El poder de la gemoterapia

La gemoterapia es una técnica en la que se utilizan piedras con el propósito del autoconocimiento y la auto-sanación. Se cree que utilizando ciertos tipos de minerales, éstos nos pueden ayudar a encontrar la energía de nuestros cuerpos, equilibrarla y proporcionar cierto tipo de información para el crecimiento personal. Para leer más sobre la gemoterapia te invito a visitar: elcuarzorosa.com

Para la gemoterapia, las piedras son como «seres de la tierra», manifestaciones físicas de la energía creadora. Esta creencia tiene su origen en que todo aquello que proviene de la naturaleza posee su propia energía, y ésta energía puede ser utilizada como herramienta para diferentes situaciones de la vida.

Dentro de ésta corriente existen los llamados gemoterapeutas, quienes además de utilizar los minerales pueden orientarnos a utilizarlos adecuadamente. La orientación estará dada por el caso particular de cada persona o de la situación concreta que se quiera resolver, buscar… etc.

La escritora Katrina Raphael, que es especialista en piedras y minerales, menciona en su trilogía de los cristales, que los terapeutas, además de un gran conocimiento en los materiales necesitarán ser creativos, intuitivitos y espontáneos, para adaptarse a las diferentes situaciones que cada persona busca a través de la gemoterapia, porque no existen (o al menos, no existen todavía) recetas fijadas ni fórmulas generales para cada caso en particular.

Por ejemplo: Una amatista, podría provocar determinadas sensaciones en una persona como por ejemplo incrementar su sensibilidad, prolongar un estado de angustia y hasta hacerla llorar por cualquier cosa, pero ésta misma piedra, a otra persona puede que le ayude a conciliar el sueño, la tranquilice o le haga explorar sus sentimientos más profundos hacia él mismo y hacia los demás. Algunas piedras actúan sobre el Amor, pero la forma en que lo hacen puede diferir en cada caso en especial. Es por ello que se dice que la piedra es el vehículo o la herramienta para conseguir o activar en la misma persona esos sentimientos. Si bien existen parámetros generales que son coincidentes en los efectos que pueden producir los distintos tipos de minerales, en cada persona éstos efectos se presentan de formas diferentes según sea el caso.

Otra cuestión a tener en cuenta en ésta técnica es la forma que ha adoptado el cristal, pues esto también conlleva un significado en los beneficios y/o resultados que éste puede traer aparejados. Por lo tanto, además del tipo de piedra, la forma en la que está debe ser tenida en cuenta a la hora de una terapia con minerales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *