En qué consiste la videncia sin preguntas

Una de las dudas más frecuentes que se nos cruzan por nuestros pensamientos antes de acudir a una consulta con una vidente, es si nos hará muchas preguntas antes de poder realizar una lectura general de la situación que nos condujo hasta esa visita, y para poder ofrecernos respuestas a los problemas o a las dudas que nos llevaron a consultarla.

Visita: https://videntessinpreguntas.com/ para más información

En general, mucha gente cree que a partir de un conjunto de preguntas bien ideadas y elaboradas, los videntes pueden llegar a entrever ciertos elementos o aspectos de nuestras vidas, los cuales les servirán de punto de partida para inducir (en el mejor de los casos) o para inventar descaradamente, (siendo éstos unos desvergonzados timadores) sucesos que se relacionan con aquellas preguntas realizadas a priori por ellos mismos y que inocentemente respondimos en la búsqueda desesperada de respuesta a algún tema que nos aqueja.

Si bien es normal que un vidente legítimo realice algunas preguntas básicas al consultante, esta situación no implica que el cuestionario deba contener aspectos demasiado precisos como para llegar a responder nosotros mismos a nuestros interrogantes más profundos. Para ello existe la psicología que cumplirá los objetivos deseados de la consulta en base a preguntas inductivas o deductivas.

Pero, que es la videncia sin preguntas?

La videncia sin preguntas es una técnica completamente distinta. La mayoría de las buenas videntes han sido adivinas desde pequeñas en sus vidas. El que posee el don de vaticinar una situación o predecir las consecuencias de acontecimientos por los que estamos atravesando no necesita hacer muchas preguntas. De eso se trata la videncia sin preguntas. Tal y como el término lo expresa consiste en brindarnos respuestas sin consultar mayores detalles de nuestra vida privada, de nuestra historia de vida o de nuestro entorno más próximo.

Tal vez sea requerida nuestra fecha de nacimiento, o el lugar de nuestro nacimiento para posicionarse en un momento histórico desde el cual partir y tener mayor precisión en las respuestas que nos brinden, pero nunca nos preguntarán nuestra situación sentimental, nuestro estado civil (por ejemplo si estamos casados, divorciados, separados o viviendo en concubinato), tampoco es una buena señal que nos preguntes si tenemos hijos o cuantos tenemos, o tampoco si preguntan por nuestros padres, hermanos o cualquier otro familiar. Una verdadera vidente no realizará preguntas demasiado precisas y podrá brindarnos muchas respuestas con apenas estar unos momentos en nuestra compañía.

Por eso, invitamos a nuestros lectores a visitar éste sitio web: En donde encontrarán videntes sin preguntas de legítima autoridad para poder obtener respuestas fehacientes a cualquier circunstancia de vida que se encuentren atravesando. En el sitio podrán sacar todas sus dudas y optar por la mejor manera de contactarse con ésta vidente sin preguntas.

Es preciso aclarar que a diferencia de los videntes que realizan sus lecturas con cartas de Tarot, aquí encontrarás solamente videntes sin preguntas, con las que podrás consultar por tus dudas y obtener respuestas a tus inquietudes más urgentes. Estas adivinas no realizan lecturas de Tarot, simplemente adivinan utilizando el don de la adivinación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *