Podrían clonar al Mamut encontrado en el hielo de la tundra siberiana

Hace un año, una expedición científica internacional —acompañada por la BBC y Discovery Channel— regresó de la república rusa de Yakutia con una noticia excepcional: en la costa del mar de Laptev, en una cueva a 100 metros de profundidad, hallaron un pequeño mamut hembra que poseía tejido graso, abundante pelo y médula ósea “en excelentes condiciones”. Yuka, como fue bautizada, había muerto a los 2 años hace unos 10 mil, es decir, unos mil años antes de que comenzara la larga temporada en que los mamuts comenzaron a extinguirse. La excepcionalidad estaba dada por un dato que nadie pudo soslayar: era el ejemplar más completo y fresco nunca antes hallado.

mamut Yuka

Ahora, las ilusiones puestas en el descubrimiento parecen haber dado un extraordinario salto: las células de aquella cría de mamut, muerta y enterrada en el hielo hace 10 mil años en Siberia, ¡están vivas! Bueno, “vivas, vivas” no, pero así nos lo quisieron vender algunos medios.

Sin embargo, que entre los restos de tejido del mamut existan algunas células en buen estado entra, por ahora, en el terreno de lo conjetural: el inevitable proceso de descomposición del pequeño mastodonte lanudo extraído de la tundra siberiana torna poco probable que su ADN haya sobrevivido intacto. Y si varios científicos son escépticos respecto del eventual cumplimiento de la profecía de Michael Crichton en “Jurassik Park”, fruncen más el ceño al comprobar que la noticia resucita de la mano de un “dinosaurio del tipo humanoide”, el veterinario surcoreano Woo Suk Hwang.

A juzgar por la ligereza con que ciertos medios han citado su nombre, impresiona comprobar cuántos se han olvidado de las correrías del señor Woo, hace apenas siete años. Continuar leyendo “Podrían clonar al Mamut encontrado en el hielo de la tundra siberiana”

Descubren una nueva especie de mono africano en el corazón del Congo

Una nueva especie de primate llamada Lesula o “Cercopithecua lomamiensis” fue descubierta en el corazón del Congo por investigadores estadounidenses, según divulgó la revista científica Plos One. El hallazgo fue realizado por los investigadores John y Teres Hart, quienes vieron los primeros ejemplares en junio de 2007 en los bosques de la cuenca media Lomami, en el centro de la República Democrática del Congo.

Lesula

El hallazgo fue realizado por los investigadores John y Teres Hart, quienes vieron los primeros ejemplares en junio de 2007 en los bosques de la cuenca media Lomami, en el centro de la República Democrática del Congo.

Los ejemplares de esta nueva especie, que se alimenta de vegetales, son huidizos y de tamaño medio.

El primer contacto se produjo cuando los investigadores de campo localizaron un ejemplar joven cautivo en la región de Opala. Continuar leyendo “Descubren una nueva especie de mono africano en el corazón del Congo”

Un Artista envía fotos al espacio exterior

A finales del mes de septiembre, el satélite de la NASA EchoStar XVI pondrá en órbita el proyecto del artista estadounidense Trevor Paglen que trabaja en Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), que consiste en una colección de 100 fotografías tomadas y elegidas después de años de trabajo y que pretenden ser el mensaje que sobreviva a la humanidad y deje testimonio de lo que fue en la Tierra.

Trevor Paglen

Trevor sostiene que los satélites que hoy en día orbitan alrededor de la Tierra se convertirán con el tiempo en ruinas culturales y materiales de nuestra época y serán las “pinturas rupestres de los hombres de las cavernas”, pero del hombre de hoy, en un futuro.

La idea es crear el objeto más duradero de la historia del hombre denominado “The Last Pictures”, que orbitará a unos 36.000Km de la Tierra y luego se irá alejando lentamente en el espacio.

“Dentro de un millón de años, cuando no quede resto de la presencia humana sobre la superficie de la Tierra, el planeta seguirá rodeado por los miles de satélites que una vez pusimos en órbita. Estos satélites pueden estar en órbita toda la eternidad”, aseguró el artista estadounidense.

“Si nos tomamos en serio esta idea, esto significa que serán los objetos más duraderos que jamás hayamos construido”, completó. El disco en el que se grabarán las fotos – que recuerda al famoso disco de oro de las sondas Voyager – contendrá el mensaje clave de lo que fue nuestra civilización.

El proyecto, bautizado como “The Last Pictures” está basado en el satélite EchoStar XVI que durante 15 años orbitará a 36.000 kilómetros de distancia de nuestro planeta y se retirará posteriormente a una “órbita cementerio”.