El Tarot con la Baraja Española y sus Ventajas

Descubrir que nos va a ocurrir antes de que ello suceda es uno de nuestro anhelos más naturales y es por lo que recurrimos desde hace cientos de años a las consultas de tarotistas, videntes y astrólogos.

A la hora de consultar las cartas son muchas las personas que prefieren la consulta de tarot con baraja española por dos razones fundamentales.

La primera es porque el simbolismo de estas cartas hace que la tarotista tenga que poner toda su videncia para poder contestarle a las preguntas que el consultante le realiza.  Por ello no puede guiarse única y exclusivamente por el significado de los arcanos mayores y menores de la baraja y deben de tener esa chispa que distingue las buenas tarotistas.

Por ejemplo, quienes usan las cartas del tarot de Marsella pueden realizar la consulta guiándose única y exclusivamente por su significado y es por ello por lo que existen cursos para aprender su uso.

Luego estas se dedican a realizar tiradas y se basan para sus predicciones únicamente en lo aprendido. Dejan de la lado, lo más importante que es la clarividencia natural que toda cartomante debe de tener para poder realizar una consulta seria y que dé respuestas concretas a quienes la consultan.

Las verdaderas videntes no necesitan de las cartas para predecirte el futuro. Con cualquier objeto que le sirva para focalizar su energía les basta. Por ejemplo, las hay quienes usan los posos del café, una bola de cristal, la mano o cualquier otro utensilio para ir contándote cosas de tu pasado, presente y futuro.

Además dicen que la baraja española es ideal para las consultas que tratan sobre el amor y los problemas sentimentales. Son muy concretas para esos asuntos tan importantes para nosotros cuando sufrimos por los sentimientos y las actitudes de terceras personas en relación a nuestros sentimientos.

Una característica que diferencia a la baraja española de otros mazos de cartas que se usan para leer el tarot es que la española solo tiene 48 cartas a diferencia de las demás que poseen 78 arcanos.

Cuando se realizan las tiradas la española se dispone en cuatro filas. Las dos primeras están formadas por 7 cartas, la segunda por 6 naipes y la última fila (que es la que marca el futuro y la tirada) por una sola. Por tanto son 21 los naipes utilizados para estas tiradas.

No son fáciles de interpretar y es que sin videncia no es posible usar esta baraja, pero los resultados obtenidos con ella son muy fiables y concretos y hacen que lo que te diga la tarotista sea una respuesta concreta a lo que quieres saber.

Por todo lo que te hemos contando entenderás que te recomendamos el uso de esta baraja para tus consultas puesto que así tendrás la certeza de que quien te la realiza también está dotada con el don de la videncia. Esto último resulta clave para que salgas satisfecha de una consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *