría tener esa temperatura, ni muchísimo menos, con el tiempo transcurrido. El original y la traducción dicen lo mismo y esto ha pasado por las manos de muchos astrónomos y físicos.

Parece que a cualquiera hoy “se les escapan las liebres”.

Comida galáctica

Hemos visto que el canibalismo es común entre estrellas y entre galaxias. Ya casi nadie discute la necesidad aparente de que en los centros galácticos exista un monstruoso agujero negro, en gran medida para cohesionar la materia de los mismos, con su poderosa gravedad. La actividad de estos, aumenta cuando colisionan galaxias, que aportan gases, polvo y sistemas estelares y planetarios.

Los astrónomos saben desde hace tiempo que Andrómeda es un depredador espacial que se engulle las galaxias enanas que se acercan demasiado. Andrómeda y la Vía Láctea, la galaxia en la cual se encuentra nuestro Planeta Tierra, son los dos grandes objetos de éste rincón del universo. Andrómeda es la galaxia grande más cercana, a unos dos millones y medio de años luz de distancia. Un año luz equivale a unos 9,5 billones de kilómetros (5,9 billones de millas).

Las galaxias se consumen entre sí, a veces violentamente y otras veces creando nuevas megagalaxias.

Hoy, ya lejos del Big-Bang estos monstruos están menos activos.

Las propias galaxias tienen pocas posibilidades hoy de fabricar estrellas, mucho menos que hace 11 mil millones de años o más.

Simplemente, se está acabando el combustible, el gas y el polvo interestelar.

Precisamente está ingresando una nube de estos materiales a los contornos de nuestra galaxia lo que reportará a no dudarlo en el nacimiento de estrellas jóvenes, que remozarán una parte de un brazo de la Vía Láctea, como hace 140 millones de años aconteció con el cúmulo estelar de las Pléyades, un conjunto de más de 500 estrellas de todo tipo: Gigantes blanco azuladas, Gigantes rojas, amarillas y rojas comunes, enanas blancas de un tipo particular-de cortísima vida anterior-y enanas marrones.

Cuando varias pequeñas galaxias sean fagocitadas por nuestra Vía Láctea, volveremos a tener creación y muerte estelar en rápidas sucesiones, pero serán realmente fuertes los “fuegos artificiales” cuando choquen la Vía Láctea con la gran vecina Andrómeda.

Ahí si se levantará una gran “polvareda”.

Descargar artículo en Inglés : Food galactic
Descargar artículo en Portugués : Comida Galáctia