El sueño premonitorio de Mark Twain

Mark Twain, cuyo verdadero nombre es Samuel Clemens, sigue siendo el escritor más apreciado de América. Nacido en la pequeña ciudad de Florida, Missouri, y educado en la cercana Hannibal, describió a los verdaderos americanos en libros tales como Huckleberry Finn. Pero pocas personas saben que, debajo de su humor y su cinismo, Mark Twain era un serio estudioso de lo paranormal. Su interés en el tema procedía de la experiencia personal, el día de 1858 en que predijo la muerte de su hermano.

El escritor estaba trabajando entonces como timonel de un paquebote que hacía el viaje entre Nueva Orleáns y St. Louis. Estando en tierra durante unos días, una noche soñó que su hermano Henry yacía en un ataúd metálico llevando uno de los trajes del propio Twain. El ataúd estaba suspendido entre dos sillas, y un ramo de flores, con una rosa roja en el centro, descansaba sobre el pecho del muerto. El sueño fue tan vívido que, cuando se despertó, Twain no se dio cuenta de que había estado soñando y pensó que estaba en casa.

El sueño tuvo un trágico final dos días más tarde. Mientras Twain permanecía en Nueva Orleans, el paquebote en el que trabajaba siguió su ruta por el Mississippi. Su hermano trabajaba también en aquel barco y estaba en él cuando estalló una caldera. Henry sufrió lesiones graves y fue llevado a Memphis, donde murió cuando el médico le inyectó, accidentalmente, demasiada morfina.

Cuando estaban preparando a Henry para el entierro, algunas amables damas recogieron dinero para comprarle un ataúd de metal. El cadáver fue vestido con uno de los trajes de Twain. Mientras el escritor lloraba la muerte de su hermano, una dama entró en la habitación y colocó un ramo de rosas blancas -con una rosa roja en el centro- sobre el pecho del difunto. Más tarde, el féretro fue enviado a St. Louis, donde fue colocado en el piso alto de la casa de su cuñado. Cuando Mark Twain visitó la habitación donde estaba el cadáver, vio que el ataúd había sido colocado sobre dos sillas, tal como lo había visto en su sueño.

Recuerdos del Futuro

Una de las definiciones sobre la Eutanasia es: La eutanasia tiene por finalidad evitar sufrimientos insoportables o la prolongación artificial de la vida a un enfermo. Para que la eutanasia sea considerada como tal, el enfermo ha de padecer, necesariamente, una enfermedad terminal o incurable, y en segundo lugar, el personal sanitario ha de contar expresamente con el consentimiento del enfermo.

MeditacionIncurable es por muchos siglos aún el que trae errores genéticos, el que no se acomoda a las normas que permiten evolucionar a la sociedad y los viejos- me incluyo, que no podemos ni queremos hacer frente a más experiencias y solo deseamos morir plácidamente, para reencarnar en otras vidas y seguir progresando o ya no reencarnar y ser un espíritu menor, o algo más.

Más allá de estos determinantes, en el futuro se emplearán sofisticadas técnicas de eliminación sin sufrimiento de todos los individuos que no sean útiles para la sociedad.

Parece terrible que esto pueda suceder, pero lo terrible es que tantas guerras y crímenes sucedan a diario porque se les perdona la vida a criminales reincidentes, o liberados por defectos: “tecnicismos” en los juicios-que les dicen-, donde bestias humanas terminan sin la eliminación-al menos- similar a la ocasionada.

Rebajas de pena de reclusión perpetua, por buena conducta, por el llamado dos por uno, o peor tres por uno. El campo akáshico demuestra que solo con vivir muchas vidas puede cambiar un karma nefasto. En la propia vida en que se cometen los crímenes, no hay un cambio real, de raíz, del comportamiento. No tiene sentido mantener bestias humanas de por vida o no aplicarles la ley del “Talión”. No sirve de nada, solo relaja las costumbres y pone a la sociedad indefensa ante los mayores ataques internos de la misma. Solo funcionando a pleno los “anticuerpos” el ser se salva. Todo lo demás es una fantasía sin sentido y la ciencia en poco tiempo más lo comprobará.

Una dirección del comportamiento se establece de tal suerte que aún, por circunstancias espacio-temporales puede parecer “adormecida”, pero basta cualquier signo de “utilidad” que el individuo volverá a generar un estropicio. (Esto se explica en un artículo anterior, donde las estructuras mentales se guardan para no tener que aprender las mismas cosas todos los días, por lo tanto los vicios y malas costumbres no terminan hasta por lo menos finalizar este capítulo al morir). Continuar leyendo «Recuerdos del Futuro»

El significado de los sueños : Soñar con pinos

El Significado de Soñar con pinos:

Los pinos o abetos, son un arboles de la familia de las pinaceas, en muchos casos se usan como arboles decorativos en las fiestas de la Navidad  de navidad. El soñar con pinos representa la presencia de un amigo fiel y sincero que debemos cuidar procurando no herirle jamás. Posiblemente sea nuestro mejor amigo y esté necesitando nuetsra ayuda.

Éxito en todos sus negocios. Se interpreta por un hombre de cierta jerarquía y buena reputación, pero de escaso dinero. Hacer una puerta de pino para la propia casa, denuncia a un sirviente de malos antecedentes.

Como todos los árboles de hoja perdurable, el pino simboliza la longevidad y la inmortalidad, significados que en el pino se hallan reforzados por la incorruptibilidad de su resina.

Por otra parte, la piña simboliza la permanencia de la vida vegetativa, la exaltación de la potencia vital y la glorificación de la fecundidad, pues aún cuando la piña parezca muerta, en su interior los piñones permanecen vivos y capaces de germinar durante mucho tiempo.

Bienestar interior. Serenidad moral. Tranquilidad del corazón y del espíritu.