Energía Gratis

No es una utopía ni tampoco el relato extraído de una novela de ciencia ficción. Hace cien años Nicola Tesla hablaba de energías renovables, aplicables a todo tipo de vehículos, automóviles, dirigibles, rayos X, incluso a armas.

Sin embargo sus ideas y sus patentes fueron escondidas en quien sabe que cajones de personas sin escrúpulos, que estaban a favor de los motores tradicionales a combustión en lugar de los motores eléctricos. Indudablemente por cuestiones exclusivamente económicas!

Tesla murió a la edad de 97 años en la soledad de una escuálida habitación de hotel, pero sus teorías fueron desarrolladas y aplicadas con fines militares ultrasecretos.

El mejor invento del siglo XX

Mucho años más tarde, un señor llamado Stan Meyer, anuncia en la televisión haber construído un motor que funciona con agua. En efecto, el motor diseñado por éste autodidacta funcionaba con agua corriente, de lluvia, de nieve o de mar, reduciendo de ésta manera a “cero” los gastos y la contaminación ambiental.

El funcionamiento es muy simple, el agua contiene hidrógeno que se libera con electrólisis. Puede funcionar con cualquier motor a gasolina y sin contaminar y permite viajar grandes distancias con un mínimo consumo.

Las Empresas de todo el mundo le ofrecieron a Meyer la compra de su patente por un millon de dólares, pero éste no aceptó, declarando que cualquier Empresa podría fabricar vehículos con motores de agua muy fácilmente. Al poco tiempo Meyer murió en circunstancias misteriosas y nunca más se habló del motor propulsado por agua.

Energías renovables alternativas

Desde el advenimiento de internet como el primer medio masivo de comunicación e intercambio de información, las teorías de Tesla sobre la energía wireless, son reproducidas en los hogares de todo el mundo, por aficionados a la ciencia o simplemente por autodidáctas curiosos, ávidos de llevar a la práctica éstos conocimientos compartidos. Gracias a la red de redes, cualquiera pruede compartir sus experimentos caseros; Desde los más simples hasta los más complicados.

Tal es el caso del sistema diseñado por el científico argentino Walter Torbay, denominado “transgenerador magnético”, que necesita un mínimo mantenimiento y no contamina. Se trata de un “Motor de Imanes”, que podría funcionar hasta “cincomil años” sin ningún tipo de consumo, y propulsado únicamente por las fuerzas de atracción y repulsión de unos imanes artificiales llamados “neodimios”, cuyo magnetismo es de 24 mil gauss (unidad de inducción magnética), y podría generar una fuerza eléctrica de 2.500 watts.

El invento, que patentó en el país en agosto de 2004 y con licencia internacional “en trámite” funciona aprovechando la propiedad magnética de rechazo de polos iguales y la desviación de líneas de fuerza magnética. Tendría un costo de 150 dólares, y “permitiría que una vivienda sea abastecida de electricidad indefinidamente”.

Tecnología: Ventanas Solares

Ingenieros del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) han creado una película solar transparente que además de recoger la energía solar permite el paso de la luz. Entre los usos prácticos de éste invento se encuentra la posibilidad de aplicarlos en las ventanas de una casa permitiriendo por transformar el calor del sol en una fuente de energía renovable.

El invento es una célula fotovoltaica basada en moléculas orgánicas las cuales, recogen la energía de longitud de onda infrarroja permitiendo pasar la luz visible y, por tanto, sin interceder en la luminosidad que percibimos los humanos. De este modo, instalado en las ventanas de los hogares, podría producir la energía necesaria para el funcionamiento de luces, electrodomésticos e incluso calefacción del hogar a un costo mucho menor.

El profesor de ingeniería eléctrica del MIT, Vladimir Bulovic y el coautor del invento, Richard Lunt explican que para instalar el sistema solo sería necesario colocar encima del cristal la lámina de material que ellos mismos diseñaron, los cables de transferencia de la energía y un controlador del voltaje.

Los colectores de energía solar actuales, permiten un rendimiento del 13 por ciento mientras que ésta tecnología permitiría apenas un rendimiento del 1,7 por ciento. Sin embargo, éste sistema podría emplearse como alternativa a los paneles solares tradicionales.

Nuevas baterías

Científicos de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, han desarrollado una nanoestructura tridimensional (el nanómetro es la unidad de longitud que equivale a una milmillonésima parte de un metro) para baterías, que permite que éstas se carguen muy rápidamente, en minutos, además las baterías ganan con esta nanoestructura una capacidad mayor de almacenamiento de energía características esenciales para el funcionamiento óptimo de diversos aparatos, como los vehículos eléctricos, algunos dispositivos médicos o militares, y para la tecnología láser.


El desarrollador de la tecnología, el profesor de ciencias de los materiales e ingeniería, Paul Braun, explica que este sistema permitirá crear baterías con la misma potencia que los condensadores, pero a diferencia de estos con una gran capacidad de almacenamiento energético.

Los condensadores contienen electrodos que forman campos eléctricos cuando se hace pasar una corriente eléctrica por ellos. Aunque este campo eléctrico puede almacenar energía para ser liberada posteriormente, la capacidad de almacenamiento energético de los condensadores es pobre.

Sin embargo, dada las ventajas que presentan los condensadores frente a las baterías (además de ser capaces de recibir y suministrar energía rápidamente, son más baratos que las baterías, no contienen elementos tóxicos o inflamables y presentan una vida útil mucho más duradera) los científicos llevan tiempo intentando desarrollar condensadores con una mayor capacidad de almacenamiento energético, algo que podría conseguirse gracias a la nanotecnología.

El rendimiento de las baterías recargables típicas (de ión de litio o de níquel ) se degrada significativamente cuando éstas son cargadas o descargadas con rapidez, pero si se convierte el material activo de los electrodos de la batería en una fina película, se consigue que la batería cargue y descargue rápidamente, pero se reduce su capacidad hasta casi anularla, porque el material activo carece del volumen necesario para almacenar energía. Continuar leyendo “Nuevas baterías”

Innovaciones para realizar la fotosíntesis artificial

Muchas veces he escrito sobre las temperaturas gélidas que sufrirá la Tierra en un futuro desgraciadamente bastante cercano.

La humanidad estará privada de la fotosíntesis natural para sobrevivir, ya que las plantas no tendrán ni el clima apropiado, ni lugar físico sin nieve. (Construir grandes “invernaderos” será impráctico ante la nueva industria de fotosíntesis artificial).

Ya se ha avanzado al respecto. Sabemos que la energía solar se convierte en energía eléctrica, ya sea a través de paneles fotovoltaicos o de centrales termosolares, pero existen otras formas de aprovechar el Sol.

Una forma conocida pero que aun no ha salido del laboratorio es la llamada “fotosíntesis artificial”, un conjunto de técnicas que buscan utilizar la energía solar para sintetizar combustibles con la gran ventaja que el combustible sintetizado se puede almacenar, con lo que el problema de la irregularidad del Sol queda solucionado. El problema es que aun están en pañales y todavía queda por delante un importante trabajo de ingeniería y desarrollo.

Curioseando por la red encontramos uno de estos proyectos (Science); se trata de un prototipo creado por un equipo de investigadores suizos y estadounidenses. Este utiliza una lente de cuarzo para enfocar la luz solar sobre una cavidad hecha de óxido de Cerio, donde las moléculas de agua y CO2 se disocian para producir el llamado “gas de síntesis”, una mezcla de monóxido de carbono e hidrógeno que sirve de base para producir cualquier hidrocarburo, como veremos al final.

La luz solar es capaz de romper las moléculas de agua y dióxido de carbono, el óxido de Cerio es un catalizador que acelera esta reacción, haciendo que el proceso sea mucho más eficiente. El cerio tiene la ventaja añadida de que es un elemento bastante abundante, con lo que no existe el riesgo de escasez de otros elementos.

Pero este dispositivo tiene aún un grave inconveniente: Su eficiencia es muy baja, solo aprovecha un 0,8% de la energía solar que recibe (Muy lejos de la eficiencia de la fotosíntesis natural).

De todas formas, los investigadores están convencidos de que es posible elevar la eficiencia del dispositivo hasta el 19%, nivel suficiente para que tenga viabilidad comercial hoy.

Obtenido esto, con los gases conseguidos se los pueden aplicar a muchos procesos:

Por ejemplo, sintetizando con este método los gases enunciados, H2 y Co, ( más el CO2 original reciclar la corriente de CO2, comprimir el “singas” obtenido por temperatura y presión para obtener metanol, y sintetizar luego acido acético (Todos procesos industriales conocidos), etc.

por Manlio E. Wydler

Método de tratamientos de efluentes

La mayoría de las personas cuando se habla de cloacas, piensa en caños de diverso tamaño que conducen las aguas negras a algún lugar que siempre se mantiene “en las sombras” sea que se vuelque a una zanja, o a un río o el mar directamente.

Los países más adelantados desde hace cuarenta años han venido perfeccionando la recuperación hídrica de los ríos y mares costeros de la contaminación operada en siglos.

Hoy ningún municipio, ciudad importante y nación debería planificar conductos cloacales que no posean plantas de tratamiento de efluentes al final de sus recorridos. Tan importante es el tratamiento de efluentes como el brindar aguas corrientes potables a las poblaciones. Además, gracias a estas probadas tecnologías se convierte a un recurso finito en uno ampliamente renovable, con lo que paulatinamente en todo el mundo habrá agua segura para toda especie y para regar convenientemente los cultivos, a tal punto que muchas enfermedades de origen hídrico, como así también las hambrunas serán cosas del pasado.

Cuando un producto de desecho se incorpora al agua, el líquido resultante recibe el nombre de agua efluente. Su origen puede ser doméstico o industrial.

La composición es muy variable, dependiendo del tipo de industria, de la gestión de su consumo de agua y del grado de tratamiento que los vertidos reciben antes de su descarga.

La composición de las aguas efluentes se analiza con diversas mediciones físicas, químicas y biológicas. Las mediciones más comunes incluyen la determinación del contenido en sólidos, la demanda bioquímica de oxígeno (DBO), la demanda química de oxígeno (DQO), y el p. H. .

Los residuos sólidos comprenden los disueltos y en suspensión. Los sólidos en suspensión se dividen a su vez en depositables y no depositables, dependiendo del número de miligramos de sólido que se depositan a partir de 1 litro de agua efluente en una hora. Todos estos sólidos pueden dividirse en volátiles y fijos, siendo los volátiles, por lo general, productos orgánicos y los fijos materia inorgánica o mineral. Continuar leyendo “Método de tratamientos de efluentes”

Predicciones para un futuro cercano

Como anticipáramos en otro artículo Energías Alternativas, con el advenimiento de la nueva broca – mecha de hidrógeno – oxígeno, que permitirá utilizar el calor interno de la Tierra, para ir atenuando el advenimiento de la nueva glaciación, al tiempo de aprovechar esas energías para aprovecharlas en los emprendimientos de la civilización humana, además permitirá un importantísimo quehacer humano en los próximos siglos: el CONTROL AMBIENTAL

En que consistirá este control ambiental? Con el aprovechamiento de las energías enormes del planeta interno y luego de lo que emana del Sol, posibilitará con los descubrimientos científicos que se lograrán en “cascada”, en parte por la inteligencia humana y en gran parte por la inteligencia artificial, se podrá, sobre los pronósticos climatológicos, ir proponiendo cambios puntuales, según las necesidades agrícolas y varias.

Con los procesos de contracción espacio temporal, el control climático será simple.
Las condiciones electro- magnéticas producirán los efectos buscados.
El control de la biomasa, será también puntual.
Se podrá modificar a voluntad el espesor de la corteza terrestre, para así tener por siglos una “calma tecnológica” en lo referente a los cambios tectónicos.
Será este paso el necesario para proseguir en el ascenso de la civilización.
Todo este avance permitirá el siguiente paso: alcanzar las estrellas, mancomunarse en la civilización universal y constituir la hermandad de civilizaciones.

Energías alternativas

El artículo sobre los períodos cálidos y las glaciaciones, tiene como antecedentes:

1) La carta que mandara en el 2004, al Sr. Secretario de la U. N. para el Cambio Climático, luego de asistir al C. O. P. N ° 10 en Buenos Aires, representando a mi Fundación
2) el artículo “Indicios de un cambio climático inverso” (2006), (Periódico Dómine y Agencia Comunas) y
3) “Objeciones al Cambio Climático” ( Wikisource), lo expreso porque recién en estos últimos tiempos, científicos de todo el mundo han comenzado ha interpretar el fenómeno climático en forma cabal.
( En “Objeciones al Cambio Climático”, al final, está el estracto de la comunicación oficial del listado de organizaciones y autoridades que brindó las Naciones Unidas al respecto).

He perfeccionado dos artículos y condensado en uno en donde al final acoto una idea para paliar el frío de la próxima Glaciación:

La estructura interior de nuestro planeta encierra una temperatura siempre disponible para ser aprovechada para el que desarrolle las tecnologías que puedan aprovecharla.

Los continentes y sus placas flotan sobre el magma caliente del interior del Planeta. Gracias a este calor-en buena medida originado por la presión gravitacional de la masa planetaria y en parte la desintegración de átomos, de Uranio, especialmente y del frote de las masa semipastosas y fluídas-, el núcleo de hierro y níquel interior, funcionando como un dínamo que crea el magnetismo, que nos evita muchos de los rayos nocivos del sol y cósmicos y la degradación y pérdida atmosférica que causaría el viento solar. Sin este efecto sería como Marte, apenas más caliente.

También tiene el efecto, esta vez pernicioso, de crear los terremotos, por la deriva de las placas, que al chocar unas montan sobre otras y suceden estos hechos, muchas veces super violentos.

Es así que a principios del siglo veinte, surge el primer complejo industrial sobre el tema y que durante el resto del siglo, se fueron extendiendo en diversas partes del mundo, primero con afloramientos termales evidentes-zonas volcánicas con géiseres ante todo, y luego buscando las rocas permeables con acuíferos sobrecalentados confinados por capas de rocas impermeables.

La técnica consiste en realizar perforaciones de extracción de donde sale el agua caliente y/o vapor, a diferentes temperaturas, separar el agua y el vapor, que se manda a las turbinas o a intercambiadores de temperatura para vaporizar líquidos con menor punto de ebullición, se filtra de elementos azufrados y otros cáusticos-se emplean mucho el acero inoxidable y el duraluminio según los casos-. El agua utilizada de la surgencia, ya enfriada se vuelve a inyectar al acuífero subterráneo para mantener en lo posible la cantidad total de líquido confinado.

Los acuíferos si tienen más de 140 ° C., hasta 350 ° C., pueden generar grandes cantidades de vapor que mueven las turbinas directamente, entre 80 ° C. a 140 ° C., deberán transferir su calor a líquidos más volátiles y estos en sistemas cerrados generan el movimiento de las turbinas (sistema combinado) y los de menos de 80 ° C., se usan en los diferentes procesos, menos el de generar electricidad. (En Islandia se usan los de 300° C).

Las turbinas generarán electricidad. El agua ya con menos temperatura calienta circuitos de aguas corrientes para calefaccionar edificios –con una interesante técnica también puede refrigerar-, además sirve para los procesos industriales en cascada, por ejemplo: pasteurización de lácteos, procesos textiles, etc., por lo que seguimos ahorrando combustibles. También están los aprovechamientos turísticos de la Bañoterapia. Las aguas aún más frías se siguen utilizando para calentar viveros, campos cultivados y aun las carreteras para evitar la formación de hielo en los rigores de los inviernos boreales. Continuar leyendo “Energías alternativas”