Tratamientos de Reproducción Asistida en Argentina

La Reproducción Asistida no hace milagros, simplemente ayuda a la Naturaleza a seguir su curso cuando no puede hacerlo por sí misma. En argentina existen clinicas de reproduccion asistida especializadas para dar solución a éste problema.

El ser humano es el fruto del feliz encuentro entre un espermatozoide y un óvulo. En la reproducción natural, tras la eyaculación, millones de espermatozoides llegan a la vagina y empiezan una verdadera carrera de obstáculos para llegar hasta el óvulo. Los espermatozoides viajan desde la vagina hasta las trompas de Falopio, donde se encontrarán con el óvulo. De los millones de espermatozoides sólo uno podrá fecundar el óvulo rompiendo su membrana. Una vez conseguido, el espermatozoide pierde la cola y se fusiona con el núcleo del óvulo. Es entonces cuando se produce una reacción que endurece la membrana del óvulo para evitar que ningún otro espermatozoide pueda entrar. A veces, cada vez más habitualmente debido al retraso de la maternidad, este encuentro no resulta tan fácil.

La reproducción asistida consiste en ayudar a la Naturaleza a seguir su curso cuando ésta no puede. ¿Se trata de un milagro? No, sólo de una serie de técnicas que consiguen en muchos casos lo que parecía imposible: un embarazo.

Técnicas de Reproducción Asistida

La inseminación artificial

La inseminación artificial simplemente imita la reproducción natural, dentro del útero, facilitando a los espermatozoides la llegada al lugar adecuado en el momento de la ovulación. Se recurre a la inseminación artificial cuando los espermatozoides tienen dificultades para llegar hasta el útero, ya sea por un obstáculo o por falta de cantidad o calidad del esperma. Cuando la inseminación artificial se hace con el semen de la pareja, se llama Inseminación Artificial Conyugal o IAC. Cuando no podemos recuperar suficientes espermatozoides de la pareja, o sencillamente no hay pareja masculina, buscamos un donante anónimo, es lo que llamamos Inseminación Artificial de Donante o IAD. Esta técnica es relativamente sencilla y ofrece muy buenos resultados. Pero a veces las cosas no resultan tan fáciles y hay que recurrir a la Fecundación in vitro.

Fecundación in Vitro

La fecundación in vitro permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero, en el laboratorio. Si los óvulos de la mujer están en buen estado se extraen y, con una finísima aguja, se introduce un espermatozoide dentro de cada óvulo para fecundarlo. Es lo que llamamos ICSI, por sus siglas en inglés (Intra Cytoplasmic Sperm Injection). Una vez fecundado, el óvulo se convierte en preembrión y se coloca en el útero para que siga su desarrollo. Cuando se sospecha que puede haber alteraciones en los espermatozoides, necesitamos ver las cosas aún más de cerca para seleccionar sólo los morfológicamente sanos. Es lo que llamamos Inyección intra citoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados o IMSI por sus siglas en inglés (Intracytoplasmic morphologically-selected sperm injection). Al igual que en la inseminación artificial, en la fecundación in vitro el semen puede ser de la pareja o de un donante anónimo. Es posible que una mujer no produzca óvulos o que estos no estén en forma. En ese caso, una donante anónima aporta el suyo y, como en el caso anterior, se insemina con un espermatozoide, de la pareja o de un donante, y se coloca en el útero para que siga su desarrollo. Con esta técnica, 6 de cada 10 mujeres cumplen su sueño de ser madre.

Las causas de la infertilidad

Muchas parejas tardan en ver cumplido su deseo de ser padres. Las causas de la infertilidad pueden ser múltiples: desde una infección a ciertos hábitos de vida perjudiciales, pero muchas tienen solución.

El estilo de vida, un factor importante

El deseo no satisfecho de tener un hijo es un problema que afecta a los dos miembros de la pareja. Pero no siempre hay detrás una enfermedad. El estilo de vida tiene una gran influencia sobre la fertilidad, sobre todo el estrés, el consumo excesivo de alcohol y de café y el tabaco. Los aspectos psíquicos también pueden afectar negativamente. Además, puden influir un peso muy bajo o un gran sobrepeso, así como tomar determinados medicamentos. Por eso, quien planifica un embarazo debe revisar sus hábitos de vida.
Investigar las causas

Antes de iniciar un tratamiento de reproducción asistida, hay que investigar las causas por las que no es posible concebir un hijo. El ginecólogo estudia el ciclo menstrual de la mujer: mediante una ecografía observa el folículo ovárico en desarrollo. Además, solicita un análisis de sangre para comprobar la presencia de determinadas hormonas, sobre todo la hormona LH u hormona luteinizante, que estimula las células ováricas y desencadena la ovulación. Si el ciclo es irregular, el médico aconsejará un análisis de orina para determinar de un modo más exacto los días fértiles.

El hombre también debe someterse a un examen médico. El andrólogo (por lo general, un urólogo) elabora un seminograma o espermiograma. Consiste en un análisis del semen en el que se valora, sobre todo, la cantidad, la movilidad y la forma de los espermatozoides. Se considera un valor aceptable una cifra de al menos 20 millones de esperamotozoides por mililitro de esperma, de los cuales la mitad deben tener buena movilidad.

Si el análisis del semen no es positivo, se volverá a realizar al cabo de un tiempo. El seminograma refleja las características del esperma en un momento concreto. Algunas circunstancias, como una infección grave, pueden mermar de forma pasajera la capacidad de reproducción. De ahí que deba repetirse. Continuar leyendo “Las causas de la infertilidad”

Nuevas alternativas para la Reproducción Asistida en España

La clínica líder en fertilidad IVI Madrid, perteneciente al grupo IVI, ha iniciado un programa de fertilidad asistida y está en busca de parejas a quienes se haya diagnosticado infertilidad para que participen de un ensayo clínico destinado a investigar la administración de un nuevo fármaco con amplias posibilidades de aumentar la probabilidad de fecundación e implantación de los óvulos fecundados en el útero logrando así un embarazo en aquellas mujeres que ya han intentado otras técnicas de fecundación in vitro sin resultados positivos.

clinica de reproduccion asistida en Madrid

Entre la lista de requisitos que deben cumplir las potenciales mamás que sean seleccionadas para el programa, se encuentran tener entre 18 y 37 años, gozar de un buen estado de salud física y mental y haber participado previamente de tratamientos de fertilidad sin haber obtenido resultados positivos.

Como el programa es una invitación especial de Ivi “Clínicas reproducción asistida en Madrid” aquellas parejas que sean seleccionadas para el desarrollo del mismo, recibirán todo el tratamiento y las evaluaciones sin ningún costo. La única condición es que las pacientes asistan a las visitas estipuladas por la institución a los efectos de evaluar la respuesta a la estimulación ovárica.

Un poco de Historia de la Institución

IVI comenzó a funcionar en el año 1989 cuando Antonio Pellicer se dio cuenta de que el grupo de Reproducción Asistida que había formado en el Hospital Clínico de Valencia se encontraba sobrado de entusiasmo pero escaso de estructura y con pocas posibilidades de desarrollo. Es entonces cuando junto a José Remohí crearon un grupo privado que importaría el modelo de medicina reproductiva que ambos habían aprendido en Estados Unidos. En el año 1993, la institución consigue el primer embarazo de Espeña y el segundo en el mundo. A partir de ese momento se consolida como pionera en el tema de la fecundación consiguiendo con el correr de los años numerosos logros científicos en materia de reproducción.

Inseminación artificial : Donación de ovocitos

Las donaciones de ovocitos proceden normalmente de mujeres entre 18 y 35 años o de mujeres jóvenes en proceso de alguna técnica de reproducción asistida, que tienen ovocitos excedentes en su tratamiento, o simplemente desean donarlos. Son sometidas a estudios cuidadosos para destacar enfermedades, infecciones, y trastornos genéticos… Actualmente los ciclos de reproducción asistida en España se llevan a cabo con un 70-80% de gametos propios de la pareja que se va a someter al tratamiento, y un 20-30% de gametos donados por personas ajenas a los receptores.

ovodonacion

El proceso Donacion ovulos busca llevar a cabo una fecundación en la que el gameto femenino es aportado por una mujer que recibirá el embrión resultante. Para que esto sea posible, los ciclos ováricos de la donante y la receptora deben estar sincronizados. La receptora precisa recibir un tratamiento que prepare el recubrimiento uterino para recibir un embrión. Se ha de desarrollar una mucosa endometrial capaz de implantar los embriones y permitir su desarrollo. Esto se consigue mediante la administración de estrógenos y progesterona.

En las pacientes que presentan una función ovárica normal es aconsejable administrar un análogo de la GnRH, que permite controlar los ciclos evitando la posible interferencia de las hormonas endógenas. La donante recibe una inducción del desarrollo folicular y recogida de óvulos según los protocolos habituales. Una vez que se han obtenido los ovocitos de las donantes, se realiza una u otra técnica de reproducción asistida, dependiendo de las características seminales. Continuar leyendo “Inseminación artificial : Donación de ovocitos”