El lago que explotó y mató a 1.700 personas

Uno de los desastres más singulares del mundo tuvo lugar en el ámbito de una estampa idílica conformada por un lago, en las planicies del Camerún occidental, rodeado de montañas verdes.

El lago era bonito y no se distinguía de ningún otro lago en nada en particular. Su nombre era Nyos. Pero un día, sin previo avisó, explotó, y la explosión mató en pocos instantes a 1.700 personas.

La explosión de CO2

Situado en el costado de un volcán inactivo, el lago Nyos posee más de un kilómetro y medio de ancho y unos 180 metros de profundidad. El CO2 se filtra en el lago desde la capa de roca fundida del subsuelo, lo que lo transforma en uno de los únicos tres lagos saturados de este gas. Eso es lo que tiene de especial Nyos.

A las nueve de la noche del 21 de agosto de 1986, explotó de súbito y sonó como un trueno gigantesco que se oyó a kilómetros a la redonda. Tal y como explica John Withington en su libro Historia mundial de los desastres:

Fueron pocos los que vivieron para contarlo, pero un hombre relató que había oído algo similar a una explosión, que le hizo salir al exterior, y allí vio a todas sus vacas desplomadas en el suelo. Cuando volvió a entrar en casa, encontró muertas a su mujer y a su hija.

La nube abrasó tres aldeas que se encontraban a orillas del lago, y solo 4 de 1300 personas lograron sobrevivir en la propia localidad de Nyos. Hubo muertos hasta distancias de 25 kilómetros del lago.

lago explosivo

Los hospitales se vieron enseguida desbordados de gente que tosía y sufría terribles picores en los ojos y la nariz; según los médicos, parecía como si se hubieran intoxicado con el gas de la cocina.

¿Que fue lo que pasó?

El problema no fue solo la explosión, sino el veneno que la gente empezó a respirar del aire, lo que también mató a cientos de miles de animales. Se trata de la erupción límnica más grave de la historia.

La conclusión, pasado el tiempo, fue que el agua había absorbido grandes cantidades de gas, y luego algún tipo de fenómeno (quizá un corrimiento de tierras, o simplemente una tormenta fuerte) había causado el desprendimiento de una enorme burbuja de dióxido de carbono, que es un gaso incoloro e inodoro, pero letal. El gas había revuelto el agua del lago, haciendo subir a la superficie las capas del fondo, ricas en hierro, y de ahí el color rojizo. Ese gas, más pesado que el aire, se había deslizado montaña abajo, cubriendo los dos valles adyacentes y asfixiando todo lo que se encontró a su paso.

El misterio del faro de Eilean Mor

el faro de Eilean Mor

En 1900, las únicas almas que viven en la isla escocesa de Eilean Mor, eran tres fareros.

el faro de Eilean Mor

El día después de Navidad, una nave de abastecimiento llegó a la isla. Para sorpresa de la tripulación, los fareros no los estaban esperando en el pequeño muelle de la isla. Después de soplar el cuerno de la nave y lanzar una bengala, aún no había actividad en la isla. Un guardián del faro de reemplazo llamado Joseph Moore fue enviado finalmente a investigar.

A medida que subía las estrechas escaleras que conducen al faro, Moore recordó haber sido golpeado con una sensación de temor sin nombre. Mientras se acercaba a la puerta, vio que estaba cerrada con llave. Pisando con cuidado en el interior, también se dio cuenta de que dos de las tres chaquetas impermeables que por lo general se mantienen en la sala, no estaban. Al llegar a la cocina, se encontró con los restos de una comida y una silla tirada en el suelo. El reloj de la cocina había dejado de funcionar. Los fareros no estaban en ninguna parte.

La investigación adicional reveló las inscripciones inquietantes en el registro del faro. La entrada del 12 de diciembre fue escrito por un guardián llamado Thomas Marshall. En ella, Marshall afirmó que la isla había sido golpeada por los vientos severos, peor que todo lo que había experimentado en su carrera. A pesar de que el faro fue lo suficientemente sólido como para sobrevivir a cualquier tormenta, Marshall escribió que el Guardián Principal, James Ducat, era muy tranquilo. El tercer guardia, William McArthur, era un marinero experimentado y un famoso peleador. La entrada del registro termina anotando que el había estado llorando.

Further registró que la tormenta continuaba rugiendo por unos días. Estando seguros en su faro, los tres hombres habían comenzado a rezar. La última anotación decía: «La tormenta terminó, mar en calma. Dios está por encima de todo. »

Aunque el faro era visible desde la cercana isla de Lewis, ninguna tormenta fue informada en la Eilean Mor durante los días señalados en la entrada de registro.

La misteriosa historia de Shanyna Isom

En 2009, Shanyna Isom de 28 años de edad, fue trasladada de urgencia a una sala de emergencia en Memphis, Tennessee, después de experimentar un ataque de asma. Los médicos de guardia la trataron con dosis de esteroides y la enviaron a casa.

SHAYE3

Poco después de esto, Shanyna comenzó a experimentar una sensación de picazón que empeoraba a pesar del tratamiento médico. Más tarde, de manera alarmante, se dio cuenta de que sus piernas se volvían de color negro. Los médicos estaban convencidos de que tenía una infección por estafilococo o por algún tipo de trastorno de la piel de tipo eccema. Debido a eso, se le dio más tratamiento, pero las cosas fueron de mal en peor. Las costras se estaban formando en todo el cuerpo y estaba perdiendo peso rápidamente.

Los médicos de Memphis se quedaron atónitos, y le comunicaron a Shanyna, y a su familia, que probablemente tendría que vivir con esta extraña enfermedad por el resto de su vida. Dos años más tarde, todavía en busca de respuestas y una cura, Shanyna visitó el hospital Johns Hopkins en Baltimore. Especialistas de allí determinaron que sufría de una enfermedad desconocida, que la llevó a producir 12 veces el número normal de células de la piel en sus folículos pilosos. Esto causó que le crecieran uñas en lugar de pelo. Los doctores en Johns Hopkins todavía están tratando de averiguar la causa de esta extraña enfermedad. Isom se toma actualmente 25 tipos diferentes de medicamentos, pero todavía no está cerca de ser curada.

Según los médicos del Centro Médico Johns Hopkins en Baltimore, donde está siendo tratada en la actualidad, dijeron que ella es la única persona en el mundo con esta misteriosa condición.

Además ahora se le suma que tiene más de 500.000 dólares en facturas médicas sin pagar, Isom tiene seguro en su estado, pero no cubre la atención médica en Maryland. Su madre perdió su trabajo como recepcionista médica porque ella cuida de su hija en casa. Ahora la fundación EFS está ayudando a Isom, ya que está especializada en personas con enfermedades misteriosas.

«Se me ha caído todo mi pelo y mi cuerpo está con costras por todas partes, además de que he perdido cerca de 90 kilos. Hace dos años, yo era una mujer sana y tenía grandes sueños y objetivos hasta que un día me ocurrió esto», dijo Isom.

Con el paso de los años miles de personas han contraído misteriosas enfermedades que desconoce la comunidad médica. Muchas son las teorías, desde experimentos, virus creados por el hombre o incluso los «Morgellons» están envueltos de controversia, paradojas y política. ¿Están creando extrañas enfermedades?