Descifrando el disco de Festos, la “Piedra Rosetta” de la cultura minoica

Los 242 signos que recubren éste misterioso disco de piedra de más de 4000 años de antiguedad se habrían mantenido indescifrables durante más de 100 años desde que el arqueólogo italiano Luigi Pernier los descubriera, en el año 1908 en el palacio minoico de Festos (de ahí su nombre).

Disco de Festos

Uno de los grandes enigmas de la arqueología. El descubrimiento soñado por cualquier experto en cultura minoica cuyo significado sigue siendo eso: un sueño que no acaba de hacerse realidad, un enigma complejo que se resiste a desvelar sus códigos.

Louis Godart, haciendo referencia al halo de misterio e incertidumbre que rodea al disco de Festos, escribió: “Nadie puede descifrar un texto de tan sólo 242 signos si no posee ninguna base firme a propósito del mismo texto y del mensaje que contiene. Junto a la fascinación que ejerce, el disco, por ahora, está condenado a guardar celosamente su misterio”.

Sin embargo, Gareth Owens afirma haber resuelto parcialmente enorme enigma arqueológico. Las claves para conocer su significado habrían sido descubiertas por él (experto en lenguaje minoico) y por John Coleman (profesor de Fonética en la Universidad de Oxford). También han contado con la ayuda de Christophoros Charalambakis, (profesor de Lingüística en la Universidad de Atenas y maestro del propio Gareth Owens). Continuar leyendo “Descifrando el disco de Festos, la “Piedra Rosetta” de la cultura minoica”

El majestuoso Ídolo de Shiguir

Científicos alemanes están más cerca de descubrir los secretos de una ancestral estatua de madera que afirman contiene una escritura encriptada grabada hace más de 9,500 y cuyo destinatario sería el hombre moderno.

Detalle del rostro superior y tridimensional del ídolo.

Detalle del rostro superior y tridimensional del ídolo.

El hallazgo del ídolo tuvo lugar en 1890 en una turbera cerca del lago Shiguir, en los Urales, junto a varias piezas de barro, hueso y piedra a las que se dató inicialmente una antigüedad de casi dos mil años. Pero los análisis con isótopos de carbono realizados casi un siglo después por científicos de Moscú y San Petersburgo constataron que la escultura tiene en realidad una antigüedad superior a los 9,500 años, lo que la convierte en la pieza de madera tallada más antigua que se conoce.

El milenario ídolo Shiguir se encontraba enterrado a 4 metros de profundidad, lo que favoreció su excelente estado de preservación.

Ahora los expertos rusos dicen que esta reliquia contiene información codificada sobre nada más y nada menos que «la creación del mundo» —un mensaje al hombre moderno enviado desde el la era Mesolítica de la Edad de Piedra. Continuar leyendo “El majestuoso Ídolo de Shiguir”