El Gran Fraude Lunar de 1835 | Vespertilio homo

El libro publicado en 1836, Grandes descubrimientos astronómicos hechos recientemente por Sir. J. Herschel en el Cabo de Buena Esperanza, que a pesar del título realmente describe las invenciones de Richard A. Locke, un reportero del New York Sun que en 1835 publicó una serie de seis artículos en los que aseguraba que el astrónomo John Herschel había conseguido descubrir plantas y animales en la Luna con un nuevo telescopio de su construcción.

El crédulo traductor, Francisco de Carrión, asegura en el prólogo “Decir no lo creo, por que no lo he visto, u otras trivialidades, o por lo chocante que parezca el que haya hombres con alas en la Luna, y antojarse, sin más examen, paparrucha inventada por la imaginación fecunda de un burlón; no es modo de raciocinar.”

El autor de la narración es un personaje ficticio, el Dr Andrew Grant, que se describe a sí mismo como compañero de viajes y amanuense de Sir John Herschel. Gracias a un impresionante telescopio construido por el propio Herschel, era posible contemplar la Luna a ojo desnudo a una distancia de 91 m, con lo que presuntamente se alcanzaba una resolución sin precedentes.

Sir John Herschel era hijo de Sir William Herschel, conocido músico y astrónomo aficionado descubridor del planeta Urano. Además de un gran astrónomo fue uno de los precursores de la fotografía. De hecho, acuñó los términos fotografía, negativo, positivo, y descubrió el uso del tiosulfato de sodio como fijador de las sales de plata. También informó a Daguerre de que su propio descubrimiento del hiposulfato de sosa fijaría sus fotografías haciéndolas permanentes.

En 1833 Herschel viajó a Sudáfrica para catalogar las estrellas, nebulosas y otros cuerpos celestes visibles desde el hemisferio sur. Pretendía completar la clasificación estelar iniciada por su padre William, y continuada por él mismo. Llegó a Ciudad del Cabo el 15 de enero de 1834. Entre sus observaciones se encontraba el regreso del cometa Halley.

Herschel volvió a Inglaterra en 1838 y publicó Resultados de Observaciones Astronómicas hechas en el Cabo de Buena Esperanza en 1847. En esta publicación propuso los nombres usados en nuestros días para los siete satélites de Saturno conocidos en esa época: Mimas, Encélado, Tetis, Dione, Rea, Titán y Jápeto. En el mismo año, Herschel recibió su segunda Medalla Copley de la Royal Society por este trabajo. Unos años después, en 1852, propuso también los nombres de los cuatro satélites conocidos entonces de Urano: Ariel, Umbriel, Titania y Oberón. Continuar leyendo “El Gran Fraude Lunar de 1835 | Vespertilio homo”

Rusia enviara por primera vez un hombre a la Luna

Rusia enviará un equipo de astronautas a la Luna, 60 años después de que la misión Apolo de los Estados Unidos, pusiera fin a la carrera espacial soviético-estadounidense, cuando Neil Armstrong pisara por primera vez el asteroide natural de la Tierra.


Armstrong y Buzz Aldrin, Jr. cumplió la promesa de John F. Kennedy para llegar a la Luna a finales de la década, de aterrizar allí el 20 de julio de 1969, con Apolo de la NASA

Desde hace tiempo Moscú viene anunciando su ambicioso plan de exploración espacial a largo plazo, pero recientemente, según un documento filtrado de la agencia espacial rusa, Roskosmos, en un futuro cercano, una nave espacial tripulada llevará a cabo una serie de pruebas circunlunares con un posterior desembarco de los cosmonautas en la superficie de la Luna y su regreso a la Tierra en el año 2030 . Continuar leyendo “Rusia enviara por primera vez un hombre a la Luna”

Apollo 20 : la misión secreta a la Luna

Durante mucho tiempo, traté de asimilar esta información, a la que me costaba dar crédito, pese a que el conocimiento akáshico me mostraba como posible. El detalle es el siguiente:

La misión secreta ruso-norteamericana a la Luna, Apollo 20, realizada en agosto de 1976, estaba tripulada por William Rutledge, Leona Marietta Snyder y Alexis Leonor. La NASA la ocultó para no ponerse en evidencia, porque uno de los propósitos de la misión era precisamente examinar una nave extraterrestre accidentada que se había detectado en la cara oculta del satélite. ¿Una misión secreta a la luna, resultado de una colaboración Americano-Soviética ocurrida en agosto de 1976? ¿Es posible? Porqué no, si usted considera la existencia de una agencia federal NRO (oficina nacional de reconocimiento), y de sus misiones del reconocimiento del espacio, “desclasificado en septiembre de 1992” (según su Web site oficial).

Una Nave Extraterrestre en la Luna

¿Y es realmente posible que tal colaboración estuviera preparada para explorar una nave espacial extraterrestre enorme encontrada en la parte posterior de la luna? William Rutledge (según su historia, un hombre de 78 años que vive en Rwanda, ex trabajador de los laboratorios Bell y empleado por el USAF) es el nombre de la “garganta profunda” quién, desde el abril de 2007, ha estado divulgando la información, muchos clips de vídeo y material fotográfico en YouTube, sobre la presunta misión espacial Apollo 20.

Su nombre de usuario en YouTube es “retiredafb”, y es el autor del video sobre el flyover a una nave espacial extraterrestre milenaria encontrada en la parte posterior de la luna por el equipo del Apollo 15.

En la Luna hubo pequeños contingentes provenientes de Anthea, Bellatrix y Orión 3, entre otros, cuyas bases no pasaban de alrededor de 40.000 m2, es decir, reducidos a lo sumo a 200 metros de largo por 200 metros de ancho. Por otra parte, no estaban totalmente en la superficie lunar sino en el interior, o en la cara oculta de la Luna y ésta es la razón fundamental de que no pudieran ser vistas desde la Tierra.

Dentro de ella se encontró un cuerpo de mujer de tipo oriental, con implantes, los chips y otros trozos de material le fueron retirados y traídos a la Tierra, con trozos de tejidos momificados. Se retiraron casi veinte kilos de diferentes objetos de la nave y material con escritura desconocida.

La nave tenía casi 5 Kilómetros de largo y se notaba que había sido abandonada hace al menos milenios.

¿Qué esto no puede ser posible? Mucho del cambio ocurrido en la ex –Unión Soviética, ha pasado por lo que ambos imperios (USA y Rusia) encontraron en la Luna desde las primeras observaciones robóticas. Desde hace años han hecho ingentes esfuerzos para unir lo que era “el agua y el aceite”, para que ambos pueblos aceptaran gradualmente colaborar ante situaciones que se presentaban de mayor importancia que las disputas meramente terrestres.

La colaboración entre ambas agencias ha sido mayor año a año, hasta que ahora es total.

En especial, cuando la complejidad del avance aeroespacial va necesitando de un volumen de dinero extraordinario.

No solo hoy ambas naciones cooperan totalmente, sino que comparten tecnologías desarrolladas por la Ingeniería Inversa y desarrolladas en el mundo entero por economías más globalizadas.

Ya la tecnología es mixta, terrestre- alien, aunque secreta para casi todo el mundo, pero en el 2012, aseguro que todo se empezará a sincerar. El mundo ya está preparado para conocer los hechos de la verdadera realidad.

por Manlio E. Wydler