Hay vida extraterrestre

En Internet se leen cosas muy interesantes, en esta página copio un listado que provee la colaboradora” Ser de Luz”, en el blog, cuyo nombre coloco más abajo.

Coincido con ella en los mundos habitados más cercanos, pero no sabía de los mundos más alejados. La felicito por sus técnicas que le han permitido llegar tan lejos.

Espero que el telescopio que sustituirá al Hubble, el Webb, pueda mostrar a estas tierras y mini- tierras que albergan civilizaciones más adelantadas que la nuestra alrededor de estrellas generalmente “locales”.

Aquí les coloco este listado: “Me saco el sombrero” por este informe, que popularizo en lo que puedo.

“Ser de luz escribió”:

Hay vida extraterrestre:

Quiero trasmitirles información que tengo recopilada de mis sesiones de meditación, en las cuales me conecto mediúmnicamente, telepáticamente, con seres de otros mundos y con Seres de Luz, seres de un plano muy alto de luz, seres que no están encarnados.
Espero les sea interesante esta información, muy pocos saben de esto. Le doy una lista de mundos que están habitados, donde hay vida y hay seres viviendo en ellos; que en este mundo no hayamos descubierto aun la existencia de mundos habitados no quiere decir que no existan. Les doy una lista de los mundos que actualmente se que están habitados, se que hay muchísimos más, los cuales iré agregándolos en cuanto tenga noticias de ellos.

MUNDOS HABITADOS: (Por civilizaciones humanoides).

-En Rigil Centauro III, a 4,3 años-luz. (Alfa Centauro)
-Las rojas Gliesse( 3 planetas). (desde ocho años luz de distancia).
-En Anthea IV, a 45 años-luz. (Pegaso)
-En Aldebarán IV, a 68 años-luz. (Alfa de Tauro)
-En Lemarén, un mundo marino, a 35 años-luz. (Virgo)
-Antares 4 en Escorpio
-En Cefeus II, a 40 años-luz. (Gama Cefeo)
-Orión 3 del sistema de Orión – Orión 4
-el planeta Aní a 4 años luz de la tierra, es el cuarto planeta de la estrella 47 Ursae Majoris
-Barnard
-sistema de Auriga. Es un sistema estelar doble.
-Vega
-Espiga 3
-Espiga 4
-Weix conocido por los astrónomos terrestres como Espiga V
A diferencia de otros sistemas estelares, en Espiga existen tres planetas habitados.
-Cimmer
-Proción
-Sirio
-Sirio IV
-Arturo
-Betelgeuse
-Bellatrix
-Bellatrix IV
-Dhar Se encuentra a 450 años luz de la Tierra
-hay un sistema que está a 600 años luz,una estrella que se llama Bitec
-La estrella no es conocida, sonaría “Tir”Está a más de 600 años luz
-Imm III, distante a 666 años luz de la Tierra
-“Aler”, un sistema estelar cercano a Betelgeuse
-Fulma-Er V
-Regulus, está a unos 77 años luz, Régulus o Régulo es la estrella más brillante de la constelación de Leo. En Regulus son 14 planetas.
-Orgao 6
-Horix 4 a 6000 años luz.
-D-Tox, que está por lo menos a 640 años luz
-Gamaria 4
-Arel 3
-Aldorán 4
-planeta Braco, un mundo marino
-Arbel IV a unos seis años luz de Arturo
-Cortex, que está aproximadamente entre 300 y 320 años luz se encuentra en la Constelación de Virgo
-Rama III Se encuentra exactamente a 265 millones de años luz de la Tierra.
-Altaír 4
-Agena 4
-Kamún 3 un planeta lejano a más de 800 años luz de la Tierra.
-Novix II. a 6 años luz de Betelgeuse, a 400 años luz de la Tierra.
-La Novix I era una enana blanca que en este momento es una estrella de neutrones.
-Barak, que está a 600 años luz
-Mendrox 4 a mas 700 años luz de laTierra
-Albor V
-Brumer 4
-Antarsix 5
-Aran 3 a 15.000 años luz, al otro lado de la galaxia.
-Artuk 2 de la estrella Arduk
-Albane 4 de la estrella albane a 555 años luz de la tierra
-Agart 3 en el centro de la galaxia
-Andor 3 una estrella amarilla 1.2 del tamaño del Sol.

Esto lo copié de “SER DE LUZ“, en el. Blog: ¿Estamos cazando naves extraterrestres?

Felicito a este sitio que ha concitado el interés de tantas personas y mi gran saludo a esta señora- con la que comparto espiritualmente.-.

Esperamos que en dos años, muchos de ellos se empiecen a contactar con nosotros en la forma franca que deseamos los que adherimos al tema.

Sabemos que en ellos está la decisión, en nosotros está el anhelo.

Vida extraterrestre : La paradoja de Fermi

Cuando el físico Enrico Fermi se encontraba trabajando en el Proyecto Manhattan, cuyo fin era el desarrollo de la bomba atómica estadounidense, enunció la que hoy se conoce como Paradoja de Fermi.

El científico estaba atormentado por la contradicción que existe entre los cálculos que demuestra que hay una enorme cantidad de planetas capaces de alojar civilizaciones inteligentes en el universo, y la ausencia de evidencia de dichas civilizaciones. ¿Es la raza humana la única civilización avanzada en el Universo?

Una de las cuestiones que más inquietan a la humanidad es la existencia (o no) de otras civilizaciones en el Universo. A lo largo de los siglos, hemos pasado de sentirnos que eramos el centro del Universo, a quedar relegados a un simple y común planeta que orbita una estrella ordinaria en los suburbios de una galaxia -la Vía Láctea- que tampoco tiene nada de especial. Esta situación ha permitido especular con que los acontecimientos que dieron lugar a la vida en la Tierra hayan tenido lugar en miles de millones de sitios más. Al fin y al cabo, si nuestro planeta no tiene nada de especial, no hay motivos para creer que sea el único lugar capaz de haber desarrollado organismos inteligentes. Sin embargo, y a pesar de la tecnología que el hombre ha creado a lo largo de siglos, hemos sido incapaces de encontrar evidencia alguna que pruebe la existencia de otra civilización extraterrestre.

A principios de la década de 1940, en medio de una conversación informal con sus colegas del Proyecto Manhattan -que terminó poniendo a punto las bombas atómicas que se arrojaron sobre las ciudades japonesas- Fermi planteó esta cuestión. Si bien Drake no publicaría su famosa ecuación destinada a proporcionar un valor concreto a la cantidad de planetas habitables que existen hasta 10 o 15 años más tarde, los científicos tenían elementos para suponer que la Tierra no era el único planeta del Universo. Era esperable que alguna de esas civilizaciones, sobre todo las que fuesen miles o millones de años más antiguas que la humanidad, hubiesen desarrollado una tecnología lo suficientemente avanzada como para recorrer la Galaxia o, al menos, intentar enviar alguna clase de mensaje a las demás civilizaciones del vecindario. Sin embargo, y a pesar de algunas historias de OVNIs y abducciones carentes de pruebas, nunca habíamos (ni hemos) encontrado rastros de vida extraterrestre inteligente, como sondas automáticas, naves espaciales alienígenas o transmisiones de radio.

La Paradoja de Fermi puede resumirse de la manera siguiente: “La creencia común de que el Universo posee numerosas civilizaciones avanzadas tecnológicamente, combinada con nuestras observaciones que sugieren todo lo contrario es paradójica, y nuestro conocimiento o nuestras observaciones son defectuosas o incompletas.” No es raro que Fermi, un físico abocado al desarrollo de una bomba nuclear, se plantease este problema. El científico creía que la respuesta a su paradoja había que buscarla en su propio trabajo. Tarde o temprano, razonaba Fermi, toda civilización lo suficientemente avanzada desarrolla con su tecnología el potencial de autoexterminarse, tal y como él mismo creía que estaba haciendo la humanidad al desarrollar armas de semejante calibre. El hecho concreto de no encontrar pruebas relativas a la existencia de otras civilizaciones extraterrestres le hacían pensar en que un trágico final le esperaba a la humanidad.

El campo magnético terrestre se encarga de protegernos del “viento solar”

Para intentar explicar la paradoja algunos echan mano a la hipótesis de la Tierra Rara. Esta teórica sugiere que la vida es tan extraña en el Universo debido a que -contrariamente a lo que creemos- hay una gran escasez de planetas similares al nuestro. La Tierra sería un planeta especial, y por eso es uno de los pocos que alberga vida. Uno de los argumentos esgrimidos para defender esta postura, se relaciona con la posición que la Tierra ocupa en la Galaxia. Los brazos espirales de la galaxias contienen un gran número de novas, cuya radiación es perjudicial para la vida superior. Sin embargo, el sistema solar está en una órbita muy especial dentro de la Vía Láctea: una órbita casi circular, a una distancia en la que se mueve prácticamente a la misma velocidad que las ondas de choque que forman los brazos espirales. La Tierra ha estado en esta ventajosa posición durante cientos de millones de años. Ese es el lapso en el que ha existido vida superior en la Tierra. Continuar leyendo “Vida extraterrestre : La paradoja de Fermi”