¿Qué es el 11:11 y qué significa?

Dicen que los números en la hora acomodados de esta manera están relacionados con la buena suerte. Aunque otras teorías hablan de su relación con hechos históricos. ¿Te habías parado a pensar qué significa cuando están estos dos número iguales en tu reloj? ¡Sigue leyendo!

El 11:11, qué es y qué significa

Es curioso como cada vez más en las distintas redes sociales se habla sobre el 11:11. No es invento nuestro, ya que las búsquedas sobre este tema aumentan año con año en buscadores como Google. Pero, ¿qué significan estos misteriosos números?

Para muchas personas este número significa “buena suerte” y representa el momento ideal para pedir un deseo. Es el momento de pedir algo que se anhela profundamente. Cuando la hora marca las 11:11 en el onceavo mes del año, es decir, en noviembre, se relaciona con una conexión totalmente espiritual. ¿Te imaginas la reacción de la gente en el 2011?

Es un hecho que las capicúas siempre han existido, e incluso casi siempre las encuentras en los meses y años en que vivimos. Pero no se sabe la razón por la que esta hora en específico se relaciona con eventos mágicos y de buena suerte. ¿Te imaginas tener la suerte de mirar el reloj en el mes 11 y que nos muestre las 11:11?

El simbolismo 11:11 ha ido en aumento desde que se dijo que era un día de buena suerte. Girarse, mirar el reloj del móvil o de la muñeca a esa hora es signo de pedir un deseo por más lejano que éste parezca. Lo más probable es que se te conceda. Pero recuerda, tiene que ser casual, no vale ver el reloj y esperar a que de esa hora .

La fama ha sido tan grande, que muchas empresas dedican el 11 del mes 11 a hacer grandes promociones de ventas y descuentos invitando a los clientes a comprar lo que más desean ese día de la “buena suerte”.

La historia más escuchada del 11:11

Esta numerología está muy relacionada con los acontecimientos de las Torres Gemelas. Además hay que ver que el vuelo era el número 11 de American Airlines. El que por casualidad coincide con la numeración del naipe del tarot llamado “la torre”. Así como también se recuerda que el 11 del mes 11 del año 1918 a las 11 de la mañana se firmó el esperado acuerdo que daría fin a la Primera Guerra Mundial.

De acuerdo con Doreen Virtue, experta en ángeles, declaró que los números en cuestión forman parte de una categoría angelical. Es decir el 1, 11, 111, 1111, y su significado es: “Mantener tus pensamientos positivamente es lograr que se manifiesten en forma de realización de deseos y nunca en miedos”.

Por otro lado, la astróloga Mia Astral menciona que este día es muy relevante dado que coincide con la rotación que realiza Mercurio en Escorpio de manera retrógrada en relación a la dirección en donde el Sol y Mercurio unen su energía. Y esta energía ayuda a entender la manera de utilizar las herramientas adquiridas y a fortalecer nuestra intuición.

Con razón o sin razón la próxima vez que te suceda ¡no dejes de pedir tu deseo!

 

La magia del tarot

tarot

El Tarot es un arte antiguo de adivinación basado en la cartomancia (adivinar mediante cartas) cuyos orígenes se remontan a épocas milenarias. Nadie sabe con exactitud una fecha probable de su aparición en el lejano continente, pero es tan antiguo como la mística que envuelve sus secretos.

Recomendamos ingresar a https://tarotserioyhonesto.com/

El taror funciona de la siguiente manera, el consultante selecciona las cartas de una baraja, las cuales son interpretadas posteriormente por un lector, es decir el tarotista o vidente, según el orden en que han sido seleccionadas.

Una baraja de cartas de tarot está compuesta por setenta y ocho (78) cartas, las cuales a su vez se dividen en arcanos mayores y arcanos menores.

Ya sea que lo consultes o te simplemente sientas curiosidad por las tiradas de Tarot, siempre existe una pregunta frecuente entre quienes se sienten atraídos por la magia de éstos arcanos.

¿Cómo Funciona el Tarot?

Las cartas de Tarot tienen un misterio envolvente que nos despierta curiosidad e incluso asombro. Los escépticos nos dirán que el tarot es un engaño ideado para obtener ganancias económicas. Pero hay numerosas personas que manifiestan haber obtenido lecturas precisas y resultados muy positivos tras una lectura de tarot y que la creencia escéptica de quienes no creen se debe a que nunca han podido tener una lectura de tarot sin engaños.

Así las cosas, parece que lo que hay que conseguir, para creer es un buen vidente y no un timador que nos engañe con el único propósito de enriquecer sus bolsillos.

El primer consejo para no terminar siendo engañados, es evitar los tarotistas virtuales. Aunque te sorprendas, algunos lectores de tarot siquiera son humanos sino programas de computadora con respuestas automáticas basadas en las consultas. Hoy con el auge de la inteligencia artificial es más fácil crear éste tipo de software especializado en dar respuestas de acuerd a las consultas que se les vaya realizando. Naturalmente no podemos esperar respuestas verdaderas con éste tipo de tecnología ya que no existe magia alguna detrás de un software programado. En éste caso la magia es la propia tecnología.

El segundo consejo es evitar los gabinetes telefónicos especializados en éstas mancias. En general, un lugar con muchos videntes no sería una buena señal de legitimidad puesto que los videntes verdaderos según dicen los que saben de éste tema, nacen con éste don de predecir y adivinar. Por lo tanto encontrar un lugare plagado de gente que posea cualidades psíquicas no sería muy fiable desde el punto de vista racional. Además es posible que detrás del teléfono haya un programa dando respuestas.

Por último un consejo que se puede aplicar tanto al tarot como a cualquier otra cosa en la vida. Antes de realizar una consulta de tarot, debes conocer lo que el tarot es capaz de hacer y lo que no. De esa manera podremos desenmascarar a cualquier timador que nos quiera vender “gato por liebre”. Un ejemplo de esto es lo siguiente: Una pregunta frecuente a los lectores de tarot es pedirle detalles sobre el amor verdadero. Un verdadero vidente puede aportar datos físicos, como el color de cabello o de pelo, la profesión u oficio de la persona hasta incluso del lugar en donde se conocieron o conocerán con esa persona. Pero jamás podrá adivinar el nombre, fechas exactas de ocurrencias u otros datos que requieran precisión. Si te topas con alguien que tiene estas respuestas huye de ese lugar porque seguramente te estafarán.

¿La videncia un arte o una estafa?

clarividencia

Muchas veces la gente nos escribe consultando si conocemos alguna vidente buena o si la videncia es una técnica fiable para ayudar a las personas o si es simplemente una estafa sustentada en la necesidad de quienes están atravesando momentos difíciles en la vida. Puesto que estas personas son más susceptibles a ser engañadas precisamente por los pesares por los que están atravesando y encuentran alivio en las respuestas o consejos de chamanes o profetas a los que acuden.

a respuesta es tan sencilla como compleja ya que la videncia no es en lo que nos tenemos que centrar para dilucidar éste interrogante sino en el vidente, que no es otro que el causante de que exista ésta duda instaurada en muchos por haber tenido malas experiencias o vivencias poco satisfactorias con algún brujo o chamán de turno.

La videncia existe desde tiempos milenarios y como todas aquellas cosas que poseen una historia es casi imposible ponerla en tela de juicio como herramienta de ayuda o como creencia instaurada en una sociedad o un lugar histórico. La videncia simplemente es y existe y puede ser aceptada o rechazada, creída o descreída por la ciencia, pero aquel que desee encontrar respuestas más allá de la razón o de cualquier otra creencia religiosa o espiritual, podrá encontrar en ella una alternativa diferente y legítima.

Lo que más suele cuestionarse, no es la videncia en sí, como creencia o herramienta de ayuda alternativa sino los videntes que embaucan a la gente, haciéndoles creer que pueden ayudarlos con sus problemas y en definitiva lo único que consiguen es empeorar las cosas o en el mejor de los casos hacernos perder el tiempo por ingenuidad o porque realmente estamos necesitando apoyo espiritual o una guía para atravesar momentos difíciles o circunstancias eventuales de la vida.

Por ese motivo, hay que prestar especial atención a la legitimidad de las personas que están detrás de la videncia, ya que en ellos radica el éxito o no del resultado esperado.

Reza la creencia entre los conocedores del tema que nos compete, que los verdaderos videntes nacen con éste don de adivinar. Un vidente tiene la capacidad de develar los acontecimientos que han transcurrido en el pasado como así también las causas que lo provocaron y los posibles futuros que dependerán de nuestras acciones posteriores. Un verdadero vidente tiene la capacidad de conocer éstas características desde muy pequeños. A éstos se les llama videntes de nacimiento y son quienes realmente poseen ésta capacidad de adivinar y ayudar a los demás. Algunos de ellos son capaces de tener visiones incluso desde muy temprana edad.

Tal es el caso de malas experiencias con adivinos que no cumplen con éste esencial requisito que abundan las quejas de lectores y personas decepcionadas con la videncia.

Por eso es importante dar con el vidente indicado, para evitar ser embaucado por los muchos charlatanes que existen tanto en internet como en cabinas especializadas en distintas mancias como el tarot y otras tiradas de cartas. Por eso te invitamos a visitar el sitio que aquí recomendamos para que sigas leyendo del tema y saques tus propias conclusiones.