Un taxi que funciona con drones podría ser realidad en las ciudades en 5 años.

El desarrollo está a cargo de la empresa vasca Tecnalia, quien promete que en un plazo de 5 años podrían estar disponibles éstos aerotaxis para el traslado de una persona o cargas de hasta 150 kilogramos de forma autónoma por las ciudades.

Hacia el futuro próximo se vislumbran numerosas maravillas profetizadas sólo en la literatura fantástica. Este es el caso de los coches voladores y robots que realizan tareas domésticas. Hace algunos días, Uber anunció una nueva revolución en el mundo del automóvil, poner en marcha un servicio comercial de taxis voladores sin conductor bajo demanda a partir del año 2013.

El primer taxi volador ya una realidad y ha sido presentado este lunes en San Sebastián a cargo de la empresa vasca Tecnalia, que ha desarrollado un aparato para desplazarse en las ciudades de forma autónoma durante 15 kilómetros con un máximo de 150 kilos o un pasajero. El prototipo está compuesto por una cabina y cuatro drones que se mueven de manera autónoma y coordinados entre si. A una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora y una altura de entre 100 y 300 metros. La fabricación ha estado a cargo de un equipo integrado por cerca de una treintena de personas que durante los últimos diez años ha trabajado en el diseño y construcción la nueva aeronave.

Pero éste no es el primero de los prototipos que participan de la carrera por ser el primer auto volador que podamos ver en la cotidianidad. En la actualidad, existen, a nivel mundial otros 5 prototipos entre los que se encuentran Airbus, Boeing, Uber y ahora Tecnalia en España.

Para el caso de Tecnalia, el proyecto se encuentra em fase de negociación con distintos socios industriales para el desarrollo e industrialización del producto final. En un plazo de cinco años, estas aeronaves podrían ser una realidad en ciudades como Los Ángeles, Dallas, Dubai, Singapur y Tokio, que ya estarían comenzando sus primeros vuelos experimentales.

Una casa plegable que se arma en 10 minutos.

casa plegable en 10 minutos

Aunque creas que la escena fue extraída de los Transformers o de otra película de ciencia ficción, la casa plegable se han vuelto posibles gracias a la compañía británica Ten Fold Engineering.

casa plegable

Es increible ver cómo han crecido los proyectos que están enfocados en hacer más eficientes tanto el uso de las estructuras y los materiales de construcción, como así también la mano de obra involucrada en los procesos para levantar casas en cualquier lugar del mundo. Pero 10 minutos y con solo apretar un botón?.

casa plegable en 10 minutos

Este es el nuevo hogar que se puede plegar y transportar a cualquier parte… y hasta viene con muebles.

¿Y si te mudas con casa y todo?

asombrosas casas plegables

Ten Fold podría definirse como una estructura que se puede reubicar y que se despliega en sí misma. Cada estructura se puede apilar y desplegarse hasta tres veces su tamaño.

interior de una casa plegable

Puede ser utilizada como casa, restaurante, oficina, tienda, stand para exhibiciones y hasta como refugio en zonas de desastres. Hay inclusive 20 metros cuadrados de espacio para almacenar muebles u otro tipo de objetos.

¿Cómo funciona la casa plegable?

Montar esta estructura es muy simple, ya que no se necesita maquinaria especializada, mano de obra ni conocimientos en construcción o arquitectura. Lo único que hay que hacer es oprimir un botón en un mando remoto para que la casa se pliegue o se despliegue en menos de 10 minutos.

increible casa en 10 minutos

Se basa en una serie de articulaciones mecánicas prediseñadas para plegarse y desplegarse de forma automática, las cuales se alimentan de una batería interna que abastece solo el mecanismo de la estructura y se puede recargar en cualquier momento.

tipologias de casas plegables

La firma tiene varios modelos de estructura disponibles, pero en todos los casos ésta se pliega en una especie de contenedor de 64 metros cuadrados listo para ser transportado.

casas automaticas

Ten Fold está buscando socios comerciales para licenciar su tecnología, y la idea es a fin de año poder vender estas estructuras habitables de forma directa al público, a un precio que iniciaría en 129 mil dólares.

SmartBus, el primer tren eléctrico sin conductor que no usa vías

smartbus tren de china

Desde hace ya varios años, las investigaciones e innovaciones tecnológicas posicionan a la electricidad, como la principal fuente energética para los medios de transporte del futuro. El sector está impulsando con un gran esfuerzo la fabricación de automóviles eléctricos, incluso autónomos, capaces de circular sin la ayuda del ser humano.

smartbus tren de china

La misma tecnología servirá en el futuro para abaratar enormemente los costos de los transportes públicos, y China, tiene muy claro éste propósito. La empresa china CRRC, ha construido el primer tren eléctrico que no utiliza vías.

El tren chino que revolucionará el mundo.

Cuando hablamos del tren, nos remontamos a una época en la que la aparición de los primeros trenes a carbón revolucionaron la historia de la tecnología moderna. Con los años, éstas viejas locomotoras impulsadas por calderas, fueron sustituidas por motores eléctricos que recibían alimentación de cables de alta tensión. Esta tecnología se ha transportado a los trenes subterráneos para no interferir en el tráfico con el resto de coches. Pero el próximo paso es el transporte público inteligente y eléctrico.

Así lo han hecho en la ciudad China de Zhuzhou, donde se ha presentado el primer tren eléctrico autónomo llamado Smart Bus. Une lo mejor de los vehículos de transporte con la tecnología más puntera. Su sistema modular permite construir un coche de dos a cuatro vagones donde caben unas 307 personas.

SmartBus: Basado en tecnología inteligente

Pero su innovadora importancia radica en un su chasis. Por los lados y los extremos se ubican unos sensores que mantienen el vehículo en su trayectoria, representada por dos líneas discontinuas en el suelo, y otros de proximidad que avisan de la cercanía con otros objetos de la vía. Su motor, alimentado por unas baterías de 25 km de autonomía, le permite alcanzar los 70 km/h, suficiente para circular por cualquier ciudad. Si el proyecto sigue a buen ritmo lo veremos circulando en China en el transcurso del año 2018, tres años antes que el Hyperloop europeo.