Científicos descubren un pez que vive a más de 8.000 metros de profundidad

Bautizado como ‘pez caracol Mariana’, es una especie translúcida y sin escamas, y aunque «no parece muy robusto o fuerte para vivir en un ambiente tan extremo», se muestra «muy feliz allá abajo”


Tomografía computarizada de la parte frontal de la cabeza del ‘pez caracol Mariana’.
Adam Summers / University of Washington

Un grupo de científicos descubrió una nueva especie marina que vive a más de 8.000 metros de profundidad. Bautizada como ‘pez caracol Mariana’, habita en la fosa Mariana, cerca de Guam, en el Pacífico Sur.

Se trata de un pez translúcido y sin escamas, informó el equipo de expertos de la Universidad de Washington.

«Este es el pez fue recogido de lo más profundo del fondo marino, y estamos muy emocionados de tener un nombre oficial. No parecen muy robustos o fuertes para vivir en un ambiente tan extremo, pero tienen mucho éxito», declaró la autora principal del estudio, Mackenzie Gerringer, investigadora postdoctoral de los laboratorios Friday Harbor de la Universidad de Washington.

La captura del monstruo de las profundidades

Los investigadores colocaron trampas cebadas para los peces, y luego tuvieron que esperar cuatro horas para que se hundieran hasta 8.134 metros, la profundidad donde el ejemplar fue capturado.

Los expertos indicaron que en aguas profundas estas criaturas se agrupan y alimentan de pequeños crustáceos y camarones, utilizando la succión de sus bocas para engullir presas. Sin embargo, se sabe poco de cómo pueden vivir, ya que la presión a dichas profundidades es similar a la que ejercería un elefante al pararse sobre un dedo pulgar.

Durante viajes de investigación realizados en 2014 y 2017, los científicos recolectaron a lo largo de la fosa Mariana 37 especímenes de la nueva especie, en profundidades que fluctuaron entre 6.900 y 8.000 metros.

Gracias a los análisis de ADN y a la exploración tridimensional para estudiar sus estructuras esqueléticas y tisulares, se pudo determinar que se trata de una nueva especie.

«Todavía nos esperan muchas sorpresas. Es increíble ver lo que vive allí. Pensamos que es un ambiente duro porque es extremo para nosotros, pero hay un grupo de organismos que son muy felices allá abajo”, afirmó Gerringer.

Aparece una extraña criatura marina en Texas

misteriosa criatura marina

Apareció una extraña criatura marina en una playa de Texas tras el huracán Harvey y no es que pudiera pasar desapercibida. La criatura de color marrón, en forma de serpiente grotesca e hinchada -por encontrarse en estado de descomposición- medía casi un metro y no tenía rostro, pero sí unos feos colmillos.

misteriosa criatura marina

Preeti Desai, una joven aficionada la fotografía, la encontró cuando paseaba por la arena de una playa en Texas City, a unos 15 kilómetros de Galveston y de inmediato recurrió a Twitter para intentar descubrir a qué especie pertenece.

El Misterio de la Criatura Marina fue develado

Así le llegó la pregunta al biólogo Kennet Tighe, quien identificó a la criatura marina como una anguila con colmillos o “Tieso de dientes” (Aplatophis chauliodus).

Tigue también dijo que puede tratarse de un congrio o anguila jardinera, ya que “estas tres especies se dan fuera de Texas y tienen grandes dientes como colmillos”, según contó a BBC.

misteriosa criatura

La anguila con colmillos vive generalmente en el Atlántico occidental en madrigueras entre 30 y 90 metros de profundidad en una zona que se extiende desde el Golfo de México hasta la Guayana Francesa. Viven “solo con el hocico y los ojos expuestos, y se alimenta de otros peces y crustáceos”, según FishBase, una base de datos en Internet sobre especies de peces.

También pudiera tratarse de un Bathyuroconger vicinus o Xenomystax congroides.

“Todas estas tres especies se encuentran fuera de Texas y tienen grandes dientes, como colmillos”, dijo Tighe a Earth Touch News. “Lástima que no se puede ver claramente la punta de la cola. Eso diferenciaría entre el ophichthid y los congrids. ”

Desay dejó el animal en la playa “para que la naturaleza siguiera su curso”, aunque viendo el éxito que ha tenido, bromeó con que necesitaría “un agente” que lo represente.

Se cree que el huracán Harvey habría sacado a la criatura de las profundidades marinas y la arrastró hasta la arena de la playa.

Avistan supuestos humanoides en el sur de Chile

Extraños seres que medirían entre dos metros y medio y tres metros de altura han sido supuestamente vistos por lugareños en los últimos años.

humanoide-2 El programa de YouTube “Lo que habita en las sombras”, publicó hace pocos días en la red un extraño caso de tintes paranormales que habría involucrado, el pasado 19 de diciembre, a dos hermanos en el sur de nuestro país. Según informó, un joven estudiante de 24 años identificado como Miguel, quien estudia en una universidad de Concepción, regresó a su hogar ubicado en un sector rural de la región de la Araucanía para pasar las fiestas de fin de año junto a su familia.

Miguel, a poco de llegar, junto a su hermano Patricio, de 14 años, decidieron en una tarde especialmente calurosa pasear en bicicleta por los bosques aledaños. Cuando llevaban ya una hora de viaje, escondieron sus bicicletas en un arbusto para adentrarse en medio del bosque en busca de una de las tantas vertientes que hay en el lugar para refrescarse. Luego de localizar la fuente de agua y descansar durante un par de horas en el bucólico lugar, Miguel propuso regresar en vista de que comenzaba a oscurecer. Sin embargo, cuando volvieron sus pasos por el mismo sendero por el que habían llegado, los dos hermanos sintieron a sus espaldas un extraño sonido, como de dos piedras chocando. Cuando se volvieron quedaron pasmados con lo que vieron. Frente a ellos estaban dos supuestos seres humanoides que los miraban fijamente. Según la descripción que hicieron posteriormente, estos seres medían unos tres metros de altura, tenían unos brazos largos y una expresión terrorífica en sus rostros, donde destacaban el tamaño desproporcionado de sus bocas. Sus cuerpos, además de estar cubiertos de una especie de overol verde muy ceñido, desprendían una especie de aura de calor muy intensa, similar a la sensación que se tiene al estar cerca de un horno o de una fogata.

Miguel relató que la fuerte impresión lo hizo trastabillar, cayendo de espaldas al suelo, mientras su hermano menor comenzaba a sollozar paralizado del miedo. Haciendo un gran esfuerzo, y luego que Miguel tomara a su hermano del brazo, ambos salieron corriendo despavoridos, mientras sentían que los dos extraños seres venían tras ellos. Sin embargo, el episodio no concluyó allí. Luego que llegaran a su casa y le relataran lo sucedido a su madre, se sintió de nuevo el mismo ruido anterior. Cuando Miguel se asomó por la ventana, vio a las dos figuras que observaban atentamente la casa. Los seres, finalmente, se quedaron inspeccionando el lugar un buen rato antes de desaparecer entre el bosque.

HumanoidesEste insólito reporte hizo recordar de inmediato un episodio bastante similar que se registró el 27 de febrero del 2010 (el mismo día en que ocurrió el devastador terremoto que asoló al centro y sur de Chile), en la playa de Cobquecura, en la Octava Región del país. Según relató a la prensa una dueña de casa identificada como Carmen Carmona, “a eso de las 6:45 de la mañana estaba abriendo el portón de mi casa de veraneo cuando se me ocurrió mirar hacia el océano. En ese momento aparecieron tres seres que entraban al mar. Llamé a mi marido y a mi hermana y les pregunté si estaban viendo lo mismo que yo y dijeron que sí. Nos pareció extraño que a esa hora hubiera alguien en la playa, pues toda la ciudad había subido a los cerros porque las autoridades habían dado órdenes expresas de abandonar todas las viviendas en la costa por el peligro de un tsunami. Cuando los vimos con más atención nos percatamos que eran muy altos, medían unos dos metros y medio de altura, lucían delgados y eran de un color azul oscuro brillantes. Sentimos mucho miedo, pero por suerte en ese preciso instante llegó mi sobrino y nos llevó a una zona alta de la ciudad. Lo extraño es que un mes antes de este incidente, una noche vimos una luz potente entre los cerros que iluminó casi completamente nuestra cabaña”.