Las parejas del mismo sexo podrían tener un hijo biológico gracias a la gametogénesis

El cuerpo humano es un conjunto de misterios que la ciencia se ha dado a la tarea de descubrir y explicar. Uno de los más fascinantes es el embarazo y la creación de una nueva persona. Ahora, con los avances tecnológicos disponibles, también es posible recrearla.

gametogenesis

En su momento, la fertilización in vitro fue considerada por algunos como un proceso anti-natural. Hoy en día se trata de una opción más para quienes desean convertirse en padres, pero no pueden por cuestiones médicas. En este ámbito se encuentra una nueva técnica llamada gametogénesis in vitro, y sus implicaciones podrían cambiar la concepción como la conocemos hasta ahora.

¿Qué es la gametogénesis in vitro?

La gametogénesis in vitro (IVG, por sus siglas en inglés) es un procedimiento que permite crear embriones a partir de cualquier célula del cuerpo. Se trata de llevar una célula a un estado en la que sea reprogramable, para entonces cambiar sus funciones por completo. Por ejemplo, gracias a ella sería posible tomar una célula de la piel de tu brazo y transformarla en un óvulo o en esperma perfectamente funcional.

Esta técnica ha obtenido resultados exitosos en ratas. En 2016 un grupo de investigadores japoneses lograron transformar células de la cola de una rata en células reproductivas. Eso sí, los experimentos en humanos están todavía lejos de suceder. Además de las dificultades que implica (no es tan fácil como germinar un frijol en frasco con algodón), uno de los mayores retos a los que se enfrenta están en el territorio de la ética y la legislación.

Soluciones y preocupaciones

Como sucede con las grandes innovaciones científicas, la gametogénesis in vitro tiene un potencial tanto benéfico como peligroso. Por un lado, la IVG sería una solución a la infertilidad.

Aunque es imposible saber con exactitud cuántas células tenemos en total en nuestro cuerpo, investigadores de Italia, Grecia y España plantearon un estimado: 37.2 billones. Es decir, 37.2 billones de oportunidades para crear un óvulo o el esperma necesario para concebir.

Esta aplicación podría beneficiar tanto a individuos heterosexuales como homosexuales. Hasta ahora, es imposible que dos personas del mismo sexo tengan un hijo que sea biológicamente de ambos. Con la IVG esto sería posible en teoría. Aunque aún no existen pruebas de que la reproducción homosexual es una posibilidad real, la reprogramación de las células abre un nuevo cuestionamiento que antes se creía totalmente imposible

La gametogénesis in vitro también permitiría la creación de embriones para investigación científica. De esta manera se contaría con los medios para desentrañar enfermedades genéticas y ayudar a quienes la padezcan. Pero como apuntan los expertos, esto traería consigo fuertes debates éticos.

Glenn Cohen, George Q. Daley y Eli Y. Adashi son tres especialistas en medicina y biotecnología que publicaron en conjunto un artículo acerca de las tecnologías reproductivas disruptivas. Uno de los puntos que señalaron fue el del dilema de considerar la IVG como la concepción de bebés con fines de experimentación. O que los padres, al tener muchas más opciones de embriones para escoger, empiecen a preocuparse por escoger al “hijo perfecto”.

Procedimientos como la gametogénesis in vitro cuentan con el potencial de cambiar el mundo tal y como lo conocemos, por ello Cohen, Daley y Adashi invitan a la población a reflexionar al respecto. Sobre todo porque consideran que esta clase de avances sin duda llegarán, ya sea tarde o temprano:

Con la ciencia y la medicina avanzando a inmensa velocidad, la rápida transformación de la medicina reproductiva y regenerativa podría sorprendernos. Antes de lo inevitable, se le aconsejaría a la sociedad mantener una conversación pública y vigorosa acerca de los desafíos de la IVG

Podrían descifrar el manuscrito Voynich después de 500 años.

El manuscrito Voynich, es conocido como el manuscrito más misterioso de la Tierra ya que está escrito en un idioma y alfabeto desconocidos, y contiene imágenes de extrañas especies de plantas supuestamente “extraterrestres”.

Manuscrito Voynich

Sin embargo, el Manuscrito Voynich, que se ha mantenido indescifrable a pesar de todos los intentos, podría estar a punto de revelar sus secretos.

Científicos computacionales utilizaron un software de traducción estadística para desentrañar la primera oración del Manuscrito Voynich, el cual aparece en las películas de Indiana Jones.

Ahora los investigadores, dirigidos por el profesor Greg Kondrak de la Universidad de Alberta, creen que está escrito en hebreo, siguiendo un código que elimina las vocales y mezcla las consonantes.

El equipo del Bletchley Park que descifró el código nazi Enigma, intentó decodificar el Voynich pero no tuvo éxito. También fracasaron otra docenas de decodificadores.

La tecnología aplicada para descifrar el misterio del manuscrito Voynich

Kondrak usó un software de traducción previamente probado con la Declaración de Derechos Humanos de la ONU, y cree que la primera frase dice: “Ella le hizo recomendaciones al sacerdote, al hombre de la casa, a mí y a las personas”.

Kondrak dijo: “Nos ofreció una oración gramatical que puedes interpretar. Es una frase extraña para comenzar un manuscrito, pero definitivamente tiene sentido”.

Kondrak señala que el software estadístico tiene un 97% de precisión y que el 80% de las palabras parecen estar en hebreo.

Un científico computacional ofrece pistas para descifrar el misterioso manuscrito Voynich.

En la primera sección, el software también seleccionó palabras como “agricultor”, “luz” y “aire”.

El investigador cree que los expertos en hebreo antiguo podrán darle sentido al manuscrito y añadió: “Alguien que conozca bien el hebreo y que también sea historiador podría utilizar esta evidencia y seguir las pistas”.

El misterio del “Ojo del Delta” en Argentina.

Cerca de la ciudad Belén de Escobar, ubicada al nordeste de la provincia argentina de Buenos Aires, se encuentra uno de los lugares más misteriosos de Sudamérica. Le dicen el “Ojo del Delta” y es una extraña formación circular que resguarda una isla en su interior.

Esta formación natural esta cubierta de vegetación, su circunferencia está rodeada de agua y la isla que está en su interior se mueve constantemente por efecto del viento y de la gravedad.

Esta particularidad se puede apreciar fácilmente a través de Google Earth, el cual nos muestra cómo en diferentes momentos la isla interna adopta diferentes posiciones dentro del círculo mayor.

¿Cómo fue descubierto el Ojo del Delta?

La Isla misteriosa fué descubierta hace aproximadamente un año cuando, Sergio Neuspiller, director de cine, marcaba las locaciones, a través de Google Maps, en las que tendría que grabar historias de lugareños relacionados a fenómenos paranormales y ufológía.

El Ojo del Delta Del Parana

El Ojo, es una pequeña isla circular en el Delta que se mueve sola. Es un círculo perfecto, rodeado de un anillo mayor de 120 metros de diámetro, que gira sobre su propio eje. En el medio, tan solo una delgada capa de agua. Nadie sabe cómo se formó, ni desde cuándo gira, ni mucho menos por qué lo hace.

Lo que sí se sabe es que al menos desde hace 30 años que existe y se mueve. Quizás mucho tiempo más. Entonces, ¿por qué nadie lo detectó antes? “Sabiendo las coordenadas, cualquiera lo puede observar. Lo que pasa es que el círculo no es tan grande. Son 120 metros y si no lo buscás específicamente, no lo encontrás. En las fotos satelitales, parece nada más que una manchita”, respondió Neuspiller.