El misterio del faro de Eilean Mor

el faro de Eilean Mor

En 1900, las únicas almas que viven en la isla escocesa de Eilean Mor, eran tres fareros.

el faro de Eilean Mor

El día después de Navidad, una nave de abastecimiento llegó a la isla. Para sorpresa de la tripulación, los fareros no los estaban esperando en el pequeño muelle de la isla. Después de soplar el cuerno de la nave y lanzar una bengala, aún no había actividad en la isla. Un guardián del faro de reemplazo llamado Joseph Moore fue enviado finalmente a investigar.

A medida que subía las estrechas escaleras que conducen al faro, Moore recordó haber sido golpeado con una sensación de temor sin nombre. Mientras se acercaba a la puerta, vio que estaba cerrada con llave. Pisando con cuidado en el interior, también se dio cuenta de que dos de las tres chaquetas impermeables que por lo general se mantienen en la sala, no estaban. Al llegar a la cocina, se encontró con los restos de una comida y una silla tirada en el suelo. El reloj de la cocina había dejado de funcionar. Los fareros no estaban en ninguna parte.

La investigación adicional reveló las inscripciones inquietantes en el registro del faro. La entrada del 12 de diciembre fue escrito por un guardián llamado Thomas Marshall. En ella, Marshall afirmó que la isla había sido golpeada por los vientos severos, peor que todo lo que había experimentado en su carrera. A pesar de que el faro fue lo suficientemente sólido como para sobrevivir a cualquier tormenta, Marshall escribió que el Guardián Principal, James Ducat, era muy tranquilo. El tercer guardia, William McArthur, era un marinero experimentado y un famoso peleador. La entrada del registro termina anotando que el había estado llorando.

Further registró que la tormenta continuaba rugiendo por unos días. Estando seguros en su faro, los tres hombres habían comenzado a rezar. La última anotación decía: «La tormenta terminó, mar en calma. Dios está por encima de todo. »

Aunque el faro era visible desde la cercana isla de Lewis, ninguna tormenta fue informada en la Eilean Mor durante los días señalados en la entrada de registro.

El misterio del Síndrome del Tercer Hombre

sindrome del tercer hombre

¿Quién es ese extraño que siempre camina a tu lado?
Cuando cuento, sólo estamos tú y yo juntos
Pero cuando miro hacia adelante por el camino blanco
Siempre hay otro que camina a tu lado
Va envuelto en un manto de color marrón, con capucha
No sé si es un hombre o una mujer
Pero, ¿quién es ese que está a tu lado?

Este es un poema que escribió TS Elliot después de leer sobre las extrañas experiencias del famoso explorador de la Antártida, Ernest Shackleton.

Durante la última etapa de su dramática expedición acaecida entre los años 1914-1917, Shackleton viajaba con otros dos compañeros, tratando desesperadamente de llegar a una estación ballenera británica. Estaban hambrientos, sin víveres, deshidratados, mal equipados, y a las puertas de la muerte.

Ernest Shackleton

Ernest Shackleton

Fue entonces cuando Shackleton detectó la presencia de un miembro invisible entre el grupo. Por alguna razón, Shackleton sentía que había una cuarta persona que viajaba con ellos, alguien a quien no podía ver, pero que sin embargo, representaba una presencia muy reconfortante y alentadora. Tras llegar por fin a la estación ballenera, Shackleton ocultó este detalle a los demás y lo mantuvo en secreto, hasta que se lo reveló a un reportero muchos años después. Cuando sus antiguos compañeros supieron que Shackleton había sentido esa extraña presencia revelada en una entrevista, ellos también admitieron que la habían sentido y que no habían dicho nada a los demás. Continuar leyendo «El misterio del Síndrome del Tercer Hombre»

La Magia Negra

Magia Negra

Segun la wikipedia y algunas otras fuentes que he consultado, la magia negra es el uso negativo de energías, utilizadas desde épocas milenarias por personas «malévolas» (maléficas/os), para dañar a otros o privarlos de algo en particular. Hasta incluso hay quienes creen que es posible influenciar a otras personas para hacer algo incorrecto o negativo. Por ahí leí que es el lado maligno del ciclo celestial o de las energías negativas. Por lo que sería lo contrario a la magia blanca cuyos conjuros y hechizos están principalmente destinados al bien de todos los involucrados.

Magia Negra

Con el aumento de los celos, de la frustración, de la avaricia, del egoísmo, de la negatividad y de la inhabilidad para aceptar la felicidad y el crecimiento ajeno, el uso de la magia negra se ha convertido en la manera más común de venganza y obtención enfermiza de satisfacción a costa del sufrimiento de otros. Pero descubrí que no todo lo que tiene que ver con magia negra está mal visto… Parece ser que en los temas de amor está permitido algo de brujería de éste tenor.

La magia negra aplicada al Amor

Pues en efecto, existen varios tipos de magia negra. Seguidores y creyentes de éste culto, aseguran que el uso de éste tipo de conjuros aplicados al Amor, no poseen efectos negativos – El conjuro más común de la magia negra en el Amor es el llamado Amarre de Amor. Dicen que éste conjuro es muy poderoso, porque una vez realizado, sus efectos durarán para toda la vida. O en pocos casos, es verdaderamente difícil romperlo. Los brujos conciben al Amor no como un sentimiento sinó como una energía independiente, que existe por si sola y que posee tres aspectos o caras: Los sentimientos, el poder y la inteligencia. A ellos le atribuyen la existencia de todas las cosas y por supuesto, dicen ser capaces de producir un conjuro o Hechizo de amor efectivo, manejándo ésta energía y orientándola hacia algunas personas o en algunos casos alejándolas de ellas.

Conversando con alguien un poco más escéptico de éste tema, me comentó que para que las brujerías tengan efecto, ambas personas deben creer en ello, de lo contrario es imposible que algo pueda ocurrir. Pues en el caso más justo, el hechizado podría recurrir a un contra-hechizo para contrarestar el efecto del primero y así hasta el infinito… Esta persona me indicó también que existían casos muy bien documentados que demostraban científicamente que éste tipo de supersticiones se debían principalmente a la sugestión y las creencias espirituales y religiosas de aquellos que suelen practicarlo. Será verdad?. Como bien versa el dicho popular, las brujas no existen… Pero que las hay, las hay! – Lo mismo se aplicaría para las brujerías, la magia blanca o negra, y para todas las ciencias oscuras y supersticiones que desde siempre nos hemos cuestionado.