El tarot y sus misterios

La videncia resulta un poco compleja para aquellas personas que se definen como científicas. Sin embargo las facultades de la videncia y precognición están bien definidas en los manuales más serios de la parapsicología. Ver: Las mejores tarotistas fiables 

No se trata de facultades que se puedan tener 24 horas al día y no todo el que dice ser vidente lo es en realidad, un vidente es una persona con capacidad para ver las cosas claras, profundizar en el pasado y predecir el futuro, cosa que siempre resulta un tanto complicada de entender, ya que de existir un futuro escrito estaríamos condenados a él y careceríamos de lo que se denomina el libre albedrío.

Los clarividentes, son capaces de obtener información acerca de los acontecimientos usando determinados soportes, y es que la clarividencia va más allá de los sentidos comunes, y aunque existan detractores acérrimos de ésta práctica sus facultades son reales y existen innumerable cantidad de casos que lo demuestran. Ingresa a : Tarot recomendado

La idea de predecir el futuro resulta siempre apasionante. Entre las técnicas empleadas por un clarividente, existe una que consiste en la realización de preguntas, teniendo en cuenta que el 90% de lo que expresamos es lenguaje no verbal, por consiguiente, existe una atención especial a la forma de responder, a la comodidad que manifiesta la persona ante las preguntas o a cualquier otra pista en los gestos del encuestado.

Por supuesto que existen y es imposible negarlo, una gran cantidad de estafadores que mediante acciones fraudulentas opacan de manera considerable a quienes se dedican a la adivinación de manera legítima y veraz.

Las facultades extrasensoriales del mundo de lo inexplicado han estado presente desde tiempos remotos en un gran número de personajes conocidos, pero no sólo son una cualidad de pocos elegidos, muchas personas comunes, realizan predicciones a diario, adelantándose a los acontecimientos y prediciendo el resultado en función de las decisiones que se toman en la vida.

lecturas de tarot

Un ejemplo muy sencillo de ésta situación es la predicción que realiza nuestro cerebro cuando nos disponemos a levantar un balde de agua grande, de unos 10 litros de agua. En ese momento nuestro cerebro calcula la fuerza que debemos realizar para poder levantar el recipiente, pero si hemos calculado mal la cantidad de líquido (suponiendo que el balde se encuentre vacío) la levantaremos de forma rápida y brusca, puesto que nuestro cerebro ha dado la orden a los músculos para que realicen más fuerza de la necesaria. Ante cualquier situación nuestro cerebro predice y, en función a lo que cree va a resultar, da una orden u otra.

Misterios esotericos y el poder de los clarividentes para predecir acontecimientos futuros

El Tarot, por tan solo citar un ejemplo de mancia adivinatoria, tiene un papel social e importante en una sociedad cada vez más cerrada y donde ya casi nadie escucha, muchas personas necesitan estos videntes en ocasiones, más de las que nos imaginamos, simplemente para hablar, para contarle problemas, desahogarse en cualquier sentido o simplemente para que les brinden un poco de atención.

Por lo tanto el vidente, sin haber cursado estudios de psicología, casi siempre hace de psicólogo y nos puede gustar el tema o no, pero lo cierto es que centenares de personas acuden a diario a consultas de videntes o tarotistas y muchos eventos y publicaciones de “misterio” están financiados por ellos.

Una respuesta a “El tarot y sus misterios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *