Descubren murales astrológicos en una antigua tumba china

Cuando las autoridades llegaron a la tumba ya era demasiado tarde. Los saqueadores se habían llevado todo el ajuar funerario –probablemente compuesto por objetos de gran valor y belleza–, e incluso los restos de los cadáveres de quienes habían yacido allí enterrados durante siglos.

Tumba china con inscripciones arqueologicas

Por suerte, la llegada de la policía había impedido que, en un último momento, los ladrones de tumbas se llevaran lo único de valor que quedaba en su interior: unas espectaculares pinturas murales que, según los expertos, ocupan una superficie de unos 80 metros cuadrados.

El lamentable saqueo se produjo en el año 2008 y, cuando los arqueólogos llegaron a la tumba –ubicada a unos 330 kilómetros al sudoeste de Pekín, a las afueras de la ciudad de Shuozhou–, tan sólo pudieron recuperar algunos pequeños fragmentos de diversos objetos, que sirvieron para datar el enterramiento a mediados del siglo VI de nuestra era.

Según Liu Yan, arqueólogo chino que ha participado en el estudio del yacimiento y es autor de un reciente trabajo al respecto que ha publicado la revista ‘Chinese Archaeology’, los saqueadores habían entrado en la tumba en al menos tres ocasiones, y ya tenían todo preparado para arrancar también los hermosos y relativamente bien conservados murales.

Afortunadamente la policía frustró sus intenciones, y los especialistas pudieron comenzar a estudiar la tumba y sus pinturas que, pese a tener unos 1.500 años de antigüedad, se encuentran en un estado de conservación bastante óptimo. Continuar leyendo “Descubren murales astrológicos en una antigua tumba china”

Hallan una misteriosa joya en los pantanos de la Florida

Al igual que la mayoría de las personas que se inscribieron para la cacería oficial del pitón birmano de la Florida a fines del año pasado, Mark Rubinstein navegó un par de veces en el parque nacional de los Everglades sin ver una sola de las elusivas serpientes.

misteriosa joya

En la tierra que cubría un dique, ubicado unos 16 kilómetros (10 millas) en el interior del pantanal del extremo sur de la Florida, Rubinstein encontró un pendiente de oro con zafiros en forma de cruz dentro de un círculo de diamantes. Un extremo del medallón del tamaño de una moneda de un centavo estaba deformado.

Literalmente, pudo haber caído del cielo. Rubinstein cazaba en el área donde se precipitaron dos aviones: el Vuelo 401 de la aerolínea Eastern procedente de Nueva York que se aprestaba a aterrizar en Miami en 1972 y el 592 de la línea ValueJet con rumbo a Atlanta que se incendió poco después de despegar de Miami en 1996.

Rubinstein espera devolver la joya a sus propietarios.

“Tenemos que contactar a la familia de ser posible”, dijo la semana pasada.

Los 104 pasajeros y cinco tripulantes del ValueJet murieron. El vuelo de Eastern llevaba 163 pasajeros y 13 tripulantes. Sobrevivieron 77 personas, gracias en parte a un residente de la ciudad de Homestead que cazaba ranas en su bote esa noche. Fue rescatando sobrevivientes y apuntó con su foco delantero hacia el cielo para que los helicópteros de rescate llegaran al lugar.

El pasajero Ron Infantino, del Vuelo 401, pasó cinco horas atascado entre escombros en el agua y la vegetación, aferrado al posabrazos del que fue su asiento en el avión. El impacto lo dejó desnudo, excepto por los elásticos de sus calcetines. El cadáver de la mujer a la que había desposado veinte días atrás, Lilly, apareció dos días después.

Cuando vio la foto del pendiente de Rubinstein pensó en su esposa, pero resultó que ella no había sido la propietaria.

Rubinstein llevó el pendiente a Robert Moorman, propietario de la joyería Carroll en Fort Lauderdale. Moorman determinó que es una pieza fabricada a mano de 18 ó 22 quilates, probablemente del siglo XIX o fines del XVIII.

Si nunca halla a su propietario, Rubinstein planea donarlo a un museo o a la arquidiócesis de Miami.

Caras gigantes en un nuevo descumbrimiento maya

El reciente descubrimiento de un templo Maya de más de 1.600 años de antiguedad ha despertado un gran interés arqueológico. Se trata del Templo del Sol Nocturno, un templño visible desde varios kilómetros y adornado con máscaras Mayas gigantes del dios del sol.

Templo del Sol Nocturno : Mayas

Perdido durante mucho tiempo en las profundidades de la selva de Guatemala, el templo está finalmente mostrando sus misterios a los arqueólogos, y revela nuevas pistas sobre la cultura Maya.

A diferencia de los relativamente centralizados imperios azteca e inca, la civilización maya, que abarcó gran parte de lo que hoy es Guatemala, Belice y México, fue una agrupación informal de las ciudades-estado.

En 2010, los arqueólogos que trabajan en una colina cerca del centro de la ciudad antigua descubrieron La Pirámide del Diablo, de 45 metros de altura. Dentro de ésta edificación, se encontraron con un palacio real y una tumba, que se cree fue utilizado para contener la tumba del primer gobernante de la ciudad, que vivió alrededor del año 350 a 400 dC.

Por la misma época, el equipo de arqueólogos vislumbraron los primeros indicios del Templo del Sol Nocturno, detrás de la tumba real de la Pirámide y recientemente, las excavaciones pusieron al descubierto las obras de arte sin precedentes que contiene éste enigmático lugar.

Secretos escondidos en jeroglíficos Mayas

Un grupo de arqueólogos ha logrado decodificar una jeroglífico maya encontrado en La Corona, Gutamena, que menciona el 21 de diciembre del 2012, pero no de manera apocalíptica sino dentro de un marco político.

A estas alturas resulta evidente que los maya no predijeron el fin del mundo el 21 de diciembre del 2012. Sin embargo, esta fecha si tuvo cierta importancia histórica para su cultura, en la medida que, según algunas cuentas, marca el fin de un ciclo en su calendario. Un nuevo descubrimiento en las ruinas de La Corona, en Guatemala, parece confirmar esto.

Arqueólogos han descifrado una serie de 56 jeroglíficos de 1,300 años de antigüedad, uno de los cuales hace referencia esta mítica fecha, pero no apocalípticamentente sino dentro de un contexto político particular. “La nueva evidencia sugiere que el 13 Bak’tun era un importante evento calendárico que habría sido celebrado por lo antiguos mayas; sin embargo, no hay ningún tipo de profecía apocalíptica asociada a la fecha”, dijo Marcello A. Canuto del Tulane Middle American Research Institute, quien encabezó las excavaciones.

El jeroglífico en cuestión conmemora la visita del rey maya Yuknoom Yich’aak K’ahk’, de Calakmul, también conocido como Garra de Jaguar. Arqueólogos interpretan que después de ser derrotado por su rival de Tikal, este rey decidió hacer referencia a la fecha del fin del calendario para reafirmar el poder de su reino en la mente de sus súbditos. Yuknoom Yich’aak K’ahk’ se llama a sí mismo el Señor del 13 K’atun, final de un ciclo que presidio (9.13.0.0.0). En un momento difícil para su mandato decidió proyectarse al futuro, conectándose con el siguiente período en el que el calendario maya llegaría al número 13, esto es, el 13.0.0.0.0, equivalente al 21 de diciembre de 2012. Aparentemente habría adeherido una especie de poder en la numerología.

Junto con el Monumeto Tortugero, en Campeche, esta es la segunda mención conocida a esta fecha que ha sido popularizada como una cita apocalíptica, en buena medida por la desinformación. Por otro lado habría que adevrtir que la interpretación de los arqueólogos de esta fecha en el jeroglífico de La Corona tampoco puede considerarse como concluyente, parece ser solamente un acercamiento desde nuestra lejana perspectiva.

Descubren la tumba de Jesús

Un grupo de arqueólogos que exploran una cámara funeraria cristiana del siglo primero, debajo de una torre en Jerusalén, han descubierto una antigua inscripción sobre la tapa de un ataúd, el cual se cree que podría ser el lugar de descanso final de Jesús.

Utilizando una cámara a control remoto, conectada a un brazo robótico para explorar por debajo de la torre, los arqueólogos descubrieron cuatro cajas con huesos que datan del siglo 1ro. La tapa de una de estas cajas de piedra caliza, también conocidas como osarios, lleva una inscripción en griego que podría traducirse como ‘Divino Jehová, levántate, levántate’.

Tapa del osario de Jesús
La tapa del supuesto osario de jesúas, muestra un pez tallado.

Otra de las tapas, tiene grabadas la figura de un pez con un palo en su boca, que se cree que se refieren a la historia de Jonás y la ballena – uno de los primeros relatos bíblicos.

La Tumba de la Familia de Jesús

El hallazgo se produjo a unos 60 metros de distancia de un descubrimiento anterior conocido como la Tumba de la familia de Jesús, el cual provocó una gran controversia después de que fue descubierto en la década de los 80′.

Los arqueólogos afirmaron entonces, que las tumbas descubiertas contenían osarios con inscripciones de nombres asociados con la familia de Jesús. Ese descubrimiento habría dado lugar a teorías asombrosas, una de las cuales aseguraría que Jesús fue enterrado junto a María Magdalena, con quien el mesías se había casado y formado una familia. Continuar leyendo “Descubren la tumba de Jesús”

OOPART : ¿Un reloj suizo de la dinastía Ming?

Un grupo de arqueólogos, en conjunto con periodistas de la ciudad de Shangsi, abrieron una tumba perteneciente a la dinastía Ming, durante la filmación de un video documental y encontraron un pequeño objeto que desató una gran atención.

Se trata de una especie de anillo metálico con apariencia de reloj, y con la palabra “Suiza” escrita en la parte posterior. La tumba en cuestión había estado cerrrada durante los últimos cuatro siglos, motivo por el cual, inmediatamente reconocieron en éste descubrimiento un OOPART. Las agujas del reloj marcan las 10:06.

“Cuando tratamos de quitar la tierra alrededor del ataúd, un pedazo de roca de repente cayó y cuando choco con el suelo hizo un sonido metálico”- dijo Jiang Yanyu, ex curador de la Región Autónoma del museo de Guangxi.

“Recogimos el objeto, y encontramos un anillo. Después de la eliminación de la cobertura del suelo y examinarlo más a fondo, nos quedamos conmocionados de ver que era un reloj”.

La excavación se ha suspendido hasta que se resuelva este misterioso hallazgo.

Descubren 17 nuevas pirámides en Egipto

Gracias a un novedoso sistema de toma de imágenes subterraneas implementado por la agencia espacial norteamericana; NASA, ha sido posible el desubrimiento de 17 pirámides enterradas en Egipto. Más de 1000 tumbas y 3000 asentamientos antiguos también se divisaron gracias a las imágenes satelitales infrarrojas.

Las excavaciones iniciales ya confirman algunos de los hallazgos, incluyendo a dos de las supuestas pirámides. Sarah Parcak, es una de las responsables del equipo de arqueólogos que trabajan desde hace más de un año en Saqqara.

El equipo analizó las imágenes de los satélites en órbita que se encontraban a 700 kilómetros por encima de la tierra, equipados con cámaras muy poderosas, capaces de identificar objetos de menos de un metro de diámetro en la superficie de la tierra. Todo gracias a infrarrojos superpotentes capaces de identificar distintos tipos de materiales bajo tierra.

Los antiguos egipcios construyeron sus casas y estructuras utilizando ladrillos de barro, un material que es mucho más denso que el suelo que lo rodea, por lo que es posible identificar las formas de las casas, templos y tumbas aunque se encuentren bajo tierra.

Se cree que en el lugar hay infinidad de antigüedades por descubrir. Las Cámaras de la BBC siguieron a Parcak en su viaje a Egipto, cuando acudió a ver si las excavaciones podían respaldar lo que su tecnología identificó bajo la superficie. En el documental de la BBC “Las ciudades perdidas de Egipto”, visitan el área de Saqqara, en la que inicialmente las autoridades no estaban interesadas.

Sin embargo, después de que Parcak aseguró haber visto dos potenciales pirámides allí, se realizaron las excavaciones de prueba. Ahora el lugar es considerado como uno de los sitios arqueológicos más importantes de Egipto.