Encuentran un dedo humano fosilizado y una sandalia antigua en el suelo de Marte

Desde que el Curiosity Rover de la NASA llegó a Marte, las imágenes que envia a la Tierra generan revuelo entre los especialistas. Las pruebas de vida en el planeta rojo son el deseo de muchos. Por eso, aunque aún no hay reportes oficiales, el trabajo amateur fuera de las arcas gubernamentales tiene elementos que ya generan discordia: Las capturas de un dedo humano fosilizado, una sandalia antigua y hasta un animal marciano rompen los esquemas.

Dedo Humano Fosilizado

El usuario de YouTube StephenHannardADGUK, miembro de un grupo llamado “Alien Disclosure UK”, causó revuelo la semana pasada al señalar objetos voladores blancos en el cielo marciano. Ahora dobla la apuesta y presenta capturas y pruebas del feed que llega del planeta rojo con algunos elementos “misteriosos” registrados por el Curiosity en el cráter Gale. Señala Creer o Reventar

“El Curiosty(sp) capturó un posible dedo antiguo, un objeto con la forma de domo, un zapato o sandalia y una posible criatura marciana”, escribió Hannard en la descripción del video. Y aunque desde la NASA sigue el silencio, medios como NBC ya se hicieron eco de la noticia.

Sandalia Antigua

El robot Cheetah supera a Usain Bolt en velocidad de sprint

El robot Cheetah, o Chita en español, en honor al animal más rápido del mundo, es un robot cuadrúpedo de rápido funcionamiento desarrollado por Boston Dynamics con fondos de DARPA.

Recorre 28,3 kilómetros en una hora, y es más rápido que Usain Bolt en el split de 20 metros. En ésta versión, el robot guepardo corre en una caminadora con potencia en interiores y las pruebas al aire libre comenzarían a principios del año que viene.

Para obtener más información acerca de Cheetah u otros robots desarrollados por ésta empresa visite: www.BostonDynamics.com

Los Tasaday: La tribu que nunca existió

Durante una expedición por una Fundación, el 7 de junio de 1971 se descubrió en una región montañosa de la isla de Mindanao, en Filipinas, un pueblo que vivía literalmente, en la Edad de Piedra. Los Tasaday, aislados del mundo desde hacía 2,000 años, eran cazadores y recolectores que hablaban un dialecto desconocido y vivían en cuevas.

Los Tasaday

La Tribu Tasaday

Su poco contacto con el mundo les había impedido conocer productos como el tabaco, hecho que los antropólogos era una prueba de su incomunicación, pues esta planta se comenzó a introducir por todos los rincones del planeta desde el siglo XV, cuando los primeros viajeros se lanzaron a explorar el mundo.

Tan popular se hizo la ‘tribu’ que la revista National Geographic le dedicó una portada y un documental de una hora, realizado bajo la vigilancia de funcionarios del gobierno del entonces presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos.

Sin embargo tras la caída del dictador en 1986 se hizo una investigación más completa sobre este pueblo. En abril de ese año el antropólogo Oswald Iten, junto con el periodista filipino Joey Lozano, entraron en las famosas cuevas y las encontraron completamente vacías.

Los tasaday existían, actualmente con unos 150 miembros, pero no había nada sorprendentes en ellos, era similares a otras tribus del sudeste asiático: usaban herramientas de hierro, vestían ropas de algodón y solo dormían en cuevas cuando iban de cacería.

Estas nuevas evidencias permitieron descubrir al autor del mayor fraude antropológico de la historia: el director de la fundación Panamin, dedicada a salvaguardar los intereses de las minorías, Manuel Elizalde, quien se ‘sacó de la manga’ a una tribu entera usando a los aborígenes del lugar con el fin de obtener recursos económicos, varios millones de dólares, destinados a proteger el estilo de vida de los Tasaday. Así llegó a su fin una tribu que nunca existió.