La historia de Billy Fingers: Más allá de la muerte

Cuando tenía solo dieciséis años, Annie Kagan fichó por un productor de Columbia Records. Después de 10 años sonando sus canciones en los clubes de la ciudad de Nueva York, Annie regresó a la universidad y se convirtió en quiropráctico en Manhattan. A raíz de un encuentro casual con un maestro espiritual de Oriente, comenzó[…]