Surfista rompe record mundial y encuentra la preciada “ola perfecta”

Publicado por en Misterios

Este surfista rompió un récord mundial por, básicamente, montar un tsunami. No te imaginas lo grande que es esta ola!

Todos estamos familiarizados con la situación de la persona que practica surf. No importa las distancias que recorran o el tiempo que deban navegar, la recompensa es encontrar esa utópica ola gigantesca sobre la cual montarse en su tabla para pasar a la posteridad. Siempre en busca de la “ola perfecta”. Garret McNamara no sólo la encuentra, sinó que las domestica … y con ésta ola gigante ha ganado también un récord mundial.

Surfista rompe records McNamara

Esta no es la primera vez que McNamara ha hecho su camino en los libros de récords. Después de perseguir implacables tormentas, McNamara logró localizar a una ola 78 pies y navegarla con éxito por ella, superando al anterior Record Mundial Guinness por sólo un pie.

Pero, esos 78 pies simplemente no fueron suficientes. Durante los años siguientes, siguó en la búsqueda de una ola aún más grande y peligrosa, y en enero de 2013, se encontró con ella en las costas de Nazaré, Portugal. Después de ser remolcado por una moto de agua, McNamara se lanzó a lo que él llamó su “santo grial” – una onda que se registró en la friolera de treinta metros!!!

En la siguiente fotografía, la ola ocupa la mitad de la altura que alcanzó realmente, para que se den una idea de la magnitud de éste mosntruo marino.-

La Ola perfecta

No pasó mucho tiempo para que las imágenes de éste nuevo record sin precedentes se extendiera como un reguero de pólvora. Debajo un video con los comentarios del mismo McNamara.

Relación entre el consumo de alcohol y la infidelidad masculina

Publicado por en Ciencia, Creencias, curiosidades, Descubrimientos científicos, noticias

Un estudio con ratones demostró que las hembras al ingerirlo se ponen más cariñosas, mientra que los machos prefieren alejarse y buscar otras hembras.

la infidelidad masculina y el alcohol

Un estudio con ratones y vodka reveló que las hembras cuando llevan unas cuantas copas encima se ponen más cariñosas, mientras que los machos, contrariamente, prefieren alejarse de su pareja y relacionarse con otras hembras.

Estas son las conclusiones de una investigación realizada por científicos de la Oregon Health and Science University de Portland, EE.UU., y publicadas en la revista científica ‘PNAS’.

De acuerdo con el estudio, llevado a cabo con ratones de la pradera (Microtus ochrogaster) —un ejemplo de monogamia, ya que solo tienen una pareja durante toda su vida—, la infidelidad del hombre cuando está “pasado de copas” podría tener una explicación biológica.

Los investigadores descubrieron que el comportamiento de los roedores es muy diferente según el sexo. Mientras la embriaguez refuerza la unión y la sociabilidad en las hembras, los machos muestran un comportamiento huidizo e infiel.

Para llegar a este resultado los científicos realizaron una pequeña “fiesta” para los roedores, donde a algunas parejas se les dio a beber agua y a otras agua con vodka. Se les dejó a solas por 24 horas y después se les “presentó” a un nuevo grupo de ratones.

Los efectos del alcohol modificaron su comportamiento y casi el 100% de las hembras que habían y no habían bebido prefirieron interactuar solo con su pareja y se alejaron de los nuevos machos. Por su parte, los machos “ebrios” huyeron de su pareja y mostraron mayor interés por las nuevas compañeras. No obstante, los machos sobrios se relacionaron únicamente con su pareja de siempre.

Según los científicos, en las hembras el alcohol promueve sentimientos más ansiosos, lo que las lleva a querer estrechar los vínculos con su pareja.

De acuerdo al estudio, el alcohol afectó a los sistemas neuropéptidos localizados en el cerebro, áreas que influyen en los comportamientos sociales y la ansiedad.

Ratas alimentadas con productos Monsanto originan un escándalo científico

Publicado por en Ciencia, Descubrimientos científicos, noticias, salud

La revista científica ‘Food and Chemical Toxicology’ ha retirado un artículo que afirma que el maíz transgénico causa tumores en ratas, por dudas metodológicas al respecto de la investigación. Los autores calificaron la medida de “escándalo”

Maiz ratas cancer

“Las conclusiones presentadas en el artículo, aunque no sean incorrectas, no se pueden considerar como convincentes por lo que no alcanzan el nivel necesario para ser publicadas en ‘Food and Chemical Toxicology’”, dijo la editora Elsevier en su página web.

En su estudio, el investigador francés Gilles-Eric Seralini, de la Universidad de Caen, y su equipo, afirman que las ratas alimentadas con maíz transgénico de la multinacional Monsanto o expuestas mediante el consumo de agua a su fertilizante más vendido murieron antes que las que siguieron una dieta sin estos elementos.

Se trata de una dieta que contenía NK603 (una variedad de semillas modificadas genéticamente para tolerar las dosis del herbicida Roundup) o a las que se dio agua que contenía niveles de este producto químico permitido en EE.UU.

Además, los animales que siguieron la dieta genéticamente modificada sufrieron tumores mamarios y daños severos en hígados y riñones, constata el estudio, publicado en la revista el año pasado.

Los alarmantes resultados de esa investigación fueron muy difundidos por medios de comunicación de todo el mundo.

Sin embargo, la editora informó que había recibido cartas de varios científicos genetistas que se mostraban muy escépticos sobre las conclusiones del estudio.

Señalaban algunos fallos metodológicos, tales como la insuficiente cantidad de ratas observadas y la falta de correlación entre las cantidades de maíz transgénico en cada ración y la mortalidad de las ratas.

Como consecuencia, la revista consideró el estudio como no lo suficientemente preciso. El equipo liderado por Seralini argumentó que la decisión de retirar su obra proviene del nombramiento en el equipo editorial de la revista del biólogo Richard Goodman, quien previamente trabajó para el gigante transgénico Monsanto.

Goodman, a su vez, descartó estar detrás de este asunto, diciendo que “ni revisé los datos del estudio ni tengo nada que ver con la decisión de que el estudio sea retirado”.