Curiosidades: Similitudes entre la pirámide del Sol y la Gran pirámide de Keops

La pirámide del sol, ubicada en , México y la gran pirámide de Egipto, La Pirámide de Keops, tienen prácticamente el mismo perímetro en sus bases. La base de la gran pirámide es tan solo 1,03 veces más grande que la base de la pirámide del sol.

Pirámide_Sol_Teotihuacan_Mexico Gran_Piramide_Keops_Egipto

El cociente del perímetro bajo a la altura se desvía solamente cerca  de un 0,05 % del valor para 2x pi (6,2831853) para la gran pirámide y también un 0,05 % del valor para 4x pi (12,566371) para la pirámide del sol.

Más información en: Lugares Místicos: La Gran Pirámide.

Las Cuevas de Altamira

Lo que hace a las Cuevas de Altamira, en Cantabria al norte de España, tan especiales, son los asombrosos dibujos que cubren las paredes y el techo.

Pinturas_Altamira

Se supone que estos dibujos, en su mayoría de bisontes, caballos y ciervos, han sido realizados entre 16.500 y 14.000 años atrás. Son increíbles debido al hábil uso del color y, en algunos sitios, el artista ha usado los contornos naturales de la roca para dar una calidad 3-D a las imágenes.

La técnica empleada en Altamira.

La pintura está hecha con pigmentos minerales ocres, marrones, amarillentos y rojizos, mezclados con aglutinantes como la grasa animal. El contorno de líneas negras de las figuras se realizó con carbón vegetal. Se aplicaron con los dedos, con algún utensilio a modo de pincel y en ocasiones soplando la pintura a modo de aerógrafo.

Dibujos_AltamiraLos dibujos fueron descubiertos por un noble local y su hija en 1879 y han atraído visitantes desde entonces. Pero en la actualidad, se deben hacer reservaciones con una anticipación de dos o tres años para verlos, ya que el acceso es restringido para preservar la calidad de los dibujos.

El acceso a las Cuevas de Altamira es restringido al público en general, ya que el dióxido de carbono exhalado por los visitantes, daña los dibujos paleolíticos. Las cuevas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y actualmente hay un museo cercano que exhibe una reproducción exacta.

Curiosidades Matemáticas: La herencia de los camellos

Un jefe árabe dejó en herencia 17 camellos para sus tres hijos, de modo que tenían que repartírselos del siguiente modo:

  • La mitad para el mayor de los tres hijos.
  • La tercera parte para el mediano.
  • La novena parte para el más pequeño de los tres.

Ante la imposibilidad de hacer el reparto de los camellos, acudieron al Cadí. Se trataba de un hombre justo, generoso y un buen matemático.  ¿Cómo afrontó el Cadí la situación?
Regaló a los tres hermanos un camello de su propiedad, de modo que eran 18 el total de camellos a repartir. Así al mayor de los tres hermanos le correspondieron 9 camellos, al mediano, 6 y al pequeño 2. De éste modo sobró 1 camello, que naturalmente devolvieron al Cadí llenos de agradecimiento y admiración por su sabiduría.