Las mejores películas de terror recopiladas por Asusta2

Hoy compartimos una lista con algunas de las mejores peliculas de terror de todos los tiempos, para que ésta noche, después de ver alguna de nuestras sugerencias se duerman «Asusta2» y con la luz encendida.

Nuestra selección de: Las mejores películas de terror

POLTERGEIST

Dirigida por Tobe Hooper, ésta película del año 1982 relata la historia de una feliz familia de clase media norteamericana que decide mudarse a un tranquilo vecindario. En su maravillosa nueva casa lo que debería convertirse en una plácida y apacible vida se ve opacado por extraños e inexplicables sucesos paranormales que alteran considerablemente su tranquilidad. La familia decide enfrentarse al horror por el que atraviesan dando lugar a una trama que genera en el espectador sensaciones únicas. Además del miedo que dá en sí ésta película, las circunstancias que rodearon el rodaje son aún más escalofriantes como podrás leer en el artículo: Misterios de las películas malditas

Poltergeist

EL EXORCISTA

Esta obra del séptimo arte del año 1973 es sin duda una de las mejores películas de terror de todos los tiempos. Dirigida por William Friedkin y protagonizada por Linda Blair, Max von Sydow y Ellen Burstyn, la cinta relata los fatídicos hechos que tienen lugar en una familia por la posesión diabólica de Regan MacNeill (Linda Blair), una niña de doce años, y todos los exorcismos a los que más tarde fue sometida. Su estreno en la década del 70 provocó una abrumadora aceptación del público y también de la crítica, que terminaron considerándola como una de las mejores películas en la historia de su género. Es una auténtico hito rodeado por un halo misterioso que que mantiene expectántes a toda persona que la haya visto independientemente de sus creencias.

El Exorcista

EL RESPLANDOR

Dirigida en 1980 por el genio del cine Stanley Kubrick ésta película narra la historia del escritor Jack Torrance (Jack Nicholson), quien decide ser cuidador de invierno en el Hotel Overlook, en Colorado, con la esperanza de vencer su bloqueo con la escritura. En compañía de su mujer Wendy y su hijo Danny, se instalan en el hotel siendo las únicas personas en muchos kilómetros durante el período estival. Danny empieza a gtener vision durante el invierno y a advertir cosas extrañas en el Hotel pues es muy sensible a las premoniciones psíquicas. Mientras la escritura de Jack no fluye y las visiones de Danny se vuelven más preocupantes, Jack descubre oscuros secretos del hotel y comienza a convertirse en un maníaco homicida, empeñado en aterrorizar a su familia.

El resplandor

PSICOSIS

Esta increible película de 1960 dirigida por otro de los grandes genios del séptimo arte, Alfred Hitchcock cuenta la historia de una secretaria de Phoenix, Marion Crane (Janet Leigh), quien se fuga después de robar $40,000 dólares de su empleador con el fin de huir con su novio, Sam Loomis (John Gavin). Marion es vencida por el agotamiento durante una fuerte tormenta. Viajando por carreteras secundarias para evitar a la policía, ella se detiene una noche en el viejo motel Bates y conoce al cortés, pero nervioso propietario Norman Bates (Anthony Perkins), joven interesado en la taxidermia y con una relación difícil con su madre. Esta es, sin duda, una de las mejores películas de terror que haya visto.

Psicosis

LA PROFECIA

Es una gran obra maestra inglesa del cine de terror del año 1976 dirigida por Richard Donner. La historia es escalofriante pero más terrorífica es la historia real detrás de la cámara. Sinopsis: Una serie de horribles muertes hacen que el embajador de Estados Unidos en Gran Bretaña piense que su hijo es el anticristo. El matrimonio formado por el embajador y Lee Remick pierden a su bebé recién nacido en Roma. Un sacerdote convence al marido de sustituir a su hijo fallecido por un huérfano cuya madre murió al darle a luz. Poco después la familia se muda a Inglaterra. Pronto empezarán a ocurrir hechos paranormales.

Intriga y misterio detrás de las cámaras

Otra de las cosas que hacen que ésta sea de las mejores películas de terror es la historia que rodea el rodaje y los sucesos posteriores al mismo.

Durante el rodaje de la película su protagonista Gregory Peck fue impactado por un rayo y tan sólo horas después el avión en el que viajaba el guionista de la película también fue alcanzado por un rayo. El equipo decidió entonces alquilar un jet privado, pero finalmente decidieron no subir y se usó el pasaje como vuelo comercial. El avión despegó sin ellos y pocos minutos después se estrelló contra un automóvil que acabó con la muerte de la esposa y el hijo del piloto. Además, todos los pasajeros de la aeronave perecieron en el accidente.

Si eso no es razón suficiente para pensar que algo raro pasaba, el productor de la cinta se salvó de una bomba puesta por el grupo terrorista IRA en su hotel. Además, unos meses después del estreno de la película de terror el encargado de los efectos especiales, John Richardson, sufrió un accidente de coche en Holanda y su asistente Liz Moore murió decapitada, al igual que en una de las escenas de «La profecía». Tras el choque Richardson, conmocionado, levantó la vista hacia la carretera y vio un cartel de tráfico que rezaba ‘Ommen 6,66’. La película en su versión original se llama ‘The Omen’. Casualidad?

Pero no sólo los humanos padecieron «la maldición». Para rodar ciertas escenas de la película necesitaban unos felinos, por lo que contrataron a un cuidador de estos animales, Sidney Bamford, para que los trajera al set. Poco después del rodaje aparentemente Bamford saltó el cordón de seguridad y murió a manos de estos animales.

La Profesia

Espero que te haya gustado ésta selección especial de algunas de las Películas de Terror más escalofriantes de todos los tiempos. Si el lector quiere recomendar algunos títulos más, puede hacerlo dejando su comentario en la entrada!

La fisiología del miedo

Un monstruo bajo la cama

Desde que comenzamos la redacción de éste blog, se han escrito una gran cantidad de historias de terror. Hemos recordado muchas leyendas populares como la de la Llorona, o algunos de los mitos urbanos más conocidos como el Pombero de Misiones o Slenderman, que se encuentra fuertemente arraigado al legado de las historias sobrenaturales de la creencia popular anglosajona. Cada pueblo o cada región de éste inmensurable planeta, contienen algunas de las historias más insólitas o increíbles que pueden llegar a desvelar al más escéptico lector y producir esa sensación que es buscada por muchos. «El susto» o «el Temor».

¿Por qué será que las historias de terror o de misterio nos apasionan? – Creo firmemente que se trata del conjunto de sensaciones que nos transmiten. Lo desconocido o aquello que creemos que no puede suceder, es lo que probablemente más nos atrae, y por ese simple motivo, el terror nos encanta.

A veces, incluso, no es necesario que la historia esté compuesta de un largo texto o ser la película más larga, para provocarnos ese sentimiento de desesperación o esa ambigua sensación de descreimiento y curiosidad. Un corto cinematográfico que vi recientemente demuestra ésta afirmación. Incluso un simple párrafo puede contener en sí una gran cuento de terror. Si no me crees, lee las siguientes líneas. Imaginemos cada situación de las descritas debajo en primera persona y verás que tengo razón:

Debajo de la cama

Mientras arropaba a mi hijo en su cama, me dijo: “Papi, mira debajo de mi cama, para ver si hay monstruos”. Para complacerlo, me asomé debajo de la cama y vi a mi hijo que tembloroso me decía: “Papi, hay alguien más en mi cama”.

Un monstruo bajo la cama

El llamado.

Escuché a mi madre llamarme desde el sótano y acudí a ver que quería, pero antes de bajar las escaleras mi madre me tiró de un brazo diciéndome: “Yo también lo escuché”.

La risa del bebé.

La risa de un bebé es hermosa, cuando no las escuchas a la madrugada sabiendo que vives solo.

Si después de leer éstas historias breves no sientes un poco de temor, es porque seguramente eres un fantasma deambulando por los confines del limbo. Porque todo aquello que no podemos explicar racionalmente, ya sea una historia sobrenatural o un hecho concreto que nos ocurre en el trascurso de nuestra vida, necesariamente debe transmitirnos un sentimiento de ambigüedad o de confusión, me refiero a cuando contiene elementos inexplicables o al menos de curiosa procedencia.

Esta mezcla de sensaciones, son producto de un estímulo de nuestro organismo, que responde sin dudarlo a una situación concreta. Supongamos que la situación es real, como por ejemplo, nos persigue un asesino. El miedo hará que nuestro cuerpo reaccione al inminente peligro que estamos expuestos, acelerando significativamente los latidos de nuestro corazón y aumentando de la presión sanguínea. Esto ocurre porque el cuerpo se prepara para la huída y lo anterior contribuirá a correr más rápido. Del mismo modo nuestros músculos se tensionarán ofreciéndole al cuerpo mayor reacción para posteriormente correr más de prisa. El miedo estimula numerosas partes de nuestro organismo ya que nuestro cerebro libera neurotransmisores que nos preparan para enfrentar de alguna manera el acechante peligro. El miedo, el pánico o el terror, no son más que respuestas a determinadas situaciones a las que nos exponemos.

De igual modo, cuando leemos un cuento de terror o cuando vemos una película, se activan las mismas herramientas en nuestro cuerpo, generando sensaciones similares a las explicadas.

La diferencia entre el miedo real (Como el caso del asesino que nos persigue de verdad) y el imaginario o fantástico. (Sucesos paranormales o creencias instauradas como falsas por el escepticismo común), es que éste último se produce por pequeñas contradicciones a las que nos enfrentamos mientras somos parte de esa historia irreal. (Mientras vemos la película o leemos un libro) Una contradicción entre lo sabemos que no existe y lo que ocurre mientras nos sumergimos en la historia. Nadie espera encontrar a un monstruo dentro del ropero en la vida real, pero si en una historia dicho monstruo aparece, la contradicción irracional con lo habitualmente concebido, nos provocará esa sensación de incertidumbre y/o temor. No dará miedo, casi con total certeza.

Así las cosas, los apasionados al horror podemos asegurar que no hay mejor sensación que la que nos provocan los cuentos y las películas de terror.

El misterioso caso que 7000 personas no han conseguido resolver

misterio

En los últimos años se han puesto de moda las “escape rooms”, una forma de diversión interactiva en la que un equipo de jugadores debe buscar pistas y resolver enigmas para encontrar la salida de la habitación. La dificultad del juego varía de una sala a otra, pero siempre hay un grupo más espabilado que consigue llegar hasta el final.

No ha sido así con el enigma que ha propuesto una agencia francesa en París: hasta 7000 personas han explorado in situ y por Internet el escenario, y ninguna de ellas ha conseguido encajar todas las piezas para resolver un caso que, una vez conocida la solución, no parece tan complicado. ¿Por qué todo el mundo ha fracasado sistemáticamente?

El escenario es una recreación exacta del apartamento de una mujer llamada Laurence Cottet, tal y como estaba el 13 de mayo de 2009. Los detectives aficionados se encontraban con numerosos indicios de que algo extraño había sucedido: una gran mancha roja en la alfombra, espejos rotos, una botella de colonia medio vacía o una nota en la que ponía “esta noche no” son algunas de las pistas que había que encajar.

Las conclusiones a las que llegó la gente van desde que la mujer tenía un affaire hasta que era una espía e incluso que se estaba transformando en vampiro. Teorías de lo más variopintas, pero todas incorrectas. Finalmente será la propia Laurence quien, a través de un vídeo, revele la solución: era, sencillamente, alcohólica.

misterio

La gran mancha roja, que muchos identificaron con sangre, era en realidad una mancha de vino. La botella de colonia era una desesperada reserva por si se quedaba sin alcohol. En realidad, todo estaba lleno de indicios de que se trataba del apartamento de una persona alcohólica: los recibos devueltos, la comida estropeada en la nevera…

Detrás de la campaña está la organización Addict Aide, que con esta acción ha demostrado lo fácil que es pasar por alto las señales de alerta a pesar de tenerlas delante de nuestras narices. Y no es la primera vez que lo hacen: en 2016 sorprendieron al mundo con la cuenta de Instagram de Louise Delage, que llegó a conseguir 50.000 likes en dos meses sin que nadie cayera en la cuenta de que en todas y cada una de sus fotografías aparecía una bebida alcohólica.