Macabro Experimento: revivir a 20 pacientes clinicamente muertos

resucitar muertos

La compañía estadounidense Bioquark ha recibido autorización del gobierno de Estados Unidos y La India para poner en marcha un experimento pionero y un poco inquietante. Durante los próximos meses someterán a 20 pacientes a una serie de pruebas para intentar resucitar el cerebro de 20 pacientes en estado de muerte cerebral.

resucitar muertos

El concepto de muerte cerebral es relativamente nuevo para la ciencia. De hecho no se formuló hasta 1968. Generalmente, el cerebro muere porque antes fallan otros órganos. Sin embargo, en algunos casos, el cerebro sufre daños tan masivos que su actividad cesa completamente, pero el resto del cuerpo permanece vivo gracias a que la actividad cardíaca y respiratoria recibe soporte artificial externo.

muerte cerebral

Generalmente, cuando se produce una muerte cerebral los medicos lo comunican a los familiares y proceden a desconectar el resto del cuerpo de las máquinas que lo mantienen en funcionamiento. La muerte cerebral es irreversible pero en Bioquark creen que no tiene por qué ser así. Algunas especies de peces y anfibios como las salamandras son capaces de regenerar partes del cerebro después de sufrir daño cerebral crítico. Los seres humanos no tenemos esa capacidad, pero en los pacientes con daño cerebral sí se ha llegado a registrar actividad eléctrica residual. El experimento, apropiadamente bautizado como The ReAnima Project, trata de averiguar si esa actividad podría elevarse mediante un combinado de fármacos y terapias de neuroestimulación.

Científicos alemanes demuestran que hay vida después de la muerte

Un equipo de psicólogos y médicos asociados a la Technische Universität de Berlín, ha anunciado esta mañana que probaron por experimentación clínica, la existencia de alguna forma de vida después de la muerte.

Experiencias cercanas a la muerte

Experiencias cercanas a la muerte han sido la hipótesis en varias revistas médicas en el pasado, como tener las características de las alucinaciones, pero el doctor Ackermann y su equipo, por el contrario, considerarlos como evidencia de la existencia de la otra vida y de una forma de dualismo entre la mente y el cuerpo.

Este sorprendente anuncio se basa en las conclusiones de un estudio utilizando un nuevo tipo de supervisión médica en experiencias cercanas a la muerte, que permite inducir a pacientes a una murte clínica durante casi 20 minutos, para luego devolverles la vida.
Continuar leyendo “Científicos alemanes demuestran que hay vida después de la muerte”

Un espárrago plantado en un meteorito

Una investigación pretende determinar cómo crecen los vegetales en diferentes composiciones de meteoritos.

esparrago plantado en un meteorito

Un astroecologista de la Virginia Commonwealth University estudia qué cultivos se desarrollan mejor si se plantan en tierra de meteoritos. Un trabajo opuesto por completo a los tradicionales de la Estación Espacial Internacional, que por lo general planta en el espacio con tierra de la Tierra. La investigación, que depende del tipo de planta y de la composición de la asteroide, ha dado como resultado este espárrago al que no se le puede poner el apellido de triguero. Continuar leyendo “Un espárrago plantado en un meteorito”

Clonación – En 5 años tendremos un dinosaurio vivo

El resultado, según el científico, será un animal completamente nuevo, una especie de “pollosaurio”

Dinosaurio Vivo

Si la idea se le hubiera ocurrido a cualquier otro, seguramente no habría merecido ni una sola línea de comentario. Pero su máximo impulsor es Jack Horner, de la Montana State University, uno de los paleontólogos más prestigiosos del mundo, el que cambió nuestra forma de ver los dinosaurios, el que demostró que, como las aves, eran criaturas sociales, el científico, además, en quien se inspiró Steven Spielberg para hacer “Parque Jurásico”. Y resulta que, como en la famosa película, Horner está completamente decidido, desde hace ya varios años, a devolver a la vida a un dinosaurio. El célebre paleontólogo ha visitado estos días Madrid, para tomar parte en “El ser creativo”, el III Congreso de Mentes Brillantes, en el que participa junto a otros veinte científicos de las más variadas disciplinas.

– ¿Cómo piensa usted “resucitar” a un dinosaurio?

– Desde luego no será como en Parque Jurásico… Partiremos de un embrión de pollo y, mediante ingeniería genética, le haremos dar marcha atrás en el tiempo hasta sacar el dinosaurio que lleva dentro. No será, al principio, un dinosaurio completo, pero sí que tendrá muchas de sus características.

– ¿Muchas de sus características?

– Sí. El resultado será un animal completamente nuevo, un “pollosaurio” (o “dinopollo”, como prefiera), con muchas de las características físicas propias de los dinosaurios. Se trata de conseguir “dar marcha atrás” a la evolución y resucitar en el pollo una gran cantidad de rasgos propios de los dinosaurios, desde el tamaño a los dientes o las garras. Continuar leyendo “Clonación – En 5 años tendremos un dinosaurio vivo”

10.000 veces más veloz que la luz

El entrelazamiento cuántico entre partículas es una cosa fantástica, aunque realmente no sepamos ni cómo funciona ni para qué sirve. Por alguna razón cuando dos fotones interactúan, ambos se conectan íntimamente de tal modo, que incluso aunque les separen vastas distancias, su interconexión continuará.

Los físicos cuánticos hace mucho tiempo que conocen esta forma de entrelazamiento. Varios experimentos, repetidos muchas veces, han probado que cuando se envían dos fotones entrelazados a lugares distintos (digamos uno llamado ‘A’ a Boston y otro llamado ‘B’ a California, por aquello de la película) su polarización siempre será opuesta. Es decir, si el primero muestra polarización ‘arriba’ el otro mostrará indefectiblemente la polarización ‘abajo’.

Es más, (y aquí viene lo fascinante) si de algún modo cambiamos la polarización del fotón ‘A’ de su valor inicial ‘arriba’ al nuevo estado ‘abajo’, entonces, de forma instantánea, el fotón ‘B’ alterará su estado para mostrar el contrario al primero, pasando a polarizarse ‘arriba’. No es de extrañar que Einstein definiese a esta propiedad cuántica como “una acción fantasmal a distancia”.

Lo que ha hecho ahora un equipo de físicos chinos, dirigidos por Juan Yin de la Universidad Científica Tecnológica de China en Shanghai, es un experimento que involucra a fotones entrelazados, separados entre sí 16 kilómetros, con los que se intentó medir la velocidad a la que se da esa interacción que antes llamábamos instantánea.

El resultado ha sido sorprendente. La interacción cuántica es 10.000 veces más rápida que la velocidad de la luz. (Su trabajo puede consultarse en Arxiv).

Aunque no es acertado pensar en usar esta propiedad de las partículas para comunicarnos a velocidades superiores a las de la luz, lo cual sería muy positivo en el futuro para hablar con nuestras bases espaciales repartidas por el sistema solar. El problema con estas partículas es que uno no conoce la polarización del par hasta que no la mide, de modo que no hay forma de hacer que los fotones del otro lado tomen el estado que se desea, para de este modo crear una especie de código morse.

Esto recuerda a otra de las peculiaridades de la mecánica cuántica, aquella que afirma que las partículas se encuentran en una superposición de estados que no puede conocerse hasta que alguien se detiene a observarlas. Es la base del famoso experimento mental propuesto por Schrondinger, en el que un gato encerrado en una caja está vivo-muerto, hasta que la abrimos para comprobar en cuál de los dos estados se encuentra.

Habrá que esperar antes de poder desarrollar el famoso ansible dibujado por Orson Scott Card en su célebre novela “El juego de Ender”.

El Proyecto Philadelfia

Una serie de extrañas cartas recibidas por un hombre de ciencia en 1956 hablaban de unos experimentos secretos que habían vuelto invisible un destructor de la marina de los Estados Unidos y al hacerlo, lo habían teletransportado a otro lugar.

experimento filadelfia

El “Experimento Filadelfia” es el nombre que recibió este supuesto experimento ultrasecreto llevado a cabo por la marina de los Estados Unidos en 1943, en el transcurso del cual un barco se volvió invisible y fue teletransportado de un muelle a otro.

En 1979 fue el tema de un libro escrito por Charles Berlitz, principal gurú del culto al triángulo de las Bermudas, y William Moore. Pero, ¿Cómo se supo de este hecho, y qué pruebas tenemos de que sea cierto?

El denominado Experimento Philadelphia, ha entrado dentro de la leyenda de los fenómenos “extraños” por méritos propios, ya que los hechos acaecidos en un supuesto experimento secreto dirigido por la U.S. Navy, no dejan de ser, cuanto menos, sorprendentes. El susodicho, habría tenido lugar en los astilleros navales de Philadelphia, Pennsylvania, el 28 de octubre de 1943 y de haberse producido, en cierta manera se podría considerar que fue realmente un fracaso por los motivos que detallaremos a continuación.

El código militar para denominar este proyecto era Proyecto Rainbow (Arcoiris) que era a su vez un código compartido por otro proyecto sobre un radar de sigilo que se estaba probando en el prototipo de un nuevo avión, el Lockheed U2, que se desarrollaría como avión espía en la década de los 50. Ahora bien, no existen pruebas de que tuvieran nada que ver ambos proyectos. El Proyecto Rainbow habría tenido lugar en un pequeño destructor de escolta de la II Guerra Mundial, con el objetivo final de hacerlo totalmente invisible a la detección por parte del enemigo, en principio a las minas (magnéticas) o cualquier clase de radar pero no se descartaba la invisibilidad óptica del destructor.

El origen del proyecto.

A finales de los años 30, un brillante ingeniero eléctrico llamado Nikola Tesla, originario de Croacia pero residente en Estados Unidos desde 1884 y uno de los más grandes inventores del S.XX. en las disciplinas de la electricidad y el magnetismo, afirmó haber completado una teoría dinámica de la gravedad, que básicamente explica la gravedad como una mezcla de ondas electromagnéticas longitudinales y transversales. Estos razonamientos, calaron hondo en un grupo de trabajo que experimentaba con los campos electromagnéticos en la Universidad de Chicago, donde se estaban iniciando las investigaciones sobre la posibilidad de la invisibilidad a través del uso de campos eléctricos y magnéticos. Este proyecto se habría trasladado en 1939 al Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Princeton. Continuar leyendo “El Proyecto Philadelfia”

La GEO 600 podría demostrar que vivimos en un holograma

Detecta un extraño sonido que podría ratificar esta teoría…

El detector de ondas gravitacionales GEO 600, de Hanóver, en Alemania, registró un extraño ruido de fondo que ha traído de cabeza a los investigadores que en él trabajan.

Geo 600

El actual director del Fermilab de Estados Unidos, el físico Carl Hogan, ha propuesto una sorprendente explicación para dicho ruido: proviene de los confines del universo, del rincón en que éste pasa de ser un suave continuo espacio-temporal, a ser un borde granulado. De ser cierta esta teoría, dicho ruido sería la primera prueba empírica de que vivimos en un universo holográfico, asegura Hogan.

Nuevas pruebas han de ser aún realizadas con el GEO 600 para confirmar que el misterioso ruido no procede de fuentes más obvias.

Un Gigantesco holograma cósmico

Un extraño ruido detectado por el GEO600 trajo de cabeza a los investigadores que trabajan en él, hasta que un físico llamado Craig Hogan, director del Fermi National Accelerator Laboratory (Fermilab), de Estados Unidos, afirmó que el GEO600 se había tropezado con el límite fundamental del espacio-tiempo, es decir, el punto en el que el espacio-tiempo deja de comportarse como el suave continuo descrito por Einstein para disolverse en “granos” (más o menos de la misma forma que una imagen fotográfica puede verse granulada cuanto más de cerca la observamos).

Según Hogan, “parece como si el GEO600 hubiese sido golpeado por las microscópicas convulsiones cuánticas del espacio-tiempo”. El físico afirma que si esto es cierto, entonces se habría encontrado la evidencia necesaria para afirmar que vivimos en un gigantesco holograma cósmico. Continuar leyendo “La GEO 600 podría demostrar que vivimos en un holograma”

Los 13 experimentos más atroces de la historia

En otro artículo titulado Las atrocidades de la ciencia, vimos como doctores como Vladimir Demikhov o Sergei S. Bryukhonenko, experimentaban con animales para contribuir a la ciencia moderna, como si el fin justificara los medios. Hoy, realizaremos un breve recorrido por experimentos cuyas vítimas de ese “fin justificado” somos todos los seres humanos.

experimentos

Y es que el Hombre en su eterno afán de parecerce a Dios, vuelve a cruzar la delgada línea que separa la razón, de la maravillosa y tan necesaria sensibilidad humana.

1 – El Proyecto MKULTRA

MK-Ultra fue el nombre en código de un estudio de la CIA sobre control de la mente en la década de 1950. El experimento consistió en administrar LSD y otras drogas, para estudiar su efecto, a diversos tipos de personas: Empleados de la CIA, personal militar, doctores, funcionarios, prostitutas, personas con problemas mentales e incluso gente del público en general. Este estudio se hizo sin el conocimiento ni consentimiento previo de los involucrados.

2 – Proyecto Aversión

En los tiempos del Apartheid en Sud Africa, los militares gays y lesbianas fueron obligados a someterse a electrochoques, castraciones químicas e incluso cambios forzados de sexo para erradicar la homosexualidad en el ejército. Se estima que se hicieron 900 cambios de sexo forzosos entre jóvenes reclutas de 16 a 24 años de edad.

3 – Proyecto 4.1

El proyecto 4.1 fue un estudio médico realizado a los habitantes de las islas Marshal, quienes fueron expuestos a radiación en uno de los tests nucleares que se hicieron en 1954. Como resultado de esa exposición, durante décadas continuaron los problemas de salud entre sus habitantes, asociados directamente con la exposición: Cáncer de tiroides y tumores en hasta en un tercio de la población.

4 – El Estudio Monster

El experimento Monster (Monstruo) se realizó con 22 niños huérfanos de Davenport, Iowa. Consistía en enseñar a pronunciar palabras correctamente a todos ellos, con la diferencia de que a la mitad se los trataba amablemente y a la otra mitad se les maltrataba e insultaba por cada error que cometían en la pronunciación. Naturalmente, como resultado de semejante atrocidad, muchos de los niños que sufrieron la terapia negativa en el experimento, tuvieron efectos negativos psicológicos y algunos de ellos tuvieron problemas de dicción durante toda su vida. Aunque el experimento sirvió para corroborar la teoría del profesor al cargo, se optó por mantener en secreto el estudio por temor a que se le asociara con los experimentos nazis similares. Continuar leyendo “Los 13 experimentos más atroces de la historia”