Una rara enfermedad le hace crecer uñas en vez de cabello

Shanya A. Isom es una chica de 28 años que sufre una rara afección en la piel: donde debería nacerle vello, le crecen uñas humanas.

Según explica la exestudiante de Justicia penal, los primeros síntomas de la rara patología le aparecieron en el 2009 tras sufrir una reacción alérgica a los esteroides con los fue tratada por un ataque de asma.

Además de desatar esta extraña condición en los folículos de su piel, que producen 12 veces más células de lo normal, quedó incapacitada por un buen tiempo y se le cayó el cabello. “Me sometieron a todo tipo de análisis, de la A a la Z, y todo daba negativo. Hasta ahora, soy la única en el mundo con esta enfermedad”, comentó la joven estadounidense a WLBT in Jackson, Mississippi.

El tratamiento ha dejado a la familia en una difícil situación económica. En este momento sus gastos médicos asciende a 250.000 dólares y el seguro de salud apenas cubre cinco de los 17 medicamentos que necesita.

En espera de que los especialistas hallen una cura para la misteriosa enfermedad, Isom ha creado una fundación para recaudar fondos que la ayuden a pagar su factura médica y la de otros pacientes que puedan presentar síntomas similares.

La historia de Pirry, “El Niño Tortuga”

Didier Montalvo, es un pequeño de 6 años de edad que sufría una extraña enfermedad que lo convirtió en “El niño Tortuga”. Se trata de un raro padecimiento llamado Melanocytic Nevus, una enfermedad congénita de la piel producida por un lunar que comenzó a crecerle de manera desproporcionada en su cuerpo.

“Pirry”, como le dicen sus familiares, es de origen colombiano. Luego de vivir seis años con el enorme tumor, el cirujano Neil Bulstrode, del Hospital Great Ormond Street, viajó hasta Bogotá para liberar al pequeño del problema.

Vean éste conmovedor video documental de su historia:

Posibles Pirámides descubiertas con la ayuda de Google Earth

La arqueóloga Ángela Micol, cree que puede haber tropezado con dos estructuras piramidales no identificadas previamente mediante el uso de Google Earth. Situados en Egipto, los sitios contienen distintas características y orientaciones que sin duda sugieren la posible presencia de las pirámides – una perspectiva que tiene los arqueólogos locales deseosos de echar un vistazo.

piramides perdidas descubiertas por satelite

Uno de los sitios contiene una especie de caja de cuatro caras, truncada, con forma piramidal de aproximadamente 140 metros de ancho. Este sitio contiene tres montículos más pequeños en una formación muy clara, similar a la alineación diagonal de las pirámides de la meseta de Giza.

El segundo sitio contiene cuatro montículos en una meseta de forma triangular. Los dos montículos más grandes en este sitio son de aproximadamente 250 pies de ancho, con dos pequeños montículos de aproximadamente 100 pies de ancho.

Según egiptólogo y experto en pirámides, Nabil Selim, estas estructuras no han sido identificadas – y señala que uno de los sitios propuestos es similar en tamaño a la dinastía 13 pirámides de Egipto. Se anticipa que los arqueólogos estarian visitando el lugar para llevar a cabo lo que se llama “verificación sobre el terreno.”

Micol, que se encuentra en Maiden, Carolina del Norte, ha estado llevando a cabo la investigación arqueológica mediante satelites por más de una década – y que ha hecho de Google Earth su herramienta principal. El programa ha aportadop a su investigacion una serie de posibles sitios arqueológicos, incluyendo una posible ciudad bajo el agua fuera de la Península de Yucatán.