Abogado americano asegura haber sido enviado al pasado…

Abogado de Seattle EEUU dijo haber sido enviado al pasado durante unos experimentos del gobierno de EEUU de viajes del tiempo.

Viaje al pasado

Muchas personas tienen dificultad para confiar en los abogados como es, pero ¿qué hay de aquel que afirma que fue parte de un programa de viajes secretos del gobierno cuando era un niño? Desde el 2004, un abogado de Seattle Andrew Basiago ha ido públicamente afirmando que desde que tenía 7 años a cuando tenía 12 años, participó en el “Proyecto Pegasus”, un programa secreto del gobierno de EE.UU. que dice trabajó en viajes de teleportación y viajes del tiempo en la Agencia de Proyectos de Investigación avanzados.

“Ellos entrenan niños junto con los adultos para que pudieran probar los efectos mentales y físicos del viaje en el tiempo en los niños”, dijo Basiago. “Además, los niños tienen una ventaja sobre los adultos en términos de adaptación al ritmo de movimiento entre pasado, presente y futuro”. Escéptico? Usted no está solo. El físico de Hong Kong Shengwang Du publicó un documento el año pasado diciendo que viajar en el tiempo es imposible, porque nada se mueve más rápido que la velocidad de la luz, reportó la revista de Los Angeles Times. Sin embargo, la afirmación de Basiago recibe el apoyo de Alfred Webre, abogado especializado en “Exopolítica”, o las implicaciones políticas que rodean una presencia extraterrestre en la Tierra. Webre dijo que el teletransporte y viaje en el tiempo ha sido utilizado alrededor de 40 años, pero solamente por el Departamento de Defensa de EEUU en lugar de ser utilizados para transferir bienes y servicios a distancias lejanas.

“Es un medio económico y ecológico de transporte”, dijo Webre. “El Departamento de Defensa ha tenido este sistema durante 40 años y [el ex secretario de Defensa Donald] Rumsfeld lo utiliza para transportar tropas a la batalla.” Basiago dijo que experimentó ocho tecnologías diferentes para los viajes en el tiempo durante su paso por el programa. Sobre todo, dijo, su viaje implicaba un teletransportador sobre la base de los documentos técnicos que supuestamente se encontraron en el apartamento del pionero mecánico ingeniero Nikola Tesla York después de su muerte en enero de 1943. Continuar leyendo “Abogado americano asegura haber sido enviado al pasado…”

La Máquina del Tiempo

Sujeto de estudio desde hace mucho tiempo atrás, el primero en interesarse en este tema fue Isaac Newton, descubridor de la ley de la gravitacion universal. Se pasó 30 años de su vida intentando entenderlo, cuando creyó haberlo conseguido, así lo publicó. Decía que el Universo era como un reloj gigante, el tiempo mantenía el orden de los sucesos, este era universal y absoluto en todo el universo, era fijo y su flujo nunca variaba y que el tiempo era fijo, incluso tan ordenado que había sido planificado desde el comienzo, todo el futuro ya estaba decidido y nosotros tan solo eramos marionetas.

Einstein demolió esas idea que perduraron por muchos años, dijo que el tiempo era mucho más complejo. En algún lugar del universo están nuestros antepasados viviendo, en otro lugar nuestros descendientes. Tanto el futuro como el pasado están en algún lugar a la espera de que descubramos como acceder a ellos. Aseguraba que la respuesta estaba en la velocidad, demostrando que el tiempo es relativo cuando más rápido viajemos más despacio fluirá para nosotros.

Einstein demostró que se puede viajar al futuro, pero se dio cuenta de la imposibilidad de viajar al pasado, porque para deshacelerar el tiempo sí se necesita una velocidad mucho mayor que la de la luz y según sus teorías ninguna nave soportaria tal velocidad por lo que se convirtió en su regla de oro.

Kurt Godel amigo de Einstein sería quien encuentre la forma de viajar al pasado y su solución fue echa publica en 1949. Godel sugirió que no hacia falta viajar más rápido que la luz para ir al pasado, que la solución estaba en desdoblar el tiempo, de forma que a través de un atajo podríamos llegar antes que la luz a cualquier parte. Para ello deberíamos hacer girar el universo lo suficientemente rápido para viajar al pasado, lo que sería el resultado de la ecuación de Einstein.

Pero después de todo esto me quiero detener en algo que dijo Ronald Mellet “En cierto sentido, el viajar en el tiempo significa que estás viajando en ambos, espacio y tiempo hacia otros Universos. Si vas hacia atrás en el pasado, irás a otro Universo. Tan pronto como aterrices en el pasado, harás una elección y entonces habrá una separación. Nuestro Universo no se verá afectado por lo que hagas en tu visita al pasado” lo que parece decir es que El viajero del tiempo, por el mero hecho de viajar a través del tiempo, está condenado a entrar en alguno de los universos paralelos y es incapaz siempre de reintegrarse al Universo del que partió por primera vez en la máquina del tiempo, pero que este acto de viajar en el tiempo no tendría consecuencia en el presente.

Estas afirmaciones solo logran confundirme, si el viajero no modifica el presente, entonces debemos observar el relato del caso 1 donde el supuesto viajero no modifica su presente (cuando desapareció) por que permanecerá desaparecido, ese seria uno de los universos, pero en el otro, que es en donde muere, si lo modifica por que al estar en un tiempo que no es el de él, hace que los que si son de ese tiempo investiguen el tema, por lo que ahí si creo que se estaría modificando el presente, pero en este caso, del segundo universo (si es que es así) donde el viajero pierde la vida.

Fascinante el tema y se puede estar horas investigando al respecto ¿Ha ustedes que les parece? ¿Existen los viajeros en el tiempo? Si es así ¿Modifican o no el presente? ¿Existe mas de una dimensión? la cantidad de preguntas que nos podemos hacer, es igual a la cantidad de cosas que podemos investigar y sacar nuestras propias conclusiones, pero no me extraña que si existe lo paranormal, también existan los viajeros en el tiempo.

En busca de la Máquina del Tiempo

Viajar en el tiempo puede ser una idea viable para un fanático de la serie Lost o un suceso inimaginable para el más ortodoxo de los matemáticos deterministas, lo cierto es que ésta idea ha girado en torno al mundo de la literatura fantástica y de la ciencia moderna desde los orígenes mismos del pensamiento humano.

Poder retroceder el tiempo para quien sabe cuantas e inimaginables situaciones o viajar al futuro, para conocernos (Si es que aun estamos con vida) o conocer nuestra decendencia, parecen ser situaciones extraídas de un libro de Julio Verne.

Si nos circunscribimos al entorno pseudo-científico, encontraremos una cantidad de relatos relacionados con éste fenómeno. Historias, como el mencionado Experimento Filadelfia, que intentan ser explicadas con elementos propios de un “Viaje en el Tiempo”. Algunas desapariciones misteriosas, sin explicaciones certeras, representan la situación ideal para divagar sobre éste tema, desarrollando hipótesis que giran en torno al tiempo y al espacio.

Pero no hace falta buscar en los libros de ciencia ficción para descubrir el eterno deseo del hombre por manipular el tiempo a su voluntad. Algunos físicos reconocidos han dado su punto de vista a lo largo de los años y otros, incluso, han dedicado parte de sus vidas investigando éste apasionante tema.

Desde hace algunos años atrás, el físico Ronald Mallet de la Universidad de Connecticut ha estado trabajando en los planos de una máquina del tiempo. Un nuevo prototipo de la increible máquina que H. G. Wells describe en The time machine (1895). Una de las cualidades de su aparato es que utilizaría energía luminosa en forma de rayos láser para curvar el tiempo. Seguramente Mallet ha sido influenciado por otros grandes pensadores de la historia que han dejado un extenso trabajo sobre la materia.

Teoría de la Relatividad de Albert Einstein

La teoría especial de la relatividad de Albert Einstein (y por extensión la teoría general) permite explícitamente un tipo de dilatación temporal que ordinariamente se podría denominar “viaje en el tiempo”. Esta teoría básicamente induce a pensar que relativamente para un observador estacionario, el tiempo parece fluir más lentamente para los cuerpos que se desplazan rápidamente: por ejemplo, un reloj que se desplaza parecerá correr más lento; al incrementar su velocidad y acercarse a la velocidad de la luz parecerá haberse detenido completamente. Sin embargo, este efecto sólo permite viajar hacia adelante en el futuro y nunca hacia el pasado.

La máquina del tiempo de Ronald Mallett

Diversos fenómenos físicos se han propuesto como métodos para viajar en el tiempo, pero ninguno de ellos (agujeros negros, agujeros de gusano o cuerdas cósmicas) parece fácilmente realizable, pues para llegar a distorsionar lo suficiente el espacio-tiempo requieren una cantidad de masa gravitatoria increíblemente grande. Como alternativa a estos métodos, Ronald Mallett, de la Universidad de Connecticut, basa su propuesta de máquina del tiempo en la famosa ecuación de Einstein, E=mc2, que establece la equivalencia entre masa y energía. Para curvar el tiempo, su dispositivo utiliza, en lugar de objetos masivos, energía luminosa, en la forma de haces de rayos láser.

Tal como ha explicado a PhysOrg, Mallett ha diseñado un experimento para determinar la existencia de lazos temporales en el que, por medio de una disposición de espejos e instrumentos ópticos, se produce un haz de luz circulante, cuya energía debería curvar el espacio a su alrededor.

De acuerdo con la teoría de la relatividad, la curvatura del espacio afecta igualmente al tiempo, de manera que éste se dilataría en las inmediaciones del haz de luz ofreciendo la posibilidad de observar ahí partículas inestables que contienen una especie de reloj interno: se desintegran en un “tiempo medio” de vida extremadamente breve, que se vería dilatado por efecto de la curvatura del espacio-tiempo, algo que no se observaría en regiones más alejadas del haz. La dilatación de su tiempo medio de vida significa que la partícula ha avanzado hacia el futuro a través de un lazo temporal.

Este efecto recuerda al que se estudia en los grandes aceleradores que impulsan las partículas subatómicas a velocidades cercanas a la de la luz. En concordancia con la relatividad especial de Einstein se observa experimentalmente que el tiempo medio de vida de las partículas inestables que se mueven rápidamente en los aceleradores se estira y su reloj interno transcurre más despacio, de manera que su tiempo medio de vida aumenta, favoreciendo así su detección

La paradoja del Viaje al Pasado

Si alguien regresara en el tiempo y conociera a sus padres adolescentes, ¿sería capaz de separarlos e impedir su nacimiento? – Los investigadores especulan con que el viaje en el tiempo puede ocurrir dentro de una especie de rizo retroalimentado donde el movimiento hacia atrás es posible, pero únicamente en una forma que sea “complementaria” con el presente. Es decir, sería posible saltar hacia atrás en el tiempo, pero no se podría hacer nada para alterar el presente. Este nuevo modelo, sustentado en leyes de la mecánica cuántica, elimina la famosa paradoja de que no se puede volver al pasado.

Si bien las leyes físicas parecen permitir éste retroceso temporal, el concepto está cargado de incómodas contradicciones. Por ejemplo, si se pudiera viajar en el tiempo, entonces tambien se podría cometer una acción que irrevocablemente modifique el presente y dicha posibilidad dificulta toda la teoría del viaje temporal. Ya que el presente en el que vivimos nunca se ve cambiado por los inescrupulosos viajeros temporales. Un ejemplo claro de ésto es que la gente no desaparece súbitamente en el éter a causa de que un re-recorrido de acontecimientos haya impedido su nacimiento.

De modo que o el viaje por el tiempo no es posible, o hay algo que realmente impide que cualquier movimiento de retroceso cambie el presente. Algunos investigadores creen que existen leyesque permitirían viajar en el tiempo, sin embargo esas mismas leyes evitarían que el presente pueda ser modificado de forma arbitraria.