El paleontólogo Jack Horner está cada vez más cerca de crear un dinosaurio

Hace unos años (2009) salió a la luz pública una noticia que dejo atónitos a todos. La misma fue protagonizada por el renombrado paleontólogo Jack Horner, quien ha pasado su carrera tratando de reconstruir dicho dinosaurio. Sus investigaciones se basan en el hallazgo de unos fósiles con vasos sanguíneos extraordinariamente bien conservados y tejidos blandos.

Paleontologo Jack Horner

Nos referimos al descubrimiento que se hizo a principios del 2009 de dos nuevos “dinosaurios”. El primero, bautizado con el nombre de Anchiornis huxleyi , le faltaban la cabeza, el brazo derecho y parte de la cola. Su tamaño estimado era de unos 34 centímetros de longitud y 110 gramos de peso, lo que lo convierte en el dinosaurio más pequeño conocido. El fósil, con una antigüedad de 155 millones de años, data de finales del Jurásico, y muestra débiles rastros de plumas. Fue clasificado dentro del grupo de los antepasados directos de las aves, con lo que se convertía en el ave más antigua conocida, desbancando a otro fósil conocido como Archaeopteryx, que apareció 5 millones de años más tarde. Continuar leyendo “El paleontólogo Jack Horner está cada vez más cerca de crear un dinosaurio”

El Depredador X : Un nuevo monstruo marino de la antiguedad

Un gigante reptil marino que vivió en los océanos hace 150 millones de años, es una nueva especie reconocida por la ciencia. Según los investigadores, el animal, llamado Pliosaurus funkei, midió más de 12 metros de largo y poseía una mordida cuatro veces más potente que la del Tiranosaurio Rex.

Depredador X, Un nuevo animal prehistorico

“Ellos fueron los principales depredadores del mar”, dijo el coautor del estudio Patrick Druckenmiller, paleontólogo de la Universidad de Alaska Museum. “Tenían dientes que habría hecho añicos a un T. rex”

En combinación con otros hallazgos fósiles y huesos del esqueleto del prehistórico animal se realizó una imagen digital que muestra su probable aspecto.

En el año 2006, los científicos desenterraron dos enormes esqueletos de un plesiosaurio en Svalbard, Noruega, una cadena de islas a mitad de camino entre Europa y el Polo Norte. Dos criaturas gigantes, una de las cuales fue llamada “Predator X” O Depredador X. Aunque era un poco diferente de otros plesiosaurio descubiertos en Inglaterra y Francia durante el último siglo y medio.

Ahora, después de años de análisis minuciosos en la mandíbula, las vértebras y las extremidades anteriores, los investigadores han determinado que El Depredador X, es en realida una nueva especie, no catalogada hasta el momento.

Un dinosaurio “Vampiro” con púas y colmillos.

Una rara especie de dinosaurio que tenía colmillos de vampiro, un pico de loro y cerdas de puercoespín es investigada por científicos de la Universidad de Chicago; EEUU.

Dinosaurio Vampiro

La criatura antigua, que se encontró hace 50 años en el sur de África, había despertado poco interés en la ciencia hasta ahora. Recientes estudios a los huesos del único ejemplar conservado, podrían arrojar luz sobre la evolución de los principales grupos de dinosaurios incluidos los famosos gigantes como el Stegosaurus y el Triceratops.

El dinosaurio de 200 millones de años de edad, “era bípedo, probablemente veloz, y podía agarrar con sus manos”, dijo el investigador Paul Sereno, paleontólogo de la Universidad de Chicago.

Nombrado Pegomastax africanus, o “mandíbula gruesa de África,” medía unos 60 centímetros de largo y pesaba menos que un gato. Unos 6,8 kilogramos”. La mayor parte de su cuerpo era ocupada por su cuello y la cola.

Extrañamente, una gran cantidad de cerdad, parecidas a las púas de un puerco espín, se diseminaban a través de la mayor parte del cuerpo de Pegomastax. Tales cerdas aparecieron por primera vez en un pariente llamado Tianyulong recientemente descubierto en China. Enterrado en sedimentos de lagos y cubiertos por ceniza volcánica, Tianyulong fue preservada con cientos de cerdas que cubren su cuerpo desde el cuello hasta la punta de su cola.

“Las cerdas no eran tan fuertes como las de un puerco espín, y en apariecia no eran especialmente eficaces como armas de protección”. Agregó Sereno.

Extendiéndose desde su cráneo, y hasta el extremo de su pico, fueron serrado caninos de unos 8 milímetros de largo tanto de su mandíbula superior como en la inferior.

“Parecía un “auténtico vampiro”, dijo Sereno a LiveScience. “Probablemente sea, éste el término más apropiado, ahora que estamos próximos a Halloween.”

Pese a sus largos colmillos punzantes, que podrían insinuar que Pegomastax era un depredador, el tipo de pico sugiere que comía semillas y frutos secos. Cuando la mandíbula está cerrada, los colmillos se deslizan en la posición opuesta a la que se esperaría de los otros ejemplares conocidos como carnívoros.

Nuevas Teorías : Los Dinosaurios Vivian en el Agua!

Segun un grupo de científicos y su equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, afirma que los dinosaurios eran demasiado grandes como para vivir en la tierra.

dinosaurios acuaticos

El profesor Brian J. Ford, dijo que las criaturas prehistóricas “no eran” como los paleontólogos las han descripto desde hace décadas. El cree que sus colas eran demasiado grandes e incómodas para poder cazar o meverse con agilidad en la tierra, incluso sostiene que no podrían haber consumido suficiente alimento para sostener sus necesidades energéticas.

En cambio, si los dinosaurios vivieron en el agua, como afirma su hipótesis, el medio ambiente hubiera aportado mayor comodidad a las características ampliamente conocidas de éstos milenarios pobladores de la tierra.

Un paisaje de aguas poco profundas, habría sido el escenario más perfecto para ésta teoría.

Dijo en un programa de Radio! – “Imagínese que el paisaje era el agua – de repente todo tiene sentido!. Esa enorme cola es boyante, flotando en el agua. Se convierte en una ayuda de natación.” “De repente, su ambiente es favorable para él.”

Y agregó: “las teorías anteriores han sugerido que podría haber nadado, o vivían en los pantanos.” – “Mi opinión es diferente. Yo sostengo que debe haber evolucionado en aguas poco profundas.

Pero la teoría de profesor Ford aún no ha ganado credibilidad con sus colegas científicos. Un experto del Museo de Historia Natural afirma que una teoría similar había sido discutida y menospreciada hace unos 100 años. Paul Barrett, dijo: “Las cosas han cambiado bastante. No creo que estemos en condiciones de re-escribir los libros de texto por el momento.”

Nueva especie de dinosaurio descubierta en el sótano de un Museo

Después de casi un siglo, una nueva especie de dinosaurio con cuernos, conocido como Spinops sternbergorum, se ha descubierto en las bóvedas del Museo de Historia Natural.


Ilustración del nuevo dinosaurio cornudo Spinops identificados a partir de fósiles de los huesos del cráneo por alto en las colecciones del Museo de Historia Natural desde hace más de 90 años

Los restos de numerosos herbívoros, de una misma familia de dinosaurios conocidos como Triceratops, fueron encontrados en una cantera junto a un grupo grande de fósiles en un “lecho de huesos llamados” en Alberta, Canadá en 1916.

Sin embargo, los huesos fueron descritos como “basura” por el Guardián del Museo de Geología en aquel tiempo, y fueron almacenados en el subsuelo del museo durante casi 100 años. recientemente los expertos se dieron cuenta que pertenecía a una especie desconocida..

El Dr. Andrew Farke, quien dirigió el equipo de investigación, dijo: “Supe de inmediato que estos fósiles tenían características inusuales, y fue muy emocionante para aprender acerca de su complicada historia. “Aquí no tenemos uno, sino varios individuos de la misma especie, por lo que estamos seguros de que no se trata de un raro ejemplar de una especie conocida, sino que de otro no descripto anteriormente.”

Metabolismo animal

Sangre caliente es una expresión coloquial usada para describir a un animal que mantiene su temperatura corporal a un nivel aproximadamente constante, independientemente de la temperatura del ambiente; es decir, un animal que mantiene homeostasis térmica.

Esto puede implicar no sólo la capacidad de generar calor, sino también la capacidad de enfriarse. Los animales de sangre caliente controlan su temperatura corporal regulando su tasa metabólica, por ejemplo incrementando la tasa metabólica a medida que la temperatura del entorno empieza a disminuir.

Además, controlan la pérdida de calor, por evaporación del sudor, por mayor o menor esponjosidad de la pelambre, etc.

Algunos científicos pensaron que los dinosaurios podían tener mayor temperatura, ya que por su enorme masa corporal, la proporción entre superficie y volumen estaba a favor de conservar mucho del calor metabólico, sin llegar a ser animales de “sangre caliente”.

Esta controversia empieza a solucionarse por un método sumamente ingenioso encontrado por investigadores, a favor al menos, que ciertos grandes dinosaurios herbívoros tenían temperaturas altas.

Usando un modelo biomecánico que predice el coste energético de caminar y correr en función del tamaño de los huesos de las patas de un animal, los investigadores de la Universidad de Washington han demostrado que los mayores dinosaurios no habrían conseguido tener esos huesos sin un metabolismo de sangre caliente.

Un paso más adelante lo dio el equipo formado por el biólogo evolutivo Robert Eagle y otros del Instituto de Tecnología de California en colaboración con científicos de la Universidad de Bonn, en Alemania analizaron los minerales presentes en los restos de varios ejemplares de saurópodos para determinar a qué temperaturas se formaban esos isotopos y por ende el medio corporal en el que surgieron.
Los científicos hallaron que la temperatura de estos cuellos largos osciló entre los 36 y 38° C, similar a la de los mamíferos y pájaros actuales y sensiblemente mayor a la de los reptiles .

Los investigadores analizaron 13 piezas dentales pertenecientes a ejemplares de saurópodos de las especies Brachiosaurus brancai y Camarasaurus desenterrados en yacimientos de Tanzania y en Wyoming y Oklahoma en Estados Unidos que vivieron a finales del Jurásico (hace aproximadamente 150 millones de años) .
La técnica mide las concentraciones de dos isotopos (carbono-13 y oxígeno-18) en el mineral bioapatita. La frecuencia con la que estos isotopos se agrupan depende de la temperatura. A menor temperatura, más tienden a unirse estos dos isotopos. De esta forma, observar la reacción de estos isotopos es una vía directa para determinar la temperatura del entorno en el que se formó el mineral (en este caso, el interior del dinosaurio).

Ya se empieza a ver más claro y para terminar con las dudas, se realizarán estas mediciones en pequeños dinosaurios de esta época y así se tendrá más porcentaje de posibilidades que ya todos estos animales poseían las características de temperatura similares a nosotros.

Coloridos dinosaurios

Los sucesivos descubrimientos de los primeros pájaros en Alemania (Solnhofen) y posteriormente, en especial en China, (región de Shietun) respecto a los diversos dinosaurios emplumados, los científicos comenzaron a tomar muy en cuenta, qué produjo esta tendencia al emplume. En Inglaterra, estos estudios los realizó un equipo liderado por el paleontólogo de apellido Benton.

Archaeopteryx Lithographica – Foto : Museo de Pitt Rivers – Oxford

Lo cierto es que cada vez hay más especies entre los dinosaurios emplumados: los descubiertos hasta ahora están Beipiaosaurus, Caudipteryx, Dilong, Microraptor, Protarchaeopteryx, Shuvuuia, Sinornithosaurus, Sinosauropteryx y Jinfengopteryx

Posiblemente el plumaje fue abrigo, o atributos para el cortejo, o mostrar el buen estado de salud, etc.; o todo a la vez.

En las aves actuales, el colorido del plumaje denota enorme información, no solo para las aves mismas, sino para saber nosotros más sobre los ancestros de las aves.

Como era el plumaje de los dinosaurios y aves antiguas?

Se realizaron diversos tipos de experimentos, para asociar las características del plumaje de las aves actuales, de las más evolucionadas hasta la de los primitivos casuarios, con su dotación genética, sus interrelaciones y los productos químicos que las construyen y hasta el color que poseen.

Determinado esto, se escanearon los restos de las aves primeras y saurios emplumados y se analizaron de igual forma a lo antedicho.

No solo ahora aquellas criaturas de más de 120 millones de años aparecen con plumas, sino que también están coloreadas, cosa que sus restos no permitían ver. Los dinosaurios tenían plumas, o unas estructuras similares, como los sinosauropterix, una especie de dinosaurio terópodo, tenían una cola a rayas con plumas de color rojo y marrón, mientras que las primeras aves, que todavía no volaban, tenían plumas rojas y negras.

Sus patrones forman diseños incluso en las zonas infrarrojas y ultravioleta del espectro, de lo que podemos inferir, la visión amplia de los predadores (otros dinosaurios) y de ellas mismas.

La vida de aquellas épocas posee ahora los colores que faltaban de esos pretéritos animales, completando el paisaje colorido de plantas y minerales.

por Manlio E. Wydler

El regreso de los Dinosaurios?

Gauss decía que cuando un tema parece no tener solución, hace falta cambiar la pregunta. Así logró encontrar muchas cosas en astronomía y en la electricidad.

No me refiero a la posibilidad que dejó entrever “Jurasic Park”, aquella película de terror paleontológico. Pero no deja de llamar la atención, los relatos de pobladores de diferentes lagos y ríos del mundo, que aseguran haber visto o escuchado los relatos de enormes cuellos y a veces el dorso y cola, que todo junto sobre el agua aparentaban enormes víboras.

Hay en nuestra Patagonia, muchas personas que perjuran haber visto un animal así sobre el agua; Hoy podríamos pensar en un argentinensis, que por allí vivieron y ramonearon. (Me refiero al popular “Nahuelito“).

El visto en el Lago Ness, en el Reino Unido, podría ser alguna otra especie de este tipo. En el antiguo Congo Belga, los avistajes de este tipo de herbíboros descomunales, fueron observados casi totalmente fuera del agua en zonas selváticas.

Ahora bien, no podemos de un plumazo decir que toda esta gente nos está mintiendo, pero justificar la vida de seres con seguridad extintos hace muchísimos millones de años es una tarea harto difícil.

Las especies para sobrevivir, necesitan copular, cosa imposible en estos seres que se muestran siempre en forma sospechosamente solitaria. Estos animales gustaban de las aguas tibias y aire muy caluroso, necesario para que también se produjesen las decenas de toneladas de forraje que requerían diariamente. Continuar leyendo “El regreso de los Dinosaurios?”