Increibles predicciones que no vas a poder creer

Futilidad - Coincidencias con el Titanic

Es difícil concebir un mundo en el que alguien pueda anticiparse a los acontecimientos que todavía no han sucedido. Ante la duda de semejante circunstancia, el escepticismo se convierte en una respuesta casi inmediata a la pregunta de si es posible adivinar lo que sucederá, hasta que leemos un artículo o nos topamos con una historia real que remueve la curiosidad y nos hace preguntar. ¿Será posible? – Adivinar el futuro no es solo cuestión de Magia o de Brujerías. No es algo que sólo podemos encontrar en sitios de videncia como: www.buenavidente.com – El futuro parece estar escrito y hay quienes tienen acceso a los libros que cuentas las historias del mañana. Prueba de ello son las historias que relataremos a continuación:

Coincidencia Asombrosa con el Titanic.

Morgan Robertson, un escritor nacido en el año 1861, especializó su carrera en historias del mar. Uno de sus libros, Futilidad, escrito en 1898, lejos de ser el mejor que escribiera, es una prueba existente de que predecir situaciones es posible. Lo que nunca predijo Robertson fue que obtendría algo de fama póstuma, por ésta obra literaria.

En ésta novela se relata la debilidad del hombre frente a la fuerza del destino ya que cuenta la historia de un naufragio del «transatlántico más grande construido por el hombre», el Titán. Este gran navío termina chocando contra un témpano de hielo y se hunde, llevando a la muerte a la mayoría de sus pasajeros por falta de suficientes botes salvavidas. Hasta aquí, podría decirse que se trata de una simple coincidencia con el Titanic.

Futilidad - Coincidencias con el Titanic

Pero las coincidencias no se detienen allí y de alguna manera comienzan a mostrarnos que las coincidencias entre la imaginación del autor del Titán y los hechos reales acontesidos al Titanic dejan de ser una simple coincidencia. El conjunto de concordancias es, en efecto, sorprendente.

He aquí algunas de ellas:

  • El autor describe que la travesía tuvo lugar durante el mes de Abril. El Titanic, zarpó el 10 de abril del año 1912 y terminó hundiéndose la madrugada del 15 de Abril.
  • El barco de Morgan tenía las siguientes características: 70.000 toneladas de desplazamiento contra 60.000 del Titanic, Una eslora de 800 pies contra 882.5 del Titanic, poseía tres hélices al igual que el Titanic y se desplazaba a una velocidad máxima de 24 o 25 nudos al igual que el futuro transatlántico.
  • Ambos tenían una capacidad de 3000 pasajeros.
  • A bordo del Titán viajaban 2000 pasajeros y en el Titanic 2230.
  • 24 botes salvavidas contra 20 del Titanic.
  • 19 compartimentos estancos en el Titan y 15 en el Titanic.
  • Ambos barcos tenían 3 motores.
  • La rotura del casco a estribor que originó el hundimiento del Titanic fue detalladamente descripta en el libro del escritor que profetizó el hecho.

El libro Futilidad, fue escrito nueve (9) años antes de la construcción del Titanic y catorce (14) años antes de que éste zarpara desde el puerto de Southampton con destino a Nueva York. Es cierto que el escritor conocía detalles precisos sobre embarcaciones porque era sin lugar a dudas un apasionado del tema. Pero las coincidencias no forman parte de éste conocimiento. Al menos no del conocimiento científico.

La Historia del Hombre más afortunado del mundo

Algunas personas tienen más o menos suerte, pero Bill Morgan es un caso singularmente llamativo!. Sucede que éste camionero australiano tiene en su haber la historia de haber muerto y vuelto a la vida, y como si eso fuera poco, de haber ganado la lotería dos veces en un corto período de tiempo.

En la década de los 90, cuando Bill tenía 37 años, sufrió un accidente de tráfico que estuvo a punto de costarle la vida, pero fue estabilizado en el hospital. Días más tarde, cuando estaba fuera de peligro, una potente medicación le provocó una reacción alérgica que paró su corazón. Clínicamente muerto, los médicos lograron recuperar su pulso tras 14 agónicos minutos de reanimación. Morgan estaba vivo, pero había caído en coma profundo.

Hombre con suerte

Después de doce días en coma, el protagonista de e´sta increible historia comenzó a mejorar sin ningun tipo de secuelas ni daños cerebrales por el accidente, o por la falta de riego sanguíneo durante los 14 minutos de muerte súbita. Milagrosamente, la suerte de Bill se había empezado a manifestar, y no sería la única vez que lo haría.

Esta experiencia cambió a Morgan para siempre. Había logrado burlar a la muerte en el accidente, morir más tarde en el hospital por una reacción alérgica y volver a la vida. Esta oportunidad no debía desaprovecharla y, por ello, fue directo a pedirle matrimonio a su novia de toda la vida, Lisa Wells, quien aceptó de inmediato.

Cualquiera se sentiría en racha tras esta cadena de acontecimientos, y quizás por eso Morgan decidió rematar la jugada comprando un rasca de la lotería.

hombre-suerte-2

¡Acertaron! Morgan rascó el billete y ganó un coche valorado en 25 mil dólares de la época (1999). Inmediatamente su buena suerte se hizo famosa, corriendo de boca en boca por los barrios de Melbourne. Tanto fue así, que una televisión local se puso en contacto con él para contar su historia.

Así pues, los periodistas acudieron a entrevistarlo y grabar unas imágenes para conformar la noticia, entre ellas la simulación de la compra del billete de lotería.

Y allí estaba Morgan, comprando un nuevo billete de lotería ante las cámaras. Agarró una moneda, rascó el billete y lo observó con atención. Tras unos breves instantes de silencio, se dirigió a la cámara y dijo:

“Acabo de ganar 250.000 dólares. ¡No estoy bromeando! Acabo de ganar… Por favor, no me graben… No puedo creer que esto esté pasado. Creo que voy a tener un ataque al corazón. ¡Oh Dios mío!”

Y así, en directo ante los espectadores del noticiario, Morgan ganó el gordo de la lotería, confirmándose como el hombre con más suerte de mundo. Pueden ver el momento en el siguiente video.

Extrañas e Increibles coincidencias históricas

Existen extrañas y misteriosas coincidencias que desafían lo común y llegan incluso a parecer sobrenaturales. Nueva lista de coincidencias históricas que te sorprenderán.

Joseph Figlock

Joseph Figlock

La historia de Joseph Figlock es tanto heroica como coincidente. En 1938, mientras barría las calles de Detroit, vio como un bebé de dos años, sin vigilancia de su madre, jugueteaba en la ventana, cayendo al vacío. Rápidamente Joseph se lanzó a salvar a la criatura, cogiéndolo antes de impactar contra el suelo. Dos años después, Figlock barría de nuevo un barrio de Detroit, cuando de nuevo un bebé de dos años de edad cayó por la ventana, y de nuevo terminando con el barrendero salvando la vida del accidentado bebé. Continuar leyendo «Extrañas e Increibles coincidencias históricas»