¿Indigos? – Bebé de 17 meses aprende a leer

Una linda nena llamada Elizabeth Barrett, de tan solo 17 meses de edad, puede leer palabras y frases cortas. La primer palabra que leyó a los 13 meses fue en un supermercado. “CORN” (maiz), cuenta su mama que no habia ningun dibujo que la orientara.

Los papas de Elizabeth son patologistas de lenguaje y le enseñaron a la nena a comunicarse con lenguaje de señas desde que nacio. Ademas dicen que ellos siempre le leian y la niña veia un programa llamado “Tiempo de señas” que es para enseñarles a los niños a utilizar el lenguaje de señas. Los papas dicen que ellos trataron de desarrollar su comunicacion, pero nunca se sentaron con ella a enseñarle a leer.

La familia, oriunda de Texas (EEUU), acudió a su noticiero local (NBC) solo para atraer la atencion de especialistas para saber como tratar el caso de Elizabeth, sin embargo causo tanto interes que los llevaron a la cadena nacional.

En la entrevista con Ann Curry la niña lee palabras e incluso frases escritas en hojas de papel. La niña, como buena bebe de esa edad, se puso muy inquieta cuando se acabaron las palabras -que era en lo que se entretenia- asi que la conductora decidio escribir una nueva palabra para que ella la leyera. Cuando se la mostro el Papa empezo a decir “pero eso esta en letra pegada” y la niña lo interrumpio leyendo la palabra “Ba-by“, ahora sus papis saben que la peque puede leer letra pegada; y que aunque aun no hable bien, ya puede leer.

Como podemos ver los niños son niños, pero no tontos. Hay muchas personas que menosprecian las habilidades de los peques y cada vez podemos ver como los niños son cada vez mas listos. Lo unico que necesitan es atencion de sus padres y no que los adormezcan con sedantes, como tristemente esta pasando.

La historia completa de Elizabeth aqui.

8 opiniones en “¿Indigos? – Bebé de 17 meses aprende a leer”

  1. Pingback: copada.net
  2. Pingback: chiflame.net
  3. El post no es lindo, pero interesante.
    No voy a armar una monografia argumentativa, pero como diría nuestro amigo Arnold Gessel, no siempre es positivo forzar conductas para superar el tiempo esperable de desarrollo de las mismas.

    Igual bueno, cada padre con sus neurosis, no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *