Isaac Newton y su patología de la ciencia

No ha existidootro científico que haya trabajado tan duro, dejado de comer, de dormir, y de relacionarse con otros como Isaac Newton. Newton fue un personaje muy oscuro, era muy solitario, era una persona patológicamente incapaz de conversar, consumido en extremo por su trabajo y posiblemente también sea uno de los mayores científicos, sino el más grande, de todos los tiempos.

Isaac Newton

En su tiempo la física era un campo muy poco explorado. En 1642 Newton nace en un pueblo remoto de Inglaterra, su padre muere antes de su nacimiento, su madre vuelve a casarse y a los tres años envía a Isaac a vivir con una abuela sintiéndose solo y teniendo así una infancia desdichada.

Para Newton era muy común escribir sus pecados, y acerca de esto escribió que entre los pecados de su infancia amenazó a su madre y a su padrastro con quemarlos en la casa de estos.

A Newton nunca le fue bien en la escuela pero sorprendía a la gente de su pueblo por crear aparatos mecánicos como molinos de vientos y un maestro de la escuela convence a su madre para que lo lleve a la universidad. Logrando así entrar a la universidad Trinity Collage de Cambridge donde la mayoría de los estudiantes se dedican más a la juerga y a beber que a estudiar, por ende Newton prefiere aislarse y permanecer solo. Obsesionado por el pecado se autoimpone un estricto control emocional y sexual, y empieza a llevar una existencia solitaria, monacal. Era la persona más reservada de la que jamás hemos podido oír hablar. No se molestaba en hacer amigos y le resultaba difícil relacionarse; simplemente se apartaba de la gente.

En toda su vida no tuvo aventuras amorosas ni casi amigos, llegándose a especular de homosexual o que simplemente decidió que no tenía tiempo para otra cosa que no fuera su trabajo. La ciencia. Continuar leyendo “Isaac Newton y su patología de la ciencia”

Herman Oberth : Un Gran Inventor

Herman Julius Oberth (1894-1989) nació en la ciudad transilvana de Sibiu actual Rumania, aunque entonces formaba parte del Imperio austrohúngaro y la ciudad se llamaba Hermannstadt en alemán o Nagyszeben en húngaro.

Según su propia cuenta y la de otros, alrededor de los 11 años Oberth empezó a fascinarse por el campo de la exploración espacial, marcándole principalmente los escritos de Julio Verne, en especial De la Tierra a la Luna, releyéndolo hasta llegar a memorizarlo. Influenciado por las ideas y libros de Verne, Oberth construyó su primer cohete en miniatura como estudiante escolar a los 14 años. En sus primeros experimentos, alcanzó independientemente la idea de un cohete de múltiples etapas, pero carecía, en ese momento, de los recursos necesarios para desarrollar este concepto más allá de la teoría.

En 1912, Oberth comenzó a estudiar medicina en Múnich, participando luego en la Primera Guerra Mundial como médico militar. Más tarde, Oberth comentaría que lo más importante que pudo aprender de esa experiencia es que no deseaba continuar como médico. Después de la guerra, permaneció en Alemania -su ciudad natal formaba parte de Rumania- y reanudó sus estudios universitarios, pero en ese momento estudiando física y trabajando de maestro de escuela. Continuar leyendo “Herman Oberth : Un Gran Inventor”

Srinivasa Ramanujan y sus contactos con extraterrestres

Como Nicola Tesla, decía que los extraterrestres le dictaban sus inventos, a Srinivasa Ramanujan se los dictaba en sueños una diosa hindú, de nombre Namagiri, para mi entender una personalidad extraterrestre.

El matemático seguía una estricta vida de Brahmin (santo). A menudo decía que sus teoremas matemáticos eran inspirados directamente por la diosa Namagiri, durante sus sueños. Algunos de sus numerosos teoremas, han resultado ser en realidad incorrectos. Se desconocen los métodos mentales empleados por la mente de Ramanujan para desarrollar sus intuiciones matemáticas, la mayoría de las veces completamente ciertas.

Ramanujan nació en la localidad de Erode, del estado de Tamil Nadu en India, en el seno de una familia brahman pobre y ortodoxa. Erode 22 de diciembre de 1887 – Kumbakonam 26 de abril de 1920. Fue un llamativo autodidacta; prácticamente todas las matemáticas que aprendió fueron las leídas hacia los 15 años de edad en los libros La Trigonometría plana de S. Looney, y la Synopsis of Elementary Results in Pure Mathematics de S. Carr que contenían un listado de unos 6000 teoremas sin demostración. Estas dos obras le permitieron establecer una gran cantidad de conclusiones y resultados atinentes a la teoría de los números, las funciones elípticas, las fracciones continuas y las series infinitas para esto creó su propio sistema de representación simbólica.

A la edad de 17 años llevó a cabo por su cuenta una investigación de los números de Bernoulli y de la Constante de Euler-Mascheroni. Se licenció en el Government College de Kumbakonam.

Ramanujan, de un modo independiente, recopiló 3900 resultados (en su mayoría identidades y ecuaciones) durante su breve vida.

Afectado por una tuberculosis que se agravaba por el clima de Inglaterra, Ramanujan retornó a su país natal en 1919 y falleció poco tiempo después en Kumbakonam (a 260 km de Chenia Madras) a la edad de 32 años. Dejó varios libros llamados Cuadernos de Ramanujan los cuales continúan siendo objeto de estudios.

Recientemente, las fórmulas de R?m?nujan han sido fundamentales para nuevos estudios en cristalografía y en teoría de cuerdas. El Ramanujan Journal es una publicación internacional que publica trabajos de áreas de las matemáticas influidas por este investigador indio.

La Diosa Namagiri, es una deidad hindú venerada en la zona de Tamilnadu, es decir, en la zona natal de Ramanujan. Se trata de una diosa compasiva, que es representada por el loto.

Ramanujan sostenía, con total seriedad que sus teoremas matemáticos eran inspirados directamente por la diosa Namagiri, durante sus sueños. Lo más enigmático es que pocos de sus numerosos teoremas, aparentan no ser correctos. Los métodos mentales empleados por la mente de Ramanujan para desarrollar sus intuiciones matemáticas, la mayoría de las veces completamente ciertas y de una belleza singular, pero en algunos casos, desgraciadamente falsas, continúan hoy siendo un enigma. Quizás sea cierto que la diosa Namagiri lo inspiraba en sueños. A veces la diosa se equivocaba, ya que como es bien sabido, los dioses hindúes no son perfectos, o el extraterrestre lo comunicó mal o el cerebro de Ramanujan captó mal la idea.

Lo cierto es que Ramanujan era un hombre de una espiritualidad estricta, aunque para él se trataba fundamentalmente de un asunto de rito. Hardy, su tutor en Inglaterra, comentaba que era enormemente tolerante con las personas de otras religiones, ya que para él todas las encarnaciones de la divinidad tenían el mismo valor. Su tolerancia era uno de los rasgos que le conferían su encanto.

Los últimos teoremas que aún faltan ser totalmente interpretados, son los que algún día posibilitarán trascender las singularidades, abrir portales a otras dimensiones y viajar por lo Multiversos.