Cientificos avalan la reencarnación

Erlendur Haraldsson

Nos adentramos en investigaciones que estimulan la curiosidad humana y abren nuevas posibilidades.

Reencarnación

Múltiples investigadores han investigado a fondo los casos de niños que recuerdan su anterior existencia. En muchos casos, los detalles dados por un niño han sido verificados para corresponder (a veces con una precisión sorprendente) a una persona fallecida. En otros casos, los detalles han sido más difíciles de verificar, por la no precisión en detalles particulares, como la ciudad o pais donde vivieron supuestamente. Continuar leyendo “Cientificos avalan la reencarnación”

La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte

Hay vida después de la muerte, y la muerte es una ilusión creada por nuestra conciencia. Un científico estadounidense ha encontrado pruebas de esta teoría en la física cuántica.

Vida despues de la muerte

“Creemos que la vida es solo la actividad del carbono y una mezcla de moléculas; vivimos un tiempo y después nos pudrimos bajo tierra”, dijo el doctor en medicina Robert Lanza’.

Este profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte argumentó que los humanos creemos en la muerte porque “nos han enseñado a creer que morimos”; es decir, nuestra conciencia asocia la vida con el cuerpo, y sabemos que el cuerpo muere. Su teoría, denominada ‘biocentrismo’ o ‘universo de la biocéntrica’, explica que la muerte no puede ser tan terminal como creemos. Según esta teoría, la biología y la vida originan la realidad y el universo, y no a la inversa. Continuar leyendo “La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte”

La historia de Billy Fingers: Más allá de la muerte

Cuando tenía solo dieciséis años, Annie Kagan fichó por un productor de Columbia Records. Después de 10 años sonando sus canciones en los clubes de la ciudad de Nueva York, Annie regresó a la universidad y se convirtió en quiropráctico en Manhattan.

Billy Fingers

A raíz de un encuentro casual con un maestro espiritual de Oriente, comenzó una práctica de meditación intensa que finalmente la llevó a abandonar su carrera como médico y su vida agitada de la ciudad en busca de serenidad. Se mudó a una pequeña casa en la bahía en Long Island y volvió a escribir canciones, colaborando con el ganador de los premios Grammy y Emmy Brian Keane. Cuando su hermano Billy murió inesperadamente y empezó a comunicarse con el desde el más allá, su futuro dio un giro sorprendente.

Annie registró sus conversaciones con Billy desde el otro lado y los publicó en su libro debut “La segunda vida de Billy Fingers”. http://www.afterlifeofbillyfingers.com Continuar leyendo “La historia de Billy Fingers: Más allá de la muerte”

Un científico norteamericano afirma que no existe la muerte

El investigador norteamericano Robert Lanza afirma que tiene pruebas definitivas para confirmar que la vida después de la muerte existe y que de hecho la muerte, por sí misma, no existe de la manera en la que la percibimos.

La vida despues de la vida

Lanza argumenta que la respuesta a la pregunta “¿Qué hay más allá de la muerte?”, cuestión sobre la cual los filósofos llevan siglos reflexionando, radica en la física cuántica, y en concreto en la nueva teoría del biocentrismo.

La vida después de la vida

Según este investigador norteamericano, de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest, de Carolina del Norte, la solución a esa cuestión eterna consiste en la idea de que el concepto de la muerte es un mero producto de nuestra conciencia, según relata la edición digital de The Independent.

Lanza afirma que el biocentrismo explica que el universo solo existe debido a la conciencia de un individuo sobre él mismo. Lo mismo sucede con los conceptos de espacio y tiempo, que este ciéntifico explica como “meros instrumentos de la mente”. Continuar leyendo “Un científico norteamericano afirma que no existe la muerte”

La física demuestra que hay vida después de la muerte

“La muerte, tal como la concebimos, no existe! – sólo es una ilusión”. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado el médico y director de Advanced Cell Technology, Robert Lanza, defensor de la teoría del biocentrismo, en la que se niega que el tiempo o el espacio sean lineales.

460_luz-tunel-morir-01-371x194

Para la gran mayoría de científicos este tipo de afirmaciones son sólo tonterías o, por lo menos, hipótesis indemostrables. Sin embargo, Lanza parece haber encontrado en el famoso experimento de Young, también llamado de la doble rendija (doble – división), el perfecto aliado para defender su tesis. Si con este se logró demostrar la naturaleza ondulatoria de la luz, Lanza pretende hacer lo mismo con el espacio y el tiempo.

En la obra Biocentrism: How Life and Consciousness are the Keys (BenBella Books), el físico estadounidense parte de la premisa de que la vida crea el universo, y no al revés, la base misma del biocentrismo. A partir de ahí, va deduciendo paso a paso que la mortalidad es una idea falsa, creada por nuestra conciencia.

En primer lugar, sugiere que la conciencia de una persona determina la forma y el tamaño de los objetos en el universo. Para explicarlo, utiliza como ejemplo la manera en que percibimos el mundo que nos rodea: “Una persona ve un cielo azul, y se le dice que el color que están viendo es azul, pero las células cerebrales tienen la capacidad de variar esta percepción, pudiendo ver el cielo de color verde o rojo. En pocas palabras, concluye, “lo que vemos sólo existe gracias a nuestra conciencia”

El multiverso y la teoría de las cuerdas

Este es el motivo por el cual Lanza dice que creemos en la muerte. Al observar el universo desde el punto de vista del biocentrismo, erramos a la hora de concebir el espacio y el tiempo, ya que lo haríamos en función de lo que nos dicta la conciencia. En resumen, el espacio y el tiempo son “meros instrumentos de nuestra mente”, de modo que entender la muerte como algo terminal no tendría sentido según sus tesis. Continuar leyendo “La física demuestra que hay vida después de la muerte”

Existe el espíritu?

El espectacular caso de Pam Reynolds

El cardiólogo Michael Sabom, autor del libro, “Luz y Muerte”, incluye un análisis detallado, médico y científico, de una asombrosa experiencia cercana a la muerte de una de sus pacientes: Pam Reynolds.

La joven se sometió a una rara operación para quitarle un gigantesco aneurisma de una arteria basilar del cerebro que amenazaba su vida. El tamaño y la posición del aneurisma, sin embargo, impidieron una extracción sin riesgos usando la técnica neuro-quirúrgica estándar. Ella se remitió a un doctor que había promovido un procedimiento quirúrgico novedoso y audaz conocido como “paro cardíaco hipotérmico” (parada cardíaca a baja temperatura). Esto permitió que el aneurisma de Pam fuera removido con una posibilidad razonable de éxito. Esta operación, apodada “pausa” por los doctores que la realizan, requirió que la temperatura del cuerpo de Pam se redujese hasta los 15 ºC (60 grados farenheit), el latido del corazón y su respiración se parasen, su encefalograma fuese plano (sin actividad neuronal), y la sangre de su cabeza se drenara (temporalmente).

Pam participaba en un estudio sobre experiencias cercanas a la muerte de la Universidad de Atlanta (USA) realizado por el doctor Sabom en el momento de su operación de “pausa.” Cuando su operación estaba siendo realizada, ella experimentó una NDE (Near Death Experience) – O “experiencia cercana a la muerte”. Sus observaciones notablemente detalladas desde fuera de su cuerpo, durante su cirugía, fueron más tarde verificadas como muy exactas. Continuar leyendo “Existe el espíritu?”

¿Hay Vida Despues de la Muerte?

Esta es la eterna pregunta que siempre se a hecho el ser humano desde tiempos remotos y es en gran medida uno de los mayores miedos del hombre. La filosofía y la religión han sabido dar respuesta a ésta pregunta desde su más intrínseco razonamiento.

El final de la vida representa un viaje hacia el misterio, hacia algo que excede nuestra propia conciencia y nuestro saber mundano. La respuesta, aunque certera para nuestra idiosincrácia, estará impregnada de cierto grado de de inseguridad.

Aun así, trataremos de indagar un poco más sobre la muerte, dándole vida una serie de relatos e historias verdaderas que van dejando abierta una esperanza para aquellos que aún no tienen por seguro lo que les espera más allá de ésta vida.

La visión doble

Al morir, el hombre no inmediatamente se percata del hecho. Y sólo después de ver a su doble yaciendo inanimado allá abajo y cuando se convence que no puede comunicarse, se da cuenta que su alma salió del cuerpo. A veces, en caso de un accidente, cuando la separación con el cuerpo es instantánea e inesperada, el alma no reconoce su cuerpo y piensa que ve a otra persona, parecida. La visión del doble y la imposibilidad de comunicarse crean un fuerte golpe en el alma, ella no está segura de si es realidad o es sueño.

Conciencia ininterrumpida

Todos los que pasaron la muerte temporal atestiguan que conservaron plenamente su “yo” junto con las capacidades intelectuales, sensitivas y volitivas. Más todavía, notaron que la vista y el oído se agudizan, el pensamiento es más nítido y extraordinariamente enérgico, y la memoria se aclara. Personas que perdieron algunas de sus facultades, a causa de la enfermedad o de la edad, sienten que las recuperaron. El hombre comprende que puede ver, oír, pensar, etc., sin órganos corporales. Es notable que un ciego de nacimiento, al salir de su cuerpo, vio todo lo que hacían los médicos y las enfermeras con su cuerpo y luego contó con todo detalle lo que pasaba en el hospital. Al volver a su cuerpo volvió a ser ciego. A los médicos y psiquiatras que identifican las funciones del pensamiento y sentir con los procesos químico-eléctricos del cerebro, les sería útil tomar en cuenta estos datos actuales reunidos por los médicos-reanimadores, para entender correctamente la naturaleza del hombre.

Una sensación de alivio

Habitualmente la muerte está precedida por la enfermedad y los sufrimientos. Al salir del cuerpo, el alma se alegra de no sentir más el dolor, la presión, la asfixia, en cambio percibir que el pensamiento trabaja claramente y los sentidos están apaciguados. El hombre se identifica con su alma, su cuerpo le parece como algo secundario y ya innecesario, así como todo lo material. “Yo salgo y mi cuerpo es una funda vacía” explicaba un hombre que pasó la muerte temporal. Él miraba la operación de su corazón, en curso, como un “observador ajeno.” Los intentos de reanimar a su cuerpo no le interesaban en absoluto. Aparentemente él mentalmente se despidió de la vida terrenal y estaba listo para comenzar una nueva vida. Sin embargo le quedaba el amor a sus parientes y la preocupación por sus hijos.

Hay que hacer notar que no se producen cambios importantes en el carácter del individuo. El hombre queda como estaba. “El concepto de que dejando el cuerpo al alma, enseguida sabe y entiende todo, es erróneo. Yo llegué a este nuevo mundo, tal como salí del viejo” — relataba K. Ikskul. Continuar leyendo “¿Hay Vida Despues de la Muerte?”