El curioso caso de la meteoróloga china que no envejece

Yang Dan tiene 44 años y no ha cambiado casi nada su aspecto desde su primera aparición en televisión en 1996. Checa el video que lo evidencia.

longevidad

¿Cuál es el secreto de la eterna juventud?

Quizás haya que preguntárselo a Yang Dan, la meteoróloga asiática de 44 años que enloqueció a todos con su aspecto, luego de que un video evidenciara que su rostro casi no ha cambiado en dos décadas.

Dan comenzó a trabajar en la Estación Central de Televisión de China en 1996, cuando egresó del Instituto de Radiodifusión de Pekín. Con el tiempo, se convirtió en una de las ‘chicas del clima’ más populares del país asiático.

Por esa razón, el 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, el canal donde trabaja decidió homenajearla con un video que recopila sus 22 años de carrera como presentadora. Sin embargo, lo que más llamó la atención de este clip -que muestra año a año cómo ha mutado Yang- fue lo poco que ha cambiado su rostro con el tiempo

“Muchos crecieron viendo su programa y se maravillan, porque ellos han ido envejeciendo, pero ella no. Es más, cada vez parece más joven”, escribió el canal en el mensaje que acompaña el video publicado en la red social china Weibo.

Cualquiera sea la razón de su ‘eterna juventud’, el increíble rostro de Yang Dan se convirtió en tema de conversación en todo el mundo. ¿Se vendrá un nuevo video con los tips de la meteoróloga?

Un anuncio demasiado realista está poniendo nerviosa a la gente en Hollywood

La marquesina de una parada de autobús en Boulevard Santa Monica, en Hollywood, está siendo protagonista de todas las conversaciones en el barrio. Y es que la gente que se sienta a esperar el autobús se está llevando unos sustos de muerte.

Publicidad fascinante

La imagen de una persona metida en una bolsa de plástico, que de lejos parece un simple anuncio, es espeluznantemente realista: al acercarte te das cuenta de que incluso respira y se mueve.

Estamos acostumbrados a ver todo tipo de cosas escalofriantes en la televisión, pero una cosa es eso y otra muy distinta toparte de bruces, mientras estás tranquilamente en la calle, con un hombre plastificado cubierto de gelatina y respirando por una máscara.

Se trata de un anuncio para publicitar Altered Carbon, una serie de ciencia-ficción que acaba de estrenar Netflix y que está basada en una exitosa novela de Richard K. Morgan. La trama está ambientada en un futuro en que la mente de las personas se almacena en unas pilas y los cuerpos son meras fundas que se cultivan y se pueden cambiar.

El anuncio representa uno de esos cuerpos-funda metido en su fluido de cultivo, pero el realismo es tan extremo que la gente se pone muy nerviosa al verlo y se acerca a tocarlo con sus propias manos. ¡Hay quien llega a creer que es un actor real al que han pagado un dineral para meterse ahí dentro!

No es la primera acción impactante que se ha llevado a cabo para promocionar esta serie, que promete ser uno de los éxitos de la temporada. Hace unas semanas montaron una exposición en una feria de tecnología e hicieron creer a mucha gente que ya estaba disponible la tecnología para poder implantar nuestra mente en otro cuerpo. Sintiéndolo mucho, la inmortalidad aún no ha llegado pero, entretanto, podemos disfrutar de esta ambiciosa historia que no está dejando a nadie indiferente.

Cae un meteorito cerca de Detroit (EEUU) y provoca un temblor de intensidad 2

Una cámara graba cómo un meteorito cae sobre el cielo nocturno de Michigan y se transforma de un azul frío a un blanco brillante a medida que desciende.

El Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) confirmó la caída hoy de un meteorito en las afueras de Detroit (Michigan) que provocó un pequeño temblor de intensidad 2 en la escala de Richter.

La caída del meteorito provocó un fuerte sismo

El temblor se registró a las 20.09 hora local (01.09 del miércoles GMT). El USGS confirmó que el origen del sismo fue la caída de un meteorito que “se vio y oyó” en el área de Detroit.

La “ubicación aproximada” de la caída del meteorito fue ocho kilómetros al oeste-suroeste de New Haven, localidad de unos 4.600 habitantes a las afueras de Detroit y cercana al lago St. Clair y a la frontera con Canadá.

Antes de que el USGS confirmase la caída del meteorito, decenas de ciudadanos compartieron en las redes sociales grabaciones del fenómeno en las que se aprecia un fogonazo de luz seguido de una aparente explosión.

A raíz de estas grabaciones, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, por sus siglas en inglés) dijo que el “destello y el estruendo” no correspondían a un relámpago ni a un trueno y ya avanzó que parecía tratarse de un meteoro. EFE