El experimento Filadelfia.

El experimento Filadelfia (1943), conocido en la marina norteamericana como Project Rainbow era parte de un plan de agresión contra el eje compuesto por Alemania, Italia y Japón, durante la Segunda Guerra Mundial, especialmente para la lucha contra Japón en el Océano Pacífico. La marina norteamericana niega la existencia del experimento Filadelfia, pero investigadores sospechan de la existencia de otros experimentos similares.

La historia del experimento Filadelfia:

La historia del experimento Filadelfia comienza en 1956, cuando Morris Ketchum Jessup, recibe unas cartas que le informan que un barco de la marina, habría desaparecido durante unos instantes, como parte de un experimento de la marina norteamericana sobre invisibilidad. Las cartas provienen del físico que lleva a cabo las investigaciones en el acorazado, el Dr. Franklin Reno.

La marina norteamericana niega todo lo referente al experimento Filadelfia, y toda clase de investigaciones en el área de la teoría del campo unificado de Albert Einstein. Según las cartas, el campo unificado se habría materializado en una esfera que rodeaba al barco y nada dentro de la esfera podía verse desde fuera. Las consecuencias del experimento fueron nefastas, según las cartas, ya que la tripulación desapareció misteriosamente luego del experimento Filadelfia.

Casualidades en torno al experimento Filadelfia:

El investigador Morris K. Jessup, se suicidó el 20 de abril de 1959, en circunstancias extrañas, y el responsable de las cartas es catalogado de esquizofrénico. El acorazado del experimento Filadelfia fue desmantelado y vendido. Los registros de los marineros que participaron en el experimento Filadelfia, también desaparecieron.

La marina y el experimento Filadelfia:

La marina norteamericana admite que el acorazado USS Eldridge participó en un experimento de campos magnéticos, donde se envolvió la nave con alambre para cancelar las fuerzas del campo magnético de la nave, lo cual resguardaría al barco de la detección de las minas magnéticas submarinas. Las minas poseen sensores que detectan el campo magnético que rodea las naves, y esto habría motivado el experimento, para lograr que las minas no detectaran al barco, pero no para hacerlo invisible al radar o la vista.

La teoría frente al experimento Filadelfia:

La teoría de los investigadores del experimento Filadelfia, asegura que se habría empleado un generador de alta frecuencia en el experimento, para calentar el aire de la superficie del agua, para crear una ilusión de espejismo, que tornaría invisible al barco. Esta teoría explicaría la conducta extraña de la tripulación luego del experimento, por causa de los efectos del generador.

Hay una teoría que sostiene que el acorazado desapareció y fue teletransportado a través del tiempo y espacio hasta Norfolk, virginia, donde habría sido visto. Supuestamente se habría contado con la participación de Albert Einstein y Nikola Tesla en el experimento Filadeldia, pero Tesla habría muerto en el momento que se realizó el experimento.

Esta teoría acepta la versión de la marina, que afirma que el barco fue envuelto en alambre para crear un campo magnético, pero afirman que el campo logrado produjo un doblamiento del campo de la luz, para hacerlo invisible, y que simultáneamente se habría doblado la curva del tiempo, coincidiendo con la teoría del campo unificado de Einstein. Hubo dos intentos en el experimento, en el primero, la nave no habría desaparecido totalmente, y se mantuvo una impresión del casco en el agua. En el segundo intento, la nave desapareció totalmente en una niebla verde, y fue vista en Norfolk, Virginia. Se dice que al reaparecer la nave, los tripulante estaban desorientados, algunos no volvieron, y otros estaban locos.

Más fotos de fantasmas

La fotografía de abajo es una imagen que tomo una de las cámaras de seguridad de un castillo de Inglaterra. En la secuencia de video original, se aprecia como la supuesta figura humana, abre y cierra las puertas del lugar.

La segunda fotografía (Izquierda), es la Dama Marrón. «Brown Lady». Es una foto muy conocida. Se dice que el espectro que se ve en la escalera es el fantasma de la señora Townshend, que vaga por el castillo de Raynham. En 1935, un fotógrafo profesional y su ayudante se encontraban realizando tomas de una mansión ancestral – Raynham Hall – en Norfolk, Inglaterra. Mientras trabajaban frente a una hermosa escalera, el asistente dijo haber visto «una forma femenina fantasmal» descender por los escalones alfombrados. El fotógrafo no la vio pero, al revelar la película, la luminosa imagen apareció nítidamente. Informado del tema, el dueño de casa – marqués de Townshend – identificó a la aparición como «la dama de marrón», cuyas materializaciones vienen siendo reportadas en Raynham Hall desde 1835. El propio Lord Townshend la había visto junto a 2 testigos en 1926.

A la derecha, la fotografía de Tracy que nació el 13 de junio de 1975. Una tarde de lluvia. De niña, Tracy padeció meningitis y tuvo que ser resucitada después de que sus padres la internaron de urgencia en el hospital. Esta foto fue tomada en 1979, nueve meses después del incidente y dos después de otro episodio en el que de nuevo casi muere.
En la fotografía, una extraña entidad parece abrazar desde atrás a Tracy. Hoy, ella admite que cree que fue un problema con la cámara pero sus parientes creen que es su ángel guardián que la cuida.

(Izquierda) Esta es la dama parda de Raynham Hall fue tomada en 1936, el fotógrafo sacó varias fotografías del interior de la mansión durante una visita turística, precisamente lo atractivo del lugar era su tradición, que sostiene que por la casa pasea un fantasma vestido con cofia y traje de brocado al que muchos afirman haber visto. Visitar artículo relacionado

La Esfera Negra de Ucrania.

Esta esfera, uno de los tantos objetos cuya existencia no tiene explicación, fue encontrada en una cantera ucraniana allá por 1975. Al trabajador que la encontró a 8 metros de profundidad le extrañó su forma por ser una «bola» de gran regularidad. Decidió romperla, pero solo consiguió desconchar un pedacito, suficiente para ver que el interior parecía de cristal. Finalmente pensó que su hijo le sacaría más provecho para jugar y se la regaló. Éste, no dándole importancia, la olvidó en el colegio, donde un profesor la observó detenidamente y creyó que podía tener algún valor científico.

Tras años en el museo de la localidad, cayó en manos de dos reputados investigadores, que la sometieron a varias pruebas para determinar su origen, composición y demás datos de interés. Llegaron a interesantes conclusiones: tenía apariencia artificial, unos diez millones de años de antigüedad, no era totalmente esférica (8,75 cm. el eje mayor por 8,47 cm. el menor, estaba un poco ahuevada) y lo más importante, la densidad de su núcleo era menor que cero, es decir, ¡su masa era negativa!.

Estos datos dieron a entender a lo científicos que podría tratarse de un objeto construido por una civilización anterior a la nuestra. Algunos se han atrevido a plantear que la esfera sea en realidad una «pila» de antimateria, utilizada como fuente de energía por no sabemos quién hace millones de años.

FUENTE: Crónicas del misterio, de Lorenzo Fernández Bueno.