La NASA intentará desviar un asteroide que podría impactar en la Tierra

Cada cinco o diez años un asteroide del tamaño de un autobús escolar se acerca a la Tierra, y cada 50 años uno de éstos impacta en ella.

Un ejemplo de ésto es que la Agencia Espacial de Rusia mantiene en su página web el resumen de un documental llamado Ataque asteroide, del astrofísico Vladimir Lipunov. En éste video pueden verse imágenes del gigantesco estallido producido por el impacto de un meteoro }que cayó sobre Rusia en el año 2013 y que por fortuna, no causó desastres de mayor envergadura por haber caído en una zona ampliamente desierta de Siberia.

No es una novedad que desde hace muchos años, la ciencia está empeñada en investigar los asteroides, especialmente aquellos cuya trayectoria podría ser tal que al aproximarse a la Tierra y de acuerdo a la masa del cuerpo celeste, pudiera ser atraído por nuetsra gravedad provocando un impacto de grandes consecuencias para la humanidad. Tal es el casod el asteroide Bennu, estudiado desde el año 2016 cuyo cuerpo rocoso 500 metros de diámetro se aproximaría tanto a nuestro planeta en el año 2035, que de ser atraído por la órbita terrestre podría chocar con la Tierra causando sin dudas un enorme desastre sin precedentes.

Los asteroides están en el espacio exterior y nada impide que alguno se acerque demasiado a nuestro Planeta. El último asteroide que pasó rozando la Tierra fue bautizado como el asteroide 2011 MD. Este asteroide rozó la superficie de la Tierra a una distancia de apenas 12.000 kilómetros, aproximadamente 30 veces más cerca que la luna.

Didynos, el asteroide que la NASA intentará desviar en el año 2022

Recientemente, se ha descubierto un gran asteroide denominado «Didymos» que pasará muy cerca de la Tierra en octubre del año 2022 y la NASA prepara una histórica misión que intentará desviar su recorrido cósmico.

Didymos está compuesto por dos cuerpos, una primera pieza de 780 metros de ancho y una segunda de 160. Por este motivo la agencia espacial quiere lanzar el proyecto DART, que impactará contra Didymos el año en que tiene previsto pasar cerca del planeta.

El choque tiene que ser lo suficientemente fuerte para desviar su trayectoria unos 0,4 milímetros y de esta forma sacarlo de su órbita, pero sin que llegue a destruirlo y genere una lluvia de pequeñas pierdas.

Después del impacto, la misión Hera de la Agencia Espacial Europea (ESA) estudiará los asteroides Didymos en 2026 para recopilar información clave de cara al futuro.

«Esto nos dará una buena estimación de la transferencia de impulso del impacto, y por lo tanto su eficiencia como técnica de desviación», explica el científico del proyecto Hera, Michael Küppers.

El Apocalipsis de Septiembre de 2015

La noticia del fin del mundo causado por un asteroide se ha publicado en numerosos periódicos y webs

Cuentan que a mediados de la década de 1970 el periodista italiano Sandro Paternosto, responsable de RAI TV en Londres, tuvo la brillante idea de montar un telediario que solo ofreciese buenas noticias. Su proyecto finalizó antes de siquiera empezar a andar ya que Paternosto no encontró financiación para llevarlo a cabo. Al ilusionado periodista le contestaron desde numerosos frentes lo mismo que nos repiten desde nuestros actuales noticieros día tras día: las buenas noticias no venden.

La idea más extendida es que lo que llama la atención del público son las noticias impactantes, trágicas, explosivas… ¿y qué hay más explosivo que un buen fin del mundo? Un buen día te encuentras hojeando el periódico y, entre página y página, te encuentras esto:

apocalipsis

En este punto, y leyendo detenidamente la noticia, reconozco que no acierto a decir cuál es la razón por la que se publican estas estupideces. Quizá es que la información rigurosa interesa menos que las visitas, quizá es la desidia de muchos medios de comunicación hacia a sus propios lectores, quizá es la falta de personal profesional, informado y con pensamiento crítico que se niegue a publicar estas barbaridades, o quizá es que simplemente les importa un comino lo que aparezca en sus webs y periódicos con tal de vender. Continuar leyendo «El Apocalipsis de Septiembre de 2015»

Apophis: Un asteroide que amenaza la tierra

El día 19 de junio del 2004, los astrónomos Roy A. Tucker, David J. Tholen, y Fabrizio Bernardi, observaron, desde un observatorio de la ciudad de Arizona. EEUU. un extraño cometa cuya órbita parecía estar muy cercana a la de la tierra. Durante dos noches consecutivas pudieron serguir su curso, pero después lo perdieron y no volvió a ser visto.

El 18 de diciembre del mismo año, fue redescubierto por Gordon Garradd desde Australia. En los días subsiguientes otras observaciones desde diversos lugares del planeta permitieron al Minor Planet Center confirmar la conexión entre ambos descubrimientos.

impacto-del-apophis

Poco después de su descubrimiento, los sistemas de cálculo de trayectorias de todo el mundo calcularon la fecha de máxima cercanía con la tierra, coincidiendo que el evento sucederá el día 13 de abril de 2029. Ese día, Apophis brillará como una estrella que podrá ser vista desde todo el mundo a simple vista.

Probabilidad de Colisión con la Tierra.

Debido a su órbita alrededor del Sol, el asteroide Apophis se cruza a menudo con nuestro planeta. Los astrónomos han calculado que los próximos acercamientos se producirán en los años 2013, 2021, 2029 y 2036. Los dos primeros no tienen peligro alguno ya que Apophis pasará lejos de la tierra, sin ambargo en el año 2029 el asteroide estará de la Tierra a menos de 38000 kilómetros de distancia, algo más de una décima parte de la distancia que nos separa de la Luna.

La fuerza de gravedad de la Tierra podría modificar la trayectoria del asteroide acercándolo a nosotros, y esto lo volvería mucho más peligroso para su próximo encuentro que se producirá el 13 de abril de 2036.